QUIERE TRAER AL NIÑO

"No voy de paseo, voy a buscar a mi hijo": la odisea de un padre cubano y el cierre de fronteras

Martínez contó que no tiene otra opción que viajar a la isla ya que los menores de edad no tienen permitido volar solos y la aerolínea no está brindando servicio de azafata.

Dirección Nacional de Migración. Foto: Francisco Flores
Dirección Nacional de Migración. Foto: Francisco Flores - Archivo El País

Ramón Martínez contó este viernes a El País que espera con ansias volar a Cuba, su tierra de origen, el 31 de diciembre y retornar a Uruguay el 7 de enero con su hijo de ocho años que vive en la isla, al cual no ha podido ver hasta ahora por las restricciones que ha impuesto la pandemia del COVID-19.

Los anuncios del presidente Luis Lacalle Pou de que se blindará el país desde el 21 de diciembre al 10 de enero de 2021, y una información que le transmitieron a Martínez en las últimas horas, no hacen más que aumentar la desesperación de un padre intentando reencontrarse con su hijo.

Martínez solicitó a mediados de noviembre ante Cancillería el ingreso excepcional de su hijo a Uruguay bajo la solicitud de "reunificación familiar", una de las condiciones necesarias, previstas en el literal h del decreto 104/020, de fines de marzo.

Cancillería tramitó "todo el proceso" a él y su esposa, contó. Le "aprobaron" la visa consular, que es uno de los requisitos que se solicita a los ciudadanos de nacionalidad cubana para poder ingresar al país. Además, "estamparon" dicha visa en el Consulado de Uruguay en La Habana.

De esta manera, solo queda pendiente la aprobación del ingreso del pequeño a Uruguay en base al literal h, una definición de la Dirección Nacional de Migración (dependiente del Ministerio del Interior).

Para este último paso, Martínez contó que el lunes, cuando le estamparon la visa, solicitó el ingreso "excepcional" del niño a Uruguay, que entre otras cosas exige una "fecha de vuelo de entrada al Uruguay, es decir que ya tenemos que tener un pasaje comprado". El miércoles el presidente Luis Lacalle Pou anunció nuevas medidas para evitar contagios de COVID-19.

El mandatario indicó hace dos días en conferencia de prensa: "Con pesar, tomamos la decisión de suspender el ingreso al país entre los días 21 de diciembre y 10 de enero. Hay un par de excepciones claramente establecidas. Una es el transporte de cargas, y el otro es aquellos uruguayos que tengan un pasaje adquirido al día de la fecha (16 de diciembre). Esta segunda excepción se basa en que ya sabemos cuántos son aproximadamente y es un número no muy grande".

El proyecto de ley que este viernes se analiza en el Parlamento, señala que se "exceptúa" de la "prohibición de ingreso al país" en dicha fecha de diciembre y comienzos de enero a "los pasajeros que acrediten haber adquirido su pasaje para el ingreso al país hasta el 16 de diciembre de 2020 inclusive, siempre que a esa fecha contaran con las autorizaciones necesarias en su caso".

Este jueves, Martínez llamó a Migración, y señaló a El País que una funcionaria le dijo que como se trataba del ingreso de un extranjero, "a pesar de ser un proceso de reunificación familiar, con visa ya aprobada incluso", que el presidente "había dicho que era solo para los uruguayos la entrada al país, que en este caso no se acogían a los extranjeros", como es el caso de su hijo.

El ciudadano cubano le indicó a la funcionaria que había comprado el pasaje a comienzos de noviembre, antes del plazo anunciado por el presidente. "Ella me dijo que no, que era solo para los uruguayos. Ella no entendía que tuviera boleto aéreo, que tenía que posponerlo", agregó. Martínez le respondió a la funcionaria que posponer el vuelo implica un costo, además de que no tiene certeza para cuándo sería esa nueva fecha, señalando que el gobierno podía aplazar estas medidas por más tiempo.

Martínez insiste en que además del trámite de ingreso excepcional en curso, él compró los billetes de avión el 4 de noviembre. La fecha que eligió para volar a su país de origen es el 31 de diciembre porque recién allí puede salir de licencia para ir a buscar a su hijo. "No voy de paseo, solamente voy a buscar a mi hijo", remarcó.

Martínez cuenta inquieto que no tiene otra opción que viajar a la isla ya que los menores de edad no tienen permitido volar solos y la aerolínea no está brindando servicio de azafata.

No obstante, el ciudadano cubano siguió insistiendo y volvió a comunicarse con Migración. Este viernes, otro funcionario le dio una "versión distinta y diferente" a la de ayer, afirmó. Le indicó que el proceso "no ha finalizado", que se traduce en que su hijo "no podía volar a Uruguay porque eso estaba en proceso de aprobación". Además, le dijo que el proceso de ingreso excepcional de su hijo está en "estudio" porque se está "esperando cómo va a quedar" la reglamentación del artículo 38 que ahora discute el Poder Legislativo. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error