SALTO Y ARTIGAS

Muerte de embarazadas podría deberse a variante P1 de COVID-19, dijo jerarca del MSP

La directora general de Coordinación de la cartera, Karina Rando, dijo que si bien no habrá un cambio en el protocolo de atención por estos casos, sí se tomarán medidas para la población más joven.

Karina Rando. Foto: Marcelo Bonjour.
Karina Rando. Foto: Marcelo Bonjour. Archivo El País.

La muerte por COVID-19 de las mujeres embarazadas de 32 y 27 años en el norte del país ha generado un llamado de atención entre las autoridades sanitarias, que están buscando una explicación clínica. Aunque aseguraron que, pese a estos casos, no habrá un cambio en el protocolo de atención, sí señalan desde el Ministerio de Salud Pública que el virus está afectando a la población cada vez más joven, la que antes fallecía por comorbilidades.

En rueda de prensa en Salto, la directora general de Coordinación del Ministerio de Salud, Karina Rando, dijo que los fallecimientos pueden estar relacionados a la rudeza de la variante P1 del coronavirus.

Pese a que algunos científicos le quitan trascendencia a su letalidad, la jerarca entiende que hay conclusiones que también provienen de la ciencia, que son fundadas y que aducen lo contrario.

"No es que sea yo quien lo atribuya, sino que hay evidencia ocurrida en los últimos días. Al principio se pensaba que no, y hay científicos que dicen que no es así, pero también tenemos evidencias de otros científicos de que sí se puede dar casos graves por la cepa nueva", explicó.

Rando aseguró que las muertes de las mujeres “preocupan y ocupan” a las autoridades. “En ese sentido, se va a empezar a vacunar a las poblaciones más jóvenes con la vacuna Sinovac, porque antes fallecían personas más añosas y con comorbilidad, pero si bien hay que estudiarlo bien, es probable que las variantes nuevas sean más afines a poblaciones menores y a menores de edad”, dijo Rando.

La jerarca enfatizó: “Hay que tener mucho cuidado, porque esto no es solamente una enfermedad de las personas adultas mayores".

Por otra parte, señaló que desde el Ministerio de Salud Pública "no han definido aún" que se vaya a instrumentar una tercera dosis de Pfizer como se habló en su momento.

Consultada sobre la baja en la cantidad de test que se están haciendo, Rando señaló que han disminuido porque se hacen en función de la demanda que exista y si se entiende que hay casos que no lo ameritan, no se realizan.

También descartó que hagan test aleatorios como instrumentó ASSE durante el verano en Punta del Este, porque "no hay motivos” para ello. “Por el contrario, debemos guardar ese tipo de herramientas para cuando emerja algún brote específico”, acotó.

Brote de coronavirus en ALUR

La jerarca ministerial señaló que se detectó un brote de coronavirus en la planta de ALUR, en Bella Unión, y que allí se reforzarán los controles, "sobre todo porque hay mucha gente que viene a trabajar del sur de Brasil”.

“Se hizo un acuerdo, que se va a redactar entre los productores, los cañeros, los cortadores y Alur, para que exista un control bien estricto de los síntomas, para facilitar la capacidad de testeo, y de diagnóstico, y se va a hacer un screening aleatorio a la entrada de la planta", explicó Rando.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error