OPORTUNIDAD LABORAL

Jornales Solidarios: cuántos renunciaron, por qué motivos, qué tareas realizaron y qué se espera a futuro

Los cupos sorteados en cada departamento se dividieron por quincenas. La mitad de los elegidos comenzó el 1° de junio, mientras que la otra lo hizo el 16.

Trabajos en el marco de Jornales Solidarios. Foto: Intendencia de Maldonado
Trabajos en el marco de Jornales Solidarios. Foto: Intendencia de Maldonado

El martes 15 de junio se cumplió la primera quincena para la mayoría de los departamentos en el marco del programa Oportunidad Laboral, más conocido como de "Jornales Solidarios", por el que 15.000 personas fueron elegidas para realizar tareas asignadas por las intendencias. 

Los cupos sorteados en cada departamento se dividieron por quincenas. La mitad de los elegidos comenzó el 1° de junio, mientras que la otra lo hizo el 16. Soriano fue la excepción, ya que por el alto número de casos de coronavirus en el departamento se decidió aplazar la fecha de inicio al 14.

¿Cuántos decidieron dejar el programa, cuáles fueron los motivos, qué tareas debieron realizar y cuál era el promedio de edad? Las autoridades de cada comuna respondieron.

Renuncias y motivos

El departamento con más deserciones fue Florida con 80. Esto significa el 10% de lo cupos sorteados en el programa, indicó el intendente Guillermo López Méndez, y explicó que las bajas se debieron a que el programa no colmó las expectativas de esas personas.

Además, dijo que otras renuncias se dieron por "temas de agenda" que impidieron a los sorteados cumplir con el horario establecido. 

En total, en ese departamento se registraron 5.000 personas y de ellas 810 salieron sorteadas. El 34% de ese total tenía Primaria completa, el 21% Ciclo Básico completo, 7% Bachillerato completo, el 5% no tenía ningún estudio y el 3% se encuentra cursando Educación Terciaria.

Montevideo es el siguiente departamento con más renuncias: 77 en total.
"De los primeros 2.000 citados se presentó el 85,7 % (esto es 1.714 personas). Se está verificando la citación de las personas y coordinando una nueva; de las personas que se presentaron solamente renunciaron 77" , informaron a El País en la comuna.

"Las personas que renunciaron lo hicieron por motivos diversos, entre ellos plantearon problemas de horarios", indicaron. 

Por otra parte, Colonia es el tercer departamento que registró más renuncias durante el primer mes del programa Oportunidad Laboral, ya que entre la primera y antes de iniciar la segunda semana, se constataron 55 deserciones. 

El intendente Carlos Moreira indicó que en todos los casos se contactó a los respectivos suplentes para que pudieran ingresar en su lugar. "Los que están trabajando demuestran gran voluntad, mucho entusiasmo", dijo el jefe comunal y agregó: "Nosotros estamos conformes con su desempeño". 

En el resto de los departamentos hubo menos de 30 renuncias en cada caso: Paysandú registró 27 bajas, Rivera 25, Lavalleja 21, Durazno 19, Tacuarembó 18, Treinta y Tres 12, Artigas y Soriano 5 cada uno, Río Negro 3 y Salto una sola renuncia, según lo que informaron las correspondientes autoridades a El País. En Flores la cifra no está clara, pero estiman que son 24 las renuncias, y lo mismo ocurre en Rocha (menos de 20) y en San José y Cerro Largo (unas 10).

En la mayoría de los casos las deserciones se dieron porque los sorteados consiguieron otro trabajo, porque no les gustaban las tareas o no eran las esperadas y porque se dieron casos de enfermedad o cuarentena.

Canelones y Maldonado son los únicos departamentos que no registraron renuncias.

Más jóvenes y más mujeres

La presencia de jóvenes y de mujeres fue mayoría dentro de las personas sorteadas en cada departamento. Esto responde a la generalidad, ya que el secretario de Presidencia, Álvaro Delgado, había anunciado que del total de inscriptos para los jornales, un 60% eran mujeres. 

Esta cifra se repitió en Salto, Canelones, Cerro Largo, Durazno, Lavalleja, Río Negro, Colonia y Soriano

Además, en la Intendencia de Paysandú se establecieron cupos especiales para mujeres víctimas de violencia de género, además de los indicados por la normativa, que incluye mujeres y hombres trans, afrodescendientes y en situación de discapacidad. La Intendencia de Montevideo estableció cupos superiores al mínimo.

"El programa ha resultado altamente positivo", indicó por su parte el jefe comunal de Paysandú, Nicolás Olivera. El intendente indicó que mantuvo una reunión con los alcaldes, quienes indicaron que los vecinos de la zona "ven el esmero" de los trabajadores. 

Olivera agregó que también se adjudicaron cupos para personas mayores de 50 años. En total ingresaron 109 personas con edades superiores a la establecida. 

Si bien el espectro para poder inscribirse era entre los 18 y los 65 años, en la gran mayoría de los departamentos fueron personas jóvenes las que salieron sorteadas. En muchos casos, incluso se trataba de la primera oportunidad laboral.

"Hubo mucha gente joven con ganas", indicó Richard Sander, intendente de Rivera. "Hay gente que hace muchos años no tenía trabajo y otra gente que en el último tiempo estaba desocupada", agregó por su parte Mario García González, intendente de Lavalleja.

Actividades

Las actividades establecidas para los Jornales Solidarios fueron variadas y en muchos casos dependían de las necesidades del departamento. Sin embargo la limpieza, los trabajos de jardinería, pintura, mantenimiento de calles y veredas fueron los que más se repitieron.

"Tareas que parecía que podían demorar tres o cuatro días las hacían en uno por las ganas que le pusieron", explicó a El País Andrés Lima, intendente de Salto. En este departamento se realizó limpieza de arroyos, levantamiento de podas, barrido otoñal y limpieza de piscinas, por ejemplo.

En Treinta y Tres, Florida y Lavalleja se realizó una evaluación previa al inicio de los jornales, para analizar las capacidades de los sorteados. De esta manera se logró asignarles tareas en las que tuvieran mayor dominio. "Había gente que ya tenía experiencia (...) y ahí se trató de direccionar a los diferentes perfiles. La primera evaluación con los directores fue muy positiva", dijo el intendente de Lavalleja.

"Es un trabajo temporal, pero muchos lo hacían por primera vez, Queremos que sea una buena experiencia", dijo Horacio Bordon, secretario general de la Intendencia de Treinta y Tres.

En todos los casos se les otorgaron los materiales de trabajo, incluyendo el calzado apropiado para las tareas en caso de necesitarlo. En Rocha y Maldonado, además, se les dieron alimentos a media mañana o la tarde.

Pensando a futuro

Muchos intendentes consideraron que era importante pensar a futuro y por tanto se busca establecer o se implementaron talleres, capacitaciones o cursos de formación que sirvan a futuro.

"Nos resulta importante abordar la capacitación de estas personas para el desarrollo de las tareas específicas pero también como una herramienta para salir a pelear en el mercado laboral a futuro", indicó Pedro Irigoín, director general del equipo de trabajo de la Intendencia de Canelones. En este departamento, dentro de las ocho horas reglamentarias, seis se destinaron a los trabajos y dos a la capacitación.

En Colonia, por otra parte, se implementaron servicios de psicólogos y personas capacitadas que tienen entrevistas con los participantes del proyecto para "tratar de ayudarlos en su formación futura", dijo el intendente Moreira.

En Rocha se ofrecen cursos para darles una profesión a quienes terminaron la primera quincena. "Creemos que es muy importante generar una profesión a futuro", explicó el jefe comunal Alejo Umpiérrez. Estos cursos son de carpintería, herrería, electricidad, informática, entre otros.

En Paysandú se buscará hacer un seguimiento especial a las mujeres víctimas de violencia de género que participan del proyecto y 

Valoración positiva, pero con algunas críticas

"Los que están trabajando demuestran gran voluntad, mucho entusiasmo, están a la orden de los intereses comunitarios. Puedo decir que nosotros estamos conformes con su desempeño", indicó el intendente de Colonia. 

En la misma línea se pronunció Fernando Echevarría, jefe comunal de Flores: "Cayó muy bien la propuesta. Hubo una muy buena aceptación por parte de los trabajadores. Están felices con la oportunidad que tienen y eso te hace ver la necesidad de la gente". 

Las valoraciones de estos intendentes se repitieron en los 19 departamentos. "Creemos que es un muy buen plan porque dignifica a la persona. No es que el gobierno les esté regalando nada, sino que al contrario, se están ganando el sueldo dignamente", dijo Joge Píriz, director de gestión ambiental de la Intendencia de Maldonado.

Además, los jefes comunales aseguraron que los vecinos también están conformes con los trabajos realizados. "Los vecinos ven el esmero, acá en la ciudad todo marcha muy bien", dijo Olivera. 

María Ramos, coordinadora general de la Intendencia de Durazno consideró que en general "la experiencia ha sido positiva". Sin embargo, fue crítica al indicar que "no se llegó a las personas más vulnerables". 

"El que labura es el que realmente quiere venir y salir adelante y no le importa sean diez, cinco o tres mil pesos", agregó. 

Wilson Ezquerra, intendente de Tacuarembó, consideró que "se llegó a gente que realmente lo estaba necesitando". De todas maneras aseguró que la primera experiencia sirve para las futuras, ya que en algunos casos "la gente pensó que esto era ir a tomar mate" y no a cumplir. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados