MANIFESTACIONES

De "Cuba es un caos" a "es cruel lo que hacen" al país: dos relatos de cubanos en Uruguay

La isla vive una inédita ola de protestas que comenzó este domingo y dos cubanos que abandonaron su país, y se instalaron en Montevideo, cuentan cómo se vive a la distancia.

Manifestaciones de cubanos. Foto: EFE
Manifestaciones de cubanos. Foto: EFE

Roberto es cubano y vive hace dos años en Montevideo. Es abogado y hoy se gana la vida manejando un taxi. Su madre, su padre, sus tíos y también sus primos siguen en Cuba. Este domingo, cuando en la isla comenzaba una manifestación sin precedentes desde 1994, intentó comunicarse con su familia, pero internet estaba caído. Logró, brevemente, hablar con su madre, quien le dijo que estaba bien. Él le pidió que se quedara en la casa para cuidar su salud.

Mientras cientos de manifestantes salían a la calle, el servicio de internet en los celulares fue cortado y las llamadas comenzaron a mostrar inestabilidad, un "apagón" digital de varias horas que dificultó conocer en tiempo real qué estaba sucediendo en la isla, explicó la agencia EFE.

“Tumban la corriente para que no haya conexión, quitan el internet para que no graben y expongan. No van a salir en vivo, pero las grabaciones van a ser subidas. En estos momentos no hay conexión, pero se están buscando nuevas alternativas para que se puedan transmitir los hechos en vivo”, aseguró Roberto a El País.

Para este licenciado en derecho, lo que motivó a que grupos de cubanos hayan tomado las calles este domingo para protestar contra el gobierno al grito de "¡libertad! “es sencillo": "es la muy mala administración que hay en el país, un modelo que no funciona”, explicó.

“El pueblo no puede satisfacer sus necesidades elementales. Es un caos. Una crisis económica de la que no hay forma de salir por la forma de gobernar en Cuba”, agregó.

En el transcurso de las protestas, cientos de personas fueron detenidas y hubo varios enfrentamientos después de que el presidente Miguel Díaz-Canel incitara a sus partidarios a salir a enfrentar a los manifestantes. No obstante, para Roberto “está provocando una masacre” y dijo que el actual presidente “tiene a los militares vestidos de civiles reprimiendo al pueblo, militares haciéndose pasar por pueblo”.

Las protestas de este domingo en la isla son las más fuertes que han ocurrido en Cuba desde el llamado "maleconazo" de agosto de 1994 y se producen con el país sumido en una grave crisis económica y sanitaria, con la pandemia fuera de control y una fuerte escasez de alimentos, medicinas y otros productos básicos, además de largos cortes de electricidad.

Esta protesta, explicó Roberto, se hizo de manera espontánea. “Esta manifestación que se realizó no había sido convocada por nadie, salió del propio pueblo”. Y acotó que “no está financiada por ningún país, se originó del pueblo porque no hay alternativa. No es un pueblo financiado el que salió a las calles; los opositores cubanos no tienen esa capacidad de convocatoria”.

Con esta afirmación no está de acuerdo Rosa (nombre ficticio), quien lleva varios años radicada en Uruguay y que, al igual que Roberto, tiene a su familia en Cuba y se mantiene en constante contacto con ellos. Estos días no fueron la excepción. “Mi familia está tranquila, está bien”, contó a El País.

“En este momento estoy escuchando al presidente de Cuba hablar y creo que está siendo demasiado claro, clarísimo todo”, dijo y afirmó: “Dice que todo ha sido orquestado por Estados Unidos y compañía”.

Rosa entiende que los manifestantes “están canalizando los problemas que tiene Cuba, que son fruto de un bloqueo cruel e inhumano”. Ahora, explicó, “surgen estas manifestaciones promovidas por ellos, en medio de la escasez. Es cruel lo que hacen con Cuba”.

Manifestaciones por el mundo 

Las manifestaciones no solo tuvieron lugar en Cuba. En diferentes países del mundo, ciudadanos cubanos se presentaron en embajadas y consulados para apoyar las protestas .

“Hoy estoy defendiendo al pueblo cubano”, dijo Roberto y contó que tanto en Uruguay como en otros lugares, ciudadanos de la isla se unieron para dar “una señal de apoyo de todos los emigrantes y refugiados que están en todo el mundo. Todos fueron a apoyar lo que hizo el pueblo cubano”.

A su vez, explicó que si bien sabían que en la Embajada de Cuba no había personal en el momento en el que se manifestaron este domingo, igual lo hicieron como parte de un gesto “netamente simbólico". "Era importante que el mundo viera que estamos con ellos. Fue una manifestación pacífica, donde hubo música y se cantaron canciones”, acotó.

COVID-19 en Cuba

La pandemia del coronavirus, de acuerdo a AFP, agudizó la crisis económica, agravando la escasez de alimentos y medicinas, y generando un fuerte malestar social. Además, las dificultades económicas también han llevado a las autoridades a aplicar cortes de electricidad de hasta seis horas al día en amplias zonas del país.

Es por este motivo que Rosa entiende que no es momento de salir a protestar. “Están todos los esfuerzos dirigidos a sacar a Cuba de la pandemia, están apostando por la manifestación, no se puede ser oportunista. Por lejos es contraproducente”, aseguró.

“Acá no hay nada espontáneo. Las redes manipulan y logran estas cosas”, consideró. Con respecto al corte de internet, Rosa aseguró que ella se ha mantenido en contacto con su familia y que, de hecho, hasta último momento escuchó la radio de su país sin problemas.

Este domingo, Cuba registró un nuevo récord diario de contagios y muertes por el coronavirus, con 6.923 casos reportados para un total de 238.491 y 47 muertes en 24 horas, sumando un total de 1.537 fallecimientos.

Por su parte, Roberto explicó que al “pueblo lo obligan a usar mascarillas”, pero no tienen dinero para poder comprarlas, por lo que usan retazos de tela.

En los territorios de riesgo, de acuerdo a agencias de noticias, se realiza un estudio de intervención sanitaria con las dos vacunas contra el coronavirus más avanzadas de los cinco que desarrolla Cuba: Soberana 02 y Abdala.

Esta última fórmula, que mostró una eficacia del 92,2 % en los ensayos clínicos, recibió esta semana la autorización de uso de emergencia y es la primera vacuna latinoamericana contra el COVID-19

Soberana 02, por su parte, espera la autorización de uso de emergencia de la entidad reguladora cubana de medicamentos tras mostrar una eficacia de 91,2 % con dos dosis y una extra de Soberana Plus, otro de los compuestos que investigan científicos de la isla.

Respecto a estos tratamientos, Roberto explicó que el país históricamente ha trabajado mucho en la producción de vacunas, pero sin embargo “no hay recursos para trabajar. No hay jeringas. Están carentes de todos. La poca vacuna que se pueda fabricar la están vendiendo al extranjero; la mejor vacuna la están vendiendo”, culminó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados