ACUERDO

Crean plan de salud sexual y reproductiva en cárceles para 680 mujeres presas

El Ministerio del Interior y la organización Nada crece a la sombra firmaron un acuerdo para crear un plan que buscará atender la salud de las mujeres privadas de libertad.

Cárceles: la situación es compleja y más para las mujeres. Foto: F. Ponzetto
La inversión será de $ 734.200, lo que equivale a $ 1.080 por cada mujer privada de libertad. Foto: Fernando Ponzetto - Archivo El País 

El Ministerio del Interior firmó un acuerdo con la organización Nada crece a la sombra para llevar adelante el Plan Nacional de Salud Sexual y Reproductiva en Cárceles. El programa tiene como fin atender la salud de las mujeres privadas de libertad.

Cuando termine el programa "680 mujeres privadas de libertad tendrán el PAP al día, colposcopía si corresponde, mamografía en el caso de las mujeres de más de 50 años, asesoramiento en anticoncepción, indicación de cribado según la edad y abordaje integral de embarazo no deseado", según un comunicado de Nada crece a la sombra. 

La organización informó que el 80% de las mujeres no tenía el PAP al día entre noviembre y febrero de 2019, de acuerdo a un diagnóstico que realizó. Además, el 92% de las mujeres mayores de 50 años en Montevideo no contaban con la mamografía al día. En el caso del interior, dos de cada tres tampoco la tenía. 

Por otra parte, la organización comunicó que "la salud mental es uno de los principales problemas" entre las presas. El 80% de esa población tenía uso problemático de drogas. Además, una de cada tres pensó en suicidarse y una de cada cuatro lo intentó.

También informó que ocho de cada diez mujeres "perciben barreras en el acceso a los servicios de la salud. En ese sentido, la falta de acceso a estos servicios en la cárcel se configura como un riesgo para la salud en general, y como factor de riesgo para el cáncer de cuello de útero y el cáncer de mama en particular". 

En el marco del programa se realizarán cuatro contrataciones para atender la salud de las mujeres en las cárceles. La inversión será de $ 734.200, lo que equivale a $ 1.080 por cada mujer privada de libertad. 

Dos son contrataciones médicas con un salario nominal de $ 38.582 por siete meses. Las dos restantes son técnicas con un salario nominal de $ 32.342 por tres meses. Los "roles se mantendrán activos durante los siete meses que dura la propuesta". 

Además, el plan contará con el apoyo del Ministerio de Salud Pública (MSP), la Administracion de los Servicios de Salud del Estado (ASEE), el Sindicato Médico del Uruguay (SMU) y la Clínica Ginecológica A de la Facultad de Medicina de la Universidad de la República.  

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error