LA HISTORIA NATURAL CAMBIA DE BARRIO

Avanzan las obras en la excárcel que será museo

El 18 de julio se inaugurará la primera etapa de las reformas de Miguelete.

Por etapas: nivel 0 del radio de la excárcel hacia donde se mudará el Museo de Historia Natural; el proyecto comprende otros dos pisos. Foto: Francisco Flores
Por etapas: nivel 0 del radio de la excárcel hacia donde se mudará el Museo de Historia Natural. Foto: Francisco Flores

Se presentó ayer al mediodía un avance de las obras que están realizándose en la excárcel de Miguelete para albergar al Museo de Historia Natural.

En este 2018 se da justamente la coincidencia de dos aniversarios "redondos". La apertura al público del museo, que fue el primero del país, hace 180 años, y la inauguración del establecimiento penitenciario, el primero concebido con celdas individuales, hace 130 años.

En plena reforma, lo que está más adelantado es el área del pabellón de acceso, en mitad de la cuadra y con acceso por la calle Miguelete, en donde funcionó el Centro de Diseño Industrial, que dejó de estar en la órbita del Ministerio de Educación y Cultura y pasó a la Facultad de Arquitectura de la Universidad de la República.

Allí, del lado este, hacia la calle República, quedará instalada una muestra del museo de Historia Natural a presentarse al público el próximo 18 de julio. La exposición estará dedicada a la evolución de la vida en la región, a pocos pasos del patio del recinto carcelario que a fines del siglo XIX y comienzos del XX sirvió de escenario para varios fusilamientos apreciados desde una balconada por autoridades nacionales, público y representantes de la prensa.

Reconversión: las celdas darán cobijo a colecciones científicas. Foto: Francisco Flores
Reconversión: las celdas darán cobijo a colecciones científicas. Foto: Francisco Flores

Para esa ocasión, cuando se estén cumpliendo los 180 años de la primera exhibición del museo en su primera sede, se prepara una representación de las distintas áreas, desde la de fósiles (en donde no faltará el roedor más grande del mundo, que alcanzara un tamaño próximo al de un fusca y un peso de una tonelada) hasta ejemplares de las colecciones de mamíferos, peces o flora, que suman unos 400.000 (sumando botánica, paleontología y zoología).

Pabellón oeste.

Además de las obras del hall, que será compartido con el Espacio de Arte Contemporáneo y están en una etapa de terminaciones de albañilería y carpintería, por ejemplo, están en marcha los trabajos en el nivel subterráneo de uno de los radios de la excárcel, que da también a la calle República.

En una primera instancia, el gobierno nacional liberó 20 millones de pesos para el inicio de la reconversión arquitectónica, mientras que el proyecto a concretarse por etapas demandará unos 60 millones.

La primera etapa es la que quedará lista el próximo 18 de julio; la segunda, que dejará habilitados espacios para los gabinetes, laboratorios y colecciones, está prevista para el segundo semestre de 2019, fecha en que comenzará por pasos la mudanza del museo. La reforma completa a cargo de técnicos y obreros del Ministerio de Transporte y Obras Públicas podrá verse en el año 2020.

Los gabinetes estarán listos en segundo semestre de 2019. Foto: Francisco Flores
Los gabinetes estarán listos en segundo semestre de 2019. Foto: Francisco Flores

A salvo.

Hasta ahora, y luego de traslados de una sede a otra, el museo no ha sufrido una pérdida de piezas a destacar por los expertos.

"Salvo la colección de geología, que no es propia del museo sino que vino de Antropología en un proceso de mudanza anterior, y que no se pudo tocar, el resto está todo chequeado, se sabe qué es lo que hay y en qué condiciones está", contó a El País el director del Museo de Historia Natural, Javier González. La etapa más crítica fue la mudanza del Solís a la casona que ocupara antes la histórica librería Barreiro. Pero desde la llegada a la actual finca de 25 de Mayo, la conservación se ha cumplido a pesar de serios riesgos, como por ejemplo tener en depósito líquidos inflamables usados en trabajos cotidianos.

En torno a la custodia y el abandono

El 21 de octubre de 1986, casi un siglo después de su solemne inauguración, fueron trasladados los últimos reclusos alojados en el establecimiento penitenciario de Miguelete, que ocupa 15.000 metros cuadrados, en una manzana del barrio Villa Muñoz. En los tres niveles de las celdas del pabellón que da a la calle República se instalará el Museo de Historia Natural, que hace un par de décadas permanece cerrado al público. Esta institución abierta el 18 de julio de 1838 cuenta con 400 mil ejemplares de botánica, paleontología y zoología, entre ellos mil ejemplares típicos, es decir, únicos en el mundo, entre ellos el roedor más grande. Su biblioteca posee más de 200 mil libros especializados.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)