Publicidad

Avanza el estudio del tren-tram desde el Centro a El Pinar: más detalles sobre la propuesta

El Ministerio de Transporte que conduce José Luis Falero busca contratar una auditoría externa en el corto plazo para analizar la viabilidad de la iniciativa.

Compartir esta noticia
Proyecto de tren
El tren bajaría a un 50% los tiempos de traslado, dado que la velocidad del tren-tram sería de 30km/h cuando lo de los ómnibus es de 16km/h.
Foto: Tren Tram.

La posibilidad de la construcción de un tren-tram desde El Pinar hasta la Plaza Independencia, con 33 paradas por las principales avenidas de Canelones y Montevideo, cobra fuerza con el paso de las semanas. El Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP) busca contratar una asesoría externa en el corto plazo -con la financiación del Banco Interamericano de Desarrollo (BID)- para poder analizar con mayor precisión la viabilidad y desafíos de su instalación.

La idea del tren-tram es una iniciativa privada del consorcio 3 Eses, compuesto por las empresas Saceem, Stiler y Stadler. Serían 35 kilómetros de traza, con una obra que a priori se estima que llevará unos tres años. Su implementación implicaría un cambio completo del sistema de transporte metropolitano, sobre todo por la reorganización de las líneas de ómnibus y el menor espacio en algunas zonas para que transiten los vehículos.

Dada la dimensión del proyecto, el MTOP quiere que se realice una auditoría externa, y tiene la “aspiración” de que la lleve a cabo “alguien del exterior”. Así lo explicó el asesor del ministro José Luis Falero, Carlos González, quien tiene en su escritorio la iniciativa del tren-tram. Se quiere una empresa extranjera -continuó en diálogo con El País- para que se “mueva con cierta libertad para ver” cuáles son las cuestiones que se deben tener en cuenta, y que “facilite la mirada” sobre el país.

El MTOP convocará a una reunión con las intendencias de Montevideo y Canelones y los integrantes del consorcio. En esa instancia, se espera que los privados realicen una presentación del proyecto, y que el ministerio y los gobiernos departamentales puedan plantear inquietudes. Este encuentro se ha demorado porque se está a la espera de la consultoría para poder iniciar con un mayor análisis de la propuesta, indicó González, al mismo tiempo que adelantó que en el próximo mes se deberían “sentar a trabajar en el tema”.

El proyecto

La obra llevaría tres años, e implicaría un cambio completo del sistema de transporte metropolitano, una inversión de US$ 521 millones y la expropiación de 52.200 m2. La vía se haría por las principales avenidas como 18 de julio, Italia y Giannatassio. Y se necesitaría considerar una “reestructura del sistema de transporte” a través de la incorporación de nuevas líneas de transporte y la modificación de otras, de modo de crear un sistema tronco alimentado, explica el consorcio en el documento que entregó al MTOP y al que accedió El País.

Una de las consideraciones que realiza el consorcio es cómo proyecta conectar las diferentes principales avenidas de los departamentos. En el caso de avenida 18 de Julio y avenida Italia, plantea que el trayecto se dé por las calles Acevedo Días y Eduardo Víctor Haedo. Esta decisión, además, “permitirá al tren-tram circular cerca del shopping y terminal Tres Cruces, que es un claro atractor de viajes, y de la Plaza de la Democracia, identificada como un punto de transferencia modal clave dentro del sistema, vinculándose así con el corredor 8 de octubre”.

A su vez, se apunta la “necesidad de complementación semafórica sobre 56 intersecciones en Montevideo y 18 en Canelones, así como la necesidad potencial de cinco números semáforos en Montevideo y cuatro en Canelones”.

Transito
Necesidad de cinco semáforos nuevos en Montevideo y cuatro en Canelones.
Foto: Fernando Ponzetto/Archivo El País.

Por otra parte, se plantea la instalación de tres tramos, de acuerdo con el movimiento diario de las personas. Y es que, “dentro de los pasajeros”, se “identifican necesidades diferentes, desde aquellos que requieren desplazarse una corta distancia (cinco paradas), hasta aquellos viajes de media distancia con orígenes y destinos separados hasta 30 km”, indica el estudio.

Uno sería de “alta frecuencias y recorrería la zona de 18 de Julio” hasta Tres Cruces, ciclo que se haría en 14 minutos. Otro tendría una “frecuencia menor y apuntaría a la demanda de viajes de media distancia entre 18 de Julio y Avenida Italia”, yendo desde Plaza Independencia hasta el arroyo Carrasco. En este caso, el ciclo es de 30 minutos.

Por último, un tercer servicio sería de “larga distancia” -es decir, todo el recorrido de la traza-, con un ciclo de 75 minutos.

Por otra parte, se plantea que esta nueva vía genera un “sustancial ahorro en subsidios estatales al transporte a través del gasoil”: “Contemplando que el subsidio al gasoil es de aproximadamente dos tercios del precio final, esto equivale a US$ 4,7 millones por año que el Estado dejará de destinar a la compra de combustibles fósiles”.

Líneas de ómnibus deberían abastecer estaciones del tren

El planteo de la cartera es utilizar las líneas de crédito no reembolsable con el Banco Interamericano de Desarrollo, dijo el asesor del ministro José Luis Falero, Carlos González, y añadió que la organización financiera internacional tiene “interés en estos temas” y “ha mostrado predisposición de colaborar ya hace un tiempo”.

Esta auditoría externa que se quiere realizar -continuó el asesor en diálogo con El País- servirá de ayuda para el trabajo que se realice en una mesa integrada por entidades públicas, integrantes del sistema de transporte y actores privados donde se estudiará el tema. Además, hay organizaciones internacionales y empresas que ya operan en el mundo este sistema que se arrimaron al ministerio después de que se hiciera público que se está en el tema, añadió.

El proyecto del tren-tram plantea un cambio sustancial en el sistema de transporte metropolitano. El estudio que entregó el consorcio al MTOP indica que “resulta clave para el éxito” que las “líneas de ómnibus alimenten de la mejor manera posibles las estaciones” del tren-tram.

Y añade: “Estas modificaciones deben tener por objetivo reducir al mínimo posible la distancia entre las paradas de ómnibus y las estaciones del tren-tram y procurar que las conexiones entre ellas sean accesibles y seguras para los usuarios”.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

trenesMovilidad Urbana

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad