Día Mundial del Volkswagen Escarabajo

El auto creador de amistades

Cientos de fanáticos por la kombi y el escarabajo realizan encuentros en todo el país.

Decenas de vehículos lucen en los encuentros de kombis y fuscas que se realizan en diferentes puntos del país. Foto: Stefano Delmonte
Decenas de vehículos lucen en los encuentros de kombis y fuscas que se realizan en diferentes puntos del país. Foto: Stefano Delmonte

Con motivo del Día Mundial del Volkswagen Escarabajo, cientos de fanáticos de esta marca se reunieron ayer en el Parque Artigas de Pando para compartir la pasión por este clásico medio de transporte.

Cerca de 150 vehículos entre fuscas y brasilia asistieron a la jornada. También participaron algunas kombis, que llegaron el sábado por la noche para amanecer en este lugar.

Si bien existen decenas de fanáticos de esta icónica marca que hace años se reúnen, sus amantes más jóvenes crearon hace cuatro años una página de Facebook que ya tiene a más de 2.800 seguidores.

Los encuentros sirven para exponer los vehículos y compartir sugerencias de cómo mantenerlo.

También lo hacen a través de WhatsApp desde donde acuerdan la venta de repuestos y se ayudan mutuamente para su mantenimiento.

Esos grupos, algunos compuestos por unas 300 personas, cuentan cómo va avanzando la restauración de su "chiche".

Historias.

Stefano Delmonte (28), referente del Club del Fusca del Uruguay, cuenta a El País que hace seis años que tiene uno. "Esto es más que un auto", dice apenas se pone a hablar de la organización que integra. Antiguamente, su fusca lo utilizaba para su vida diaria, pero ahora lo tiene para disfrutarlo los fines de semana. "Si están bien, andan y responden. Hasta te podría dar menos problemas que uno convencional", indicó.

Decenas de vehículos lucen en los encuentros de kombis y fuscas que se realizan en diferentes puntos del país. Foto: Stefano Delmonte
Foto: Stefano Delmonte

A tal punto dan rédito, que pueden recorrer el continente sin demasiados inconvenientes. Lo hizo un amigo suyo hacia Brasil el año pasado: "Se fue hasta Río de Janeiro y recorrió el lugar. Estuvo seis meses y pudo hacer 11.000 kilómetros. En ese período solo cambió aceite, cubiertas y un cable acelerador".

Stefano es un agradecido de su fusca, que fue su primer coche y ahora se ha transformado en una diversión de fin de semana. "Es un vehículo que crea amistades", dice. Tanto le cambió la vida que ha logrado viajar al exterior a una exhibición sudamericana en Buenos Aires. Allí ha compartido esta pasión con fanáticos de otros países del continente.

Y es el "culpable" de historias. Buenas y malas. "Por ejemplo, yendo por la ruta hacia Punta del Este con mi novia, nos dejó tirados. Con un alambre y un tornillo, pude solucionar el inconveniente mecánico. Llegué a 60 kilómetros por hora, pero llegué", cuenta.

De las buenas, tiene montones. Una de las últimas es que hace poco tiempo se casó uno de los que conforma el grupo y fueron hacia la fiesta en 11 fuscas y una kombi. "La gente no podía creer que ingresáramos todos juntos", relata.

Kombis viajeras.

Las estrellas en estos encuentros son los fuscas. Las kombis se han hecho un lugar desde hace un par de años. Gastón Galli (27), conocido por su entorno como presidente del Kombi Club Uruguayo, dice que hace un par de años empezó a generar un movimiento más interesante. "Acá se usa más para trabajar y veíamos que era más difícil sumar gente", indica.

Decenas de vehículos lucen en los encuentros de kombis y fuscas que se realizan en diferentes puntos del país. Foto: Gastón Galli
Foto: Gastón Galli

Más que aficionados por la marca, los fanáticos de las kombis —que no implica erogar mucho dinero para su mantenimiento— están más enamorados por viajar en un medio de transporte propio. Por eso, la tendencia en Uruguay (y el mundo) es que este vehículo utilizado históricamente para el traslado colectivo de pasajeros, sea un "pequeño motorhome".

Esto ha forjado que decenas de uruguayos viajen por el país y al exterior en una kombi. Extranjeros que visitan Uruguay en este vehículo se contactan con el grupo de Gastón para recibir sugerencias sobre cómo manejarse en el país e interesados en hacer un intercambio cultural.

"Si bien hay gente que le gusta restaurarlo y lucirlo, en general es gente que le gusta hacer camping, ruta y noche", agrega Gastón.

Además de la aventura que representa hacerlo de este modo, les permite a sus fanáticos ahorrarse el costo económico de una noche de hotel.

Decenas de vehículos lucen en los encuentros de kombis y fuscas que se realizan en diferentes puntos del país. Foto: Gastón Galli
Foto: Gastón Galli

Así piensa y concibe Gastón a su kombi, con la que en el pasado Carnaval viajó hacia las Cataratas del Iguazú. "En la kombi es como que vas desfilando porque todo el mundo la mira", dice.

Cada viajero, la arma a su gusto. Es común que no falten ni muebles ni colchones. Lo ideal es que sean dos personas para las aventuras más kilómetricas. "En ese caso dos personas son multitud", indica entre risas.

"Lo que más te queda de la kombi es la gente que conocés. A cada lugar que vas, conocés gente. Estás parado en la rambla o te fuiste al exterior y siempre hay alguien que viene y te pregunta", cuenta Gastón.

En su periplo a Paraguay, a la kombi se le rompió la caja de cambios cuando iban por la provincia argentina de Misiones. "Le pedimos a una persona que pasaba caminando si nos podía ayudar. Era domingo y no nos quedaba otra que ir a ese taller", cuenta Gastón. Al final, la lograron arreglar muy rápido, conocieron personas muy dispuestas a ayudarlos y continuar su travesía.

Si bien acuden a los encuentros con los fuscas, las kombis generan su propio encuentro anual una vez por año. Lo hacen de manera esporádica, "para no aburrir", y duran tres días. En el primer encuentro, realizado el año pasado, fueron 70 kombis. "Podríamos decir que son pocas, pero para lo que es Uruguay es un montón. En noviembre hay un encuentro nuevo en el que aspiramos que vayan más", dice Gastón.

Se convirtió en símbolo del milagro económico

"Adolf Hitler y Ferdinand Porsche son los creadores del Escarabajo. Porsche es el diseñador genial, Hitler el político que dio el respaldo", dice una crónica de la Deutsche Welle, la radio y televisión alemana.

El proyecto de un "auto popular" que quería Hitler fue anunciado en febrero de 1933 en la celebración Salón de Automóvil.

En 1934, se pidió que se llamara "Kraft durch Freude" (Fuerza a través de la alegría). Hitler no tenía licencia de conducir. De todas formas, estaba muy interesado en este desarrollo. De hecho, estuvo presente en la colocación de la primera piedra de la planta de Volkswagen en Wolfsburg el 26 de mayo de 1938.

Después de la guerra, para salir del pasado nazi que había afectado al país, se le cambió el nombre por "escarabajo". En diciembre de 1945, el primero salió de la línea de producción. 10 años después se celebró la fabricación de un millón de vehículos de este modelo.

"El vehículo de capot jorobado se convirtió en un símbolo del milagro económico alemán", señala la nota de la Deutche Welle.

En el mundo llegaron a venderse 22 millones de unidades de este modelo y en Uruguay su éxito no fue una excepción.

regionales

Encuentros en donde Uruguay se destaca

Los eventos sudamericanos premian a los mejores vehículos. En el último de Argentina se nominaron unos 20 vehículos, entre los cuales había cuatro uruguayos. Después de esos 20, se premiaron a unos 10, entre los que hubo solo dos representantes celestes: una kombi y un fusca.

En octubre se realizará un evento en Durazno que serán tres días y dos noches. Aunque el más próximo es el de Melo, entre el 22 y 24 de junio en el Parque Zorrilla, que será de autos clásicos y vendrán, además de uruguayos, argentinos y brasileños.

En todos los lugares que van, piden autorización a las Intendencias locales con el objetivo de que faciliten baños y otros servicios en la zona. En algunos casos, hay música en vivo y foodtrucks.

En el que se desarrolló en febrero, en Salinas, hubo unos 300 vehículos.

"A veces cuando lo hacemos en balnearios en los que comúnmente no hay movimiento, revolucionamios el lugar", comentó a El País Stefano Delmonte, referente de Club de Fusca.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º