FENÓMENO GENERADO POR UNA PROHIBICIÓN

Argentinos "cruzan el charco" para ver carreras de galgos

Unos 500 aficionados viajan los domingos desde Entre Ríos a Río Negro.

VEA LA FOTOGALERÍA Carreras de galgos. Foto: Daniel Rojas
Actualmente existen en Uruguay unas 17 pistas conocidas para las competencias de galgos. Foto: Daniel Rojas
Foto: Daniel Rojas
Foto: Daniel Rojas
Foto: Daniel Rojas

Tras la prohibición de las carreras de galgos en Argentina en noviembre de 2016, cientos de personas del vecino país cruzan la frontera y llegan a Uruguay para participar en estos eventos. En Argentina las carreras se penalizan con hasta cuatro años de prisión. Y en Uruguay, uno de los departamentos donde más se realizan es Río Negro. Su intendente, Óscar Terzaghi, aseguró en su cuenta de Facebook que esta actividad es "legal" y agregó que en todo el país hay 17 canódromos en los que se hacen estos eventos.

Horas antes de esta defensa sobre la actividad, la comuna de Río Negro divulgó un comunicado en el que se recuerda una normativa aprobada a nivel departamental, que reglamenta estas carreras. El decreto 189/2013 asegura que los organizadores deben pedir permiso a la Intendencia.

Cuando el intendente escribió ese mensaje, muchos se mostraron a favor y otros en contra. "Los galgos sufren, denuncie las carreras ilegales", escribió Florencia. "Óscar no hace más que cumplir con las ordenanzas vigentes, si prohibiera las carreras, sería un dictador", respondió Héctor.

La cercanía con Argentina ha generado un verdadero fenómeno: cada vez que se promociona un encuentro, la cantidad de entrerrianos que participan se asemeja al número de uruguayos que también forma parte de ésta actividad que es resistida por un segmento no menor de la población. Es tal el fenómeno, que Migración se ha visto en la necesidad de reforzar los turnos de los domingos, dado que para este tipo de carreras cruzan entre 400 y 500 aficionados desde Argentina.

"Este tipo de carreras existen en el mundo hace más de 100 años. En Uruguay no existe una ley que las prohiba y mientras existan, debemos controlarlas porque de todos modos se harían en forma clandestina", aseguró a El País, Silvia Ibarguren, directora de Higiene de la Intendencia de Río Negro.

Canódromo.

El primer canódromo fue instalado en camino La Esmeralda y se accede por ruta Vladimir Roslik. Hay otro que está en proceso de habilitación en un campo sobre ruta 2, donde funcionaba el vivero Celestino Mutis de Eufores, que pertenecía a la española ENCE.

"Sobre esto no existe normativa a nivel nacional ni departamental. Lo que sí existe, es un procedimiento de habilitación normal que se aplica a cualquier instalación desde el punto de vista edilicio con exigencias constructivas y de seguridad", explicó la jerarca. Precisó que aunque se trata de un emprendimiento "100% privado" está trabajando en la elaboración de un reglamento "que incluirá medidas de seguridad pensando en los animales. No queremos que el tema se nos vaya de las manos", indicó.

Para la elaboración de ese protocolo, las autoridades municipales están reuniéndose con integrantes de la Asociación de Galgueros del Uruguay, que se han mostrado receptivos e interesados en adoptar una serie de modificaciones para mejorar. "Una de las ideas es que se desarrolle un solo evento por fin de semana", adelantó la directora municipal.

Criticas.

Sobre los cuestionamientos a este tipo de actividade que algunos califican como ilegal, Ibarguren aclaró que no existe impedimento jurídico, pero sí el compromiso de regular y controlar por el bienestar animal.

"La Intendencia no promociona este tipo de actividades y tampoco podemos impedirlas porque no existe legislación que las prohíba. Lo que sí corresponde, es controlar y avanzar en la normativa", expresó.

"No veo cual es el artículo de la Ley 1.8471 que se puede estar violando y es una norma que la conozco bien", dijo. Y aclaró que antes de cada competencia "se hace todos los trámites que exige Cotryba y hasta que no suben el formulario exigido, no se autoriza el evento".

Visiones contrarias.

Gastón Cossia, el veterinario y diputado del Partido Nacional que critica e impulsa un proyecto en Uruguay para prohibir las carreras, aseguró que estas personas que cruzan a Uruguay "están violando la ley argentina. "Los entrenan y los desarrollan en ese país y lo único que hacen es correr las carreras en Uruguay", comentó.

Y en Uruguay violan al menos cuatro tipos de leyes. La que más destaca el diputado es la de Bienestar Animal (18.471). "Esos animales no tienen ningún tipo de control", manifestó.

Cossia también asegura que se violan las leyes contra el juego clandestino, las leyes sanitarias y las económicas.

"Tiene que haber una empresa que aporte a BPS, DGI, controles sanitarios y saber qué tipo de apuestas se hacen ahí", comentó.

"Violan la ley"

Actualmente existen en Uruguay unas 17 pistas conocidas para las competencias de galgos.

Gastón Cossia, el veterinario y diputado del Partido Nacional que critica e impulsa un proyecto en Uruguay para prohibir las carreras, aseguró que estas personas que cruzan a Uruguay "están violando la ley argentina. Los entrenan y los desarrollan en ese país y lo único que hacen es correr las carreras en Uruguay", comentó.

"Y en Uruguay violan al menos cuatro tipos de leyes", agregó. La que más destaca el diputado es la de Bienestar Animal (18.471).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)