ADUANA

Control de fronteras será "imposible" cuando se abran a extranjeros, dijo sindicato de Aduana

Basilio Pintos, secretario general de la Asociación de Funcionarios de Aduana, afirmó que falta personal para poder hacer los controles.

Se extreman los cuidados en cada paso fronterizo, desde Artigas a Colonia. Foto: archivo El País
Foto: archivo El País

El 1° de noviembre está previsto que se permita el ingreso de todos los extranjeros que quieran entrar al país, siempre y cuando tengan el esquema de vacunación contra el coronavirus completo. Sin embargo, los funcionarios aduaneros aseguraron que será "imposible" controlar las fronteras cuando eso pase.

"Nosotros no podemos establecer controles como nos manda la ley, porque no tenemos personal. Lo venimos advirtiendo desde el año 2013, 2014, que no se renueva la plantilla de personal de la Dirección Nacional de Aduanas", expresó en rueda de prensa Basilio Pintos, secretario general de la Asociación de Funcionarios de Aduana, ayer martes en el Parlamento.

Esto ocurre, explicó, fundamentalmente en los puestos de ingreso ubicados en el interior del país. "Lo hemos planteado en el Parlamento, se lo hemos planteado el señor presidente de la República, todavía no hemos recibido respuesta", dijo.

"Nosotros tenemos un Código Aduanero que nos obliga a establecer controles en la frontera y no podemos acceder a eso porque no tenemos personal", indicó. Pintos detalló que hay un funcionario por turno en cada puesto de control, lo que implica cuatro menos de los que considera necesario para dar respuesta a la llegada de turistas. Con la situación actual, aseguró, es "imposible" realizar los controles necesarios.

Actualmente en Aduanas hay un total de 630 trabajadores divididos en diferentes puntos del país y áreas, dijo. "Llegamos a ser 2.000 funcionarios", indicó el secretario general y aseguró que cuando él trabajó en el puente de Paysandú eran 12 por turno. "Se necesitan por lo menos 500 o 600 funcionarios más", expresó Pintos.

La apertura de fronteras programada para noviembre será la segunda etapa de un proceso que inició en setiembre. Desde ese mes ya se permite el ingreso de extranjeros que, además de estar vacunados, tengan propiedades en Uruguay.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error