Conflicto en la lechería

Conaprole condiciona ayuda a Pili a paz laboral

Busca que se “blinde” el cobro de la leche que le entregaría.

No está convencida: a Conaprole no le convence la cláusula de paz que ofrece el gobierno. Foto: Juan Capurro
A Conaprole no le convence la cláusula de paz que ofrece el gobierno. Foto: Juan Capurro

El gobierno quiere extremar esfuerzos para salvar a la empresa láctea sanducera Pili, pero la solución que analiza involucra a Conaprole que tiene dudas respecto a su participación, según supo El País. Mientras tanto, el ministro de Economía, Danilo Astori, dijo a radio Carve que "así como está (la empresa) tiene una única salida posible que es encontrar un inversor" y aclaró que lo que el gobierno busca "se trata no de una solución estructural para la empresa sino la búsqueda de elementos que atenúen el impacto de las deudas que tiene la empresa".

El gobierno quiere que Conaprole le entregue 100.000 litros diarios de leche a Pili durante seis meses. Pero en la cooperativa ponen varias condiciones. Que se le aseguren los pagos, que el sindicato de la cooperativa acceda a una cláusula de paz laboral y a flexibilizar el régimen de trabajo y que la materia prima no se use para elaborar productos que compitan con los de Conaprole. La producción que Conaprole debería entregar equivale a las que procesan sus plantas de San Carlos y Rivera sumadas en un día, advirtieron fuentes de la cooperativa. Ayer el ministro de Trabajo, Ernesto Murro, dijo en el Parlamento que el gobierno propone que mientras Conaprole entregue materia prima a Pili no esté obligada a cubrir las vacantes que se generen por jubilaciones.

La complicada situación de Pili que debe a bancos, tamberos y trabajadores más de US$ 41 millones, se analizará mañana en una reunión que mantendrán todos los actores involucrados. La semana pasada el gobierno pidió 10 días para buscar una solución a Pili.

Conaprole, que está de manera intermitente en conflicto con su sindicato, quiere una cláusula de paz en el convenio del conjunto del sector lácteo de tres años de plazo. Pero la propuesta que elaboró el gobierno presenta para Conaprole "lagunas interpretativas" y el asunto será analizado mañana en una reunión entre la Cámara de la Industria Láctea y la Federación de Trabajadores de la Industria Láctea (Fitil).

La propuesta del gobierno, que presentó ayer el ministro de Trabajo, Ernesto Murro, establece que "durante la vigencia del presente convenio ni la Fitil ni los sindicatos pertenecientes a la Fitil realizarán medidas de fuerza por mejoras salariales consideradas en la presente negociación". El diputado blanco Rodrigo Goñi sostuvo que "la propuesta que hace el ministerio no es solución, porque no aborda lo que todos buscan que es la paz laboral".

Ayer el plenario de la Fitil decidió que "no rechaza" la propuesta del gobierno.

Niegan entidad a un insulto

El sindicato de Conaprole negó entidad a que un trabajador de la cooperativa haya llamado "canarios comebosta" a sus remitentes. El dirigente Heber Figuerola dijo a El País que los comentarios no fueron hechos dentro de la empresa, que el sindicato no los comparte y que el hombre no es dirigente.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º