Temas del día:

Publicidad

Sequía: OSE recurre a reservas de “agua extra pura” de UTE para destinar a hospitales

UTE consigue agua desmineralizada a través de un proceso de ósmosis inversa, la que reserva para cuando la necesita.

Sequía en embalse del Arroyo San Francisco en el Parque de OSE "Carlos Maggiolo" de Minas
Sequía en embalse del Arroyo San Francisco en el Parque de OSE "Carlos Maggiolo" de Minas.
Foto: Fernando Ponzetto

Redacción El País
La sequía continúa sin dar tregua: no habrá lluvias importantes en los próximos días, por lo que a priori se mantendrá incambiada la situación crítica que atraviesa el país. OSE continúa en la búsqueda de nuevas maneras de conseguir agua, y ayer recurrió a reservas que tiene UTE en su Central Punta del Tigre, en San José. Ahora la empresa estatal deberá potabilizarla, ya que esta no tiene como objetivo el consumo humano.

UTE consigue agua desmineralizada a través de un proceso de ósmosis inversa, la que reserva para cuando la necesita. Después de realizarle un proceso de varias etapas, obtiene un agua “extra pura” que utiliza para las máquinas de combustión de la empresa. Tal como se había dicho que podía suceder, OSE tomó ayer 60 metros cúbicos (60.000 litros) para potabilizarla. El destino final podrían ser hospitales o alguna otra institución, dijeron desde la empresa estatal.

Es la misma agua que Ancap ha utilizado para la refinería de La Teja. Toma unos 600 metros cúbicos por día de allí, indicó a El País el gerente de la planta, Julio Pastorín. La salinidad del agua que suministra OSE intensifica el proceso de corrosión de la planta en La Tablada, por lo que esta es una de las medidas que se tomaron para sobrellevar la situación.

Son varias las etapas que realiza UTE en la desmineralización del agua que toma del Río de la Plata. Primero, la empresa estatal decanta los “barros” que vienen para que quede “clarificada”. Por lo tanto, el agua que ingresa “gris, sale transparente”, explicó Pastorín. Después pasa por un proceso de osmosis inversa, en el que se le quitan las sales.

Aunque llovió del miércoles al sábado, no alcanzó para revertir el déficit hídrico que atraviesa el país. El asesor del Instituto Nacional de Meteorología (Inumet), Mario Bidegain, dijo a El País que, por ejemplo, el acumulado de precipitaciones en la cuenca de Santa Lucía (clave para el suministro de agua potable de OSE) cerrará el mayo por debajo de lo normal. A futuro, recién se espererían lluvias para el sábado (ver aparte).

No obstante, las bajas temperaturas que se registran en el país ayudan a que se mantengan los niveles de agua de los embalses. Esto no sucedió en el verano, incluido todo marzo, cuando las altas temperaturas hacían que aumentara el nivel de evaporación.

A futuro, el pronóstico no es alentador. Bidegain contó que las lluvias podrían aparecer el próximo sábado, pero serán “escasas”, de unos 10 milímetros. Este nivel de precipitaciones “ayuda” a la situación que atraviesa el país pero “no la cambia”. Por lo tanto, se seguirá a la espera de “eventos importantes de lluvia”.

Temas relacionados

oseUTESequía

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad