POR LA OLA DE CALOR

Lago de las canteras con falta de agua y mugre a la vista; IMM retiró los gansos de ese paseo en el Parque Rodó

El edil blanco Javier Barrios Bove contó que aún no pudieron limpiar el lugar porque la bomba de succión no funcionaría por el nivel del agua, ya que solo "chuparía barro".

Lago de las canteras del Parque Rodó. Foto: Estefanía Leal.
Lago de las canteras del Parque Rodó. Foto: Estefanía Leal.

Son las 12 del mediodía y tres patos reposan sobre una zona de arenilla que comprende el fondo del Lago Cachón, ubicado justo debajo de las canteras del Parque Rodó. A pleno sol, el calor abrasa el lugar rodeado de piedra y hormigón. Los animales evitan el agua, la poca que hay sobre todo de uno de los lados del lago, que luce sucia de un color tirando a verde musgo.

La falta de lluvias provocó una bajante del nivel de agua de este lago, que se incrementó en los últimos días y en una de sus puntas ya permite ver el fondo.

De un lado, hacia el Centro, está casi todo seco en su superficie. Lo que se ve son piedras o una capa superior de agua hecha barro. A la vista también quedaron bolsas y otros desechos como botellas, un balde de pintura, un par de championes de lona y botas, pese a que la Intendencia de Montevideo (IMM) ya envió cuadrillas de limpieza al lugar. Allí, donde el agua ya se retiró por completo, un cartel dice “prohibido pescar”, pero la escena ahuyentaría seguro a cualquier pescador.

Del otro lado, contra Punta Carretas, la superficie de agua es más pareja, aunque menor a la habitual. Allí también persiste el color verde.

El lago, que se rellena a través del agua de lluvia, cuenta con un sistema automático de bombeo y recirculación a través de la cascada. Pero la cascada artificial no está en funcionamiento.

Fuentes de la Intendencia de Montevideo dijeron a El País que la sequía impide trabajar con normalidad a la bomba de succión que viabiliza el funcionamiento de la cascada y la recirculación del agua. “Hasta tanto no haya lluvia sostenida que permita el abastecimiento del espacio, la bomba no podrá hacer su trabajo”, dijeron las fuentes.

Según una persona que realiza un seguimiento diario del lugar, la mayor cantidad de agua empezó a bajar desde el lunes. Un mes antes, dijo el hombre que pidió reserva, la comuna había retirado a los gansos que habitaban. En efecto, las fuentes de la IMM dijeron que en octubre de 2021 fueron trasladados 27 gansos, ocho de ellos bebés. Y que, pese a los intentos, algunos de los animales no pudieron ser rescatados en ninguno de los tres operativos realizados junto a la ONG Animales Sin Hogar.

El edil blanco Javier Barrios Bove dijo a El País que consultó al director de Espacios Públicos, Martín Delgado. “Me informó que la bomba no está funcionando ahora por el nivel del agua, porque chuparía barro”, afirmó Barrios Bove.

“La intendencia debería generar un mecanismo de relleno para mantener el hábitat. Y también lo que debería hacer, como hizo con el lago del Parque Rodó, es hacer una limpieza cada tanto. El fin de la cascada no es solo estético, tiene un fin ambiental que es airear el agua del lago para que recircule y no se pudra”, dijo el edil.

Según Barrios Bove, Delgado le manifestó que los gansos habían sido retirados para preservar su “bienestar”.

Cuando su funcionamiento es habitual el lago cuenta además con un servicio de paseos en lancha. Esto dejó de funcionar sobre el mes de octubre.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados