Publicidad

En busca de agua potable: OSE comienza perforaciones en Montevideo para paliar la crisis hídrica

Con equipos pesados, técnicos de OSE comenzaron a buscar agua subterránea en varios puntos de Parque Batlle; se busca otra fuente principalmente para hospitales.

Perforaciones de OSE en Montevideo en busca de agua subterránea por sequía histórica
Perforaciones de OSE en Montevideo en busca de agua subterránea por sequía histórica.
Foto: Leonardo Mainé

OSE comenzó a realizar esta semana perforaciones en el Parque Batlle para poder obtener agua subterránea con el fin de abastecer hospitales en medio de la histórica sequía que atraviesa el país.

Esta decisión, de acuerdo a lo que dijeron fuentes de la empresa estatal, fue planteada por OSE a la Intendencia de Montevideo (IMM) hace casi tres semanas, el 13 de mayo, en la reunión del Comité de Emergencia Departamental. A partir de allí comenzó un trabajo en conjunto.

La empresa estatal comenzó a hacer una evaluación de los posibles puntos donde iniciar las perforaciones, a decenas de metros por debajo del suelo, para encontrar agua.

Fuentes de OSE plantearon que se eligió esta zona de Montevideo no solo por la cercanía con los hospitales sino porque geólogos evaluaron que es una zona “baja” donde hace años se hicieron “pequeñas” perforaciones en el Estadio Centenario y la Pista de Atletismo.

OSE activó tres exploraciones en Parque Batlle, previa autorización de la IMM, de las cuales dos resultaron promisorias al momento. Sobre la calle Lord Ponsonby se realizó una perforación que llegó hasta los 129 metros, pero sin resultados positivos.

Otro panorama se abrió con otros dos pozos. Uno de ellos, frente a la puerta de la pista de Atletismo y a pocos metros de la entrada del Velódromo, arrojó en un comienzo a 40 metros unos 3.000 litros por hora, y se lograron captar unos 30.000 litros de allí. Para ello se trasladó un camión de OSE de unos 25.000 kilos, que incluye la máquina vertical que realiza la perforación.

El segundo pozo se realizó detrás del Instituto Superior de Educación Física (ISEF), cerca de la pista de manejo, donde hallaron agua ayer a unos 40 metros. En este caso, la obra es dirigida por personal de OSE, que contrató un camión perforador a una empresa privada porque los otros vehículos estatales están en el interior. Además, la firma prevé hacer otro pozo entre el Velódromo y el Estadio Méndez Piana.

Fuentes de OSE explicaron que realizar un pozo implica varias etapas. Por un lado, el cateo inicial supone analizar muestras de roca para saber hasta qué profundidad se podría llegar con una máquina.

Luego viene el desarrollo de la perforación, en que se inyecta aire con compresores para evitar el arrastre de rocas y bajar la turbiedad del agua. Por último, se instala una bomba en el pozo para poder calcular el caudal y se analiza la calidad del agua. Luego se pasaría a la extracción con tuberías y mangueras hasta los tanques.

Por el momento no está calculado el volumen de agua que podría estar acumulado debajo del suelo. Fuentes de OSE agregaron que el recurso que sale a chorros durante la perforación no se puede usar en ese momento porque es “agua sucia”, y por tanto no está dentro de los parámetros potables. Luego de los tres pasos es que se podría extraer el recurso hídrico.

El objetivo de esta medida es “asistir” a centros de salud de la capital con agua subterránea “de calidad” y con un recorrido más ágil en camiones porque las fuentes están fuera del sistema metropolitano, explicaron fuentes de OSE. Según dijeron, aún no hay volumen, ni niveles de sodio y cloruros que podría tener el agua tomada de estas perforaciones.

Esta nueva fuente resultaría un complemento a lo que hoy entrega OSE para atender centros de salud. Se vienen cargando camiones de 30.000 litros de agua potable desde Costa Azul hasta el Estadio Centenario. Allí se trasvasan camiones de cisterna con capacidad para 10.000 litros, derivados a hospitales. Este miércoles hubo traslados de agua a los hospitales públicos Pasteur y Pereira Rossell.

Si bien hasta ahora “no hay requerimientos” de agua por parte de centros de salud, el plan de OSE es lograr repartir unos 200.000 litros diarios.

Esta operativa se prevé sobre todo para evitar una afectación a pacientes si se pasa a una etapa en la que el agua no fuera bebible. Hasta ahora, varios hospitales compran agua embotellada.

Autoridades de OSE informaron a la IMM este miércoles que repartieron 107.000 litros a centros de salud en una veintena de entregas.

Por otro lado, la estatal hizo una perforación en el Hospital Militar que ofrece 2.000 litros por hora, capacidad que solo soluciona el abastecimiento del centro por lo que no se prevé sacar agua de allí.

Medidas

Mientras suceden las perforaciones en la capital, OSE da otros pasos para evitar una afectación mayor en la reserva de Paso Severino, principal fuente de agua dulce para el área metropolitana.

Ayer se vació una laguna en 25 de Agosto con el fin de trasegar unos 150.000 metros cúbicos (m3) al Santa Lucía.

La estimación que hizo OSE el miércoles es que si no lloviera -que se estima para los próximos días- habría una reserva para unos 20 días.

Por otro lado, OSE aún no cuenta hasta ahora con la autorización del Ministerio de Salud Pública para envasar agua en sachet. El trámite comenzó el viernes pasado y se presentaron estudios de su calidad.

La máquina de envasar, inutilizada desde 2017, fue “optimizada” para producir 5.000 litros por hora. El agua no será del sistema metropolitano.

dato

Minas con mejores niveles tras lluvias

El intendente de Lavalleja, Mario García, indicó a El País que la situación de abastecimiento en Minas “ha mejorado” tras las lluvias de la semana pasada, que elevaron el nivel de la represa Carlos M. Maggiolo. OSE indicó que la cota del embalse pasó de -4,37 metros la semana anterior a -3,10 metros el 31 de mayo. “Teníamos al paciente en CTI, después en Cuidados Intermedios y te diría que el paciente pasó a sala”, graficó el intendente.

Es decir, si bien planteó que el nivel no es de normalidad por la diferencia de tres metros, aseguró “que lo peor pasó en la medida que se normalicen las lluvias”.

La mitad de la población de Minas se abastece con agua de la Cuenca del Santa Lucía y la otra con recursos provenientes de la represa Maggiolo. Este segundo grupo fue el que se vio “afectado” en días previos a las lluvias. La cota, recordó García, llegó a estar en -4,80 metros.

Pedido

Fuentes de Presidencia indicaron a El País que la puesta en marcha de estos pozos se planificó semanas atrás y que se iban a realizar en la medida de lo posible. El País informó ayer que el gobierno no modificará los niveles actuales de salinidad del agua.

Por otro lado, el Ejecutivo instó a las industrias que tienen pozos a que los utilicen, agregaron las fuentes. Incluso empresas ofrecieron pozos para evitar perjuicios y otras pusieron a disposición camiones con agua.

Una encuesta de la Cámara de Industrias del Uruguay (CIU) arrojó que 58% de las firmas indicó que usa agua de OSE y el 62% tiene “impactos” por la mayor salinidad del agua en sus procesos productivos.

oposición

Ortuño dijo que OSE no trabajó en plan “B”

Edgardo Ortuño, director de OSE por el Frente Amplio, dijo a El País que hasta ahora el directorio no analizó un “proyecto integral” de contingencia en caso de que se terminen las reservas de Paso Severino, que hasta ayer se ubicaban en 4.7 millones de metros cúbicos. “Quiero creer que el gobierno tiene un plan B”, dijo.

Desde mayo, se pasó de retirar 300.000 m3 a 120.000 m3 por día para evitar que se vacíe la principal reserva de agua dulce para Montevideo y zonas aledañas. El director opositor puntualizó que la reserva de la represa provisoria en Belastiquí “es una solución, pero de agua salada”.

Y apuntó que con las medidas que anunció el gobierno hace dos semanas se llegaría a cubrir el equivalente al 1% de la demanda diaria, que tradujo en “unos 4.300 m3. En el caso de un peor escenario, el frenteamplista planteó que se “requiere un plan de contingencia” que garantice el abastecimiento de agua embotellada para el “100% de la población”.

Ortuño sostuvo que si el gobierno no activa obras adicionales y no hay lluvias “significativas”, no se va a poder cumplir con el anuncio de mantener los niveles de salinidad “más allá del 20 o 25 junio”.

El director lamentó que en el mes pasado hubo la mitad de reuniones semanales de directorio, y que se está gestionando en varios casos por vía Resoluciones del Presidente (R/P) de OSE. Estaba previsto que el miércoles haya directorio, donde buscaba aprobar la exoneración de tarifas, que se suspendió porque un miembro estaba con un percance de salud -no grave-.

Contó que el directivo indispuesto estuvo ayer en la sede de OSE, pero la instancia no se llevó adelante y que luego no obtuvo respuesta para que se realice hoy bajo el argumento de que un miembro está en el interior y pidió que se realice la cita por videollamada.

Hay asuntos “importantes” a considerar en el directorio, como una obra para enviar agua del Río San José al Santa Lucía, con un costo de unos US$ 30 millones. El paso implicaría bombear el agua por unos 25 o 30 kilómetros en caños que no se consiguen en plaza, sino que habría que importar desde Argentina o España. La “gran duda” es el volumen que extraerían del San José, y agregó que le indicaron que la obra insumiría “entre 60 y 90 días”.

Además, criticó que fuera OSE quien destinó $ 23.4 millones para pagar agua embotellada para población vulnerable, que gestionó el Mides del 17 de mayo.

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad