Imán dice que Uruguay no es intolerante, pero se sienten discriminados

Sanguinetti: velo transforma a la escuela en lugar de división

La polémica sobre el derecho o prohibición del uso del velo islámico en centros de estudio en Uruguay sigue creciendo. Julio María Sanguinetti, quien puso el tema sobre la mesa en su columna publicada en Correo de los Viernes, se mostró sorprendido ante aquellos que manifiestan que los niños pueden utilizar símbolos religiosos en los centros de estudio. Líderes musulmanes en Uruguay, en cambio, denuncian discriminación.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Algunas de las niñas concurren a la escuela con velo; primaria defiende el derecho de lucir prenda.

"No se puede decir, como se ha dicho, que alguien puede ir a la escuela con una camiseta que diga Viva Jesús, porque al día siguiente habrá otro que vendrá con otra con Mahoma y otro con (la inscripción) la religión es el opio de los pueblos y habríamos transformado la escuela pública, ámbito de convivencia ciudadana donde todos debemos respetarnos, en un lugar de fragmentación de la sociedad", manifestó el expresidente a El País.

Sanguinetti se refirió así a las declaraciones del presidente de la Comisión de Educación y Cultura del Senado, el nacionalista José Carlos Cardoso, quien dijo que no existe inconveniente en que una niña o una joven quiera utilizar velo en clase. El velo "no tiene por qué representar un problema. Lo que tiene que hacer el cuerpo docente es explicar a todos los niños de qué se trata: parte de la religión, de una forma de vivir. No viola para nada la laicidad", apuntó Cardoso, quien se desempeñó como maestro rural.

Sanguinetti también arremetió con la postura oficial, pronunciada por la directora del Consejo de Educación Inicial y Primaria, Irupé Buzzetti, quien manifestó que se debe aceptar el velo en el salón de clase. "La profesora Buzzetti se equivoca cuando dice que tenemos que respetar todas las tradiciones y creencias. Hay creencias que hieren el orden público y no se pueden aceptar. Es notorio en el mundo el fanatismo que difunde la mayoría de los cultos islámicos; sus tradiciones y creencias son inaceptables. ¿Vamos a aceptar lisa y llanamente que empiecen a perturbar la maravillosa construcción de nuestra escuela laica, base de nuestra república?", expresó el expresidente.

Una de las situaciones que generó mayor polémica fue un caso narrado por el secretario de Derechos Humanos de Presidencia, Javier Miranda, en el Parlamento. El encargado del reasentamiento de las primeras cinco familias sirias que llegaron a Uruguay en octubre manifestó que, durante una charla con un hombre de unas de esas familias, este le dijo que en su casa, él era el "rey" y todos hacían lo que él quería.

Las diferencias culturales —que se perciben, entre otras cosas, con la utilización del velo y el trato hacia la mujer— son uno de los mayores cuestionamientos. "Por eso insistimos: el velo islámico es un símbolo de la discriminación femenina que no puede aceptar nuestra escuela laica. La laicidad es neutralidad y tolerancia a todas las libertades. Pero los cultos se ejercen fuera de los ámbitos del Estado", dijo Sanguinetti.

Discriminación.

Para el imán Samir Selim, director del Centro Islámico Egipcio de Cultura en Montevideo, el comportamiento de los uruguayos no es tan afable como se piensa.

"Uruguay no es un país intolerante, no sentimos discriminación, sin embargo hay otros problemas como que las musulmanas no pueden ir con velo a trabajar", dijo el egipcio a la agencia AFP.

Selim sostuvo que también en materia laboral, otro punto que se discute es el no tener derecho a una hora libre durante la fiesta de cierre del Ramadán. Luego, por las diferencias en las costumbres velatorias y fúnebres, los musulmanes han conversado con la Intendencia para conseguir un cementerio propio. "También tenemos dificultades con la comida. Aquí matan a los animales de forma distinta. No hay comida halal, así que comemos kósher que es lo más parecido", añadió Selim.

Cristian Mirza, representante del gobierno para atender la inserción de los exdetenidos de Guantánamo en Uruguay, dijo a la AFP que, "más que favorecer, este tipo de debates (sobre el velo) son un obstáculo. Es imponer determinadas cosas co-mo en otras épocas tristes y oscuras del país".

Sanguinetti, en cambio, manifestó que la discusión sobre el velo "es bueno para la República".

TIPOS Y SIGNIFICADOS

El velo, tan variado como polémico

El velo islámico no es uno solo, al igual que las distintas interpretaciones sobre su utilización. Las musulmanas que llevan al extremo la utilización del velo usan el burka, que es una túnica negra que les cubre desde el pelo hasta los pies. Incluso los ojos quedan cubiertos por una rejilla negra, dificultando muchas veces la visión de las mujeres. También está el similar niqab, que deja al descubierto los ojos y se utiliza con una túnica; el chador que cubre todo el cuerpo y se utiliza con una túnica interna, el hyiab —prenda que utilizan las sirias que vinieron a Uruguay— que solamente tapa la cabeza y el cuello; y, para las más osadas, el shayla, que es un velo largo que cubre la cabeza y cae sobre el hombro y, además, puede ser de colores. Esta variedad de velos islámicos viene acompañada también de distintas interpretaciones. Y, si bien el Corán nunca especifica que la mujeres debe utilizar el velo o cuál de estos, países como Irán o Arabia Saudita lo hicieron obligatorio en lugares públicos. En el otro extremo está Francia, país no musulmán pero donde el 6% de su población sí profesa esta religión, influenciada por los flujos migratorios. Francia resolvió hace años prohibir por ley el uso de velo en los locales de estudio. E incluso la utilización del velo integral —bur-ka— en los lugares públicos. Esto, fue recibido como una provocación más por los ciudadanos musulmanes, se originaron protestas e, incluso, se constató desescolarización a causa de la prohibición. El debate se extiende también hacia el significado de esta prenda. Para muchos es síntoma del sometimiento que los musulmanes ejercen hacia la mujer, a la que deben cubrir. Otros defienden el uso del velo como algo voluntario para seguir los consejos de vestir con decencia y recato.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados