CORONAVIRUS

Rapidez en el desarrollo, eficacia y ventajas: expertos responden dudas sobre las vacunas

Son varias las incógnitas respecto a las vacunas contra el coronavirus. Es por esto que, unidos bajo el hashtag #YoMeVacuno en redes, varios expertos explicaron las ventajas de aplicarse las dosis.

Vacuna contra el coronavirus. Foto: Reuters
Vacuna contra el coronavirus. Foto: Reuters

La tan esperada noticia de la llegada de las vacunas a Uruguay la dio el presidente Luis Lacalle Pou durante una conferencia de prensa hace menos de una semana. En ese tiempo ya son varios los que se preguntan si cuando se inicie el plan de vacunación —y les toque su turno— decidirán aplicarse las dosis o no.

La duda radica principalmente en que se trata de una vacuna nueva, que se desarrolló en poco tiempo y para un virus que antes no se conocía. Además la diversidad de laboratorios y, con ellos, de métodos para prevenir el COVID-19 también genera confusión. Es por esto que durante los últimos días especialistas en medicina y ciencia se han pronunciado bajo el hashtag (o etiqueta) #YoMeVacuno.

El Institut Pasteur realizó un hilo en su cuenta de Twitter para explicar las ventajas de aplicarse las dosis contra el coronavirus. Esta publicación fue, además, recomendada por Gonzalo Moratorio, científico que está al frente del Laboratorio de Evolución Experimental de Virus del Institut Pasteur de Montevideo y el único latinoamericano en integrar la edición 2020 del Nature’s 10.

"Sencillo y directo. Tomate unos minutos y léelo. Gracias", expresó Moratorio. Pero no solo el Institut Pasteur informó sobre las ventajas, también se pronunció Laura Llambí, médica internista y "Ney" Castillo, pediatra y oncólogo.

Entonces, ¿cuáles son los fundamentos para recomendar la vacuna? 

Los beneficios de las vacunas

"El avance científico suele ir acompañado de incertidumbre por lo nuevo, pero también de beneficios. Así ocurrió con la primera vacuna en 1796, contra la viruela, y desde entonces las vacunas probaron ser útiles. La evidencia está en las vidas salvadas", expresó Institut Pasteur en la publicación junto con un cuadro que muestra que, por ejemplo, antes de la vacuna contra la poliomielitis murieron 234.240 personas y luego ninguna. De hecho la enfermedad fue eliminada.

En la misma línea se pronunció Laura Llambí,quien también se desempeña como docente en la Universidad de la República. "Es más alto el porcentaje de letalidad de la COVID-19 en Uruguay (401 fallecidos/ 38680 casos = en el entorno de 1%) que el porcentaje de anafiliaxia no letal de la vacuna Pfizer contra la COVID-19 (1,1 cada 100.000 vacunados, 0,001 %), aseguró también a través de su cuenta de Twitter.

Rapidez en el desarrollo

Con respecto a la velocidad en el desarrollo, el instituto expresó: "La rapidez es relativa" y explicó: "Las vacunas para COVID-19 se hicieron en menos de un año (cuando en general lleva al menos 5 años) gracias a avances tecnológicos, un escenario mundial inédito, experiencia en vacunación, y sobre todo a investigación previa que derivó incluso en una innovación: vacunas de ARN".

"Antes de la pandemia nunca hubo tanto dinero y colaboración entre gobiernos, farmacéuticas y ciencia por un fin común y urgente. Así, los científicos se enfocaron en desarrollar vacunas, tanto por métodos tradicionales, que ya probaron funcionar, como por tecnologías innovadoras", agregaron.

Por su parte, respecto a este punto, Llambí agregó: "Esa velocidad en obtener estas vacunas se explica por los extraordinarios avances en la ciencia básica, genética e inmunología de los últimos 10 años".

"Es como ir sobre hombros de gigantes. Se pudieron probar rápido en los ensayos clínicos porque la pandemia es avasallante y se llegó a los números necesarios de infectados o no, en los grupos de control vs vacunados en tiempos cortos. (Fueron) decenas de miles de personas en cada estudio", expresó.

Eficacia

"Aún cuando todas estas vacunas surgieron en tiempo récord, todas cumplieron los ensayos necesarios para respaldar su seguridad y eficacia. Los pocos efectos secundarios están monitoreados y la eficacia es mayor a otras vacunas", aseguró el Institut Pasteur.

En la misma línea, Llambí expresó que "como toda vacuna puede dar efectos colaterales menores: dolor en la zona de inyección, malestar leve o escalofríos" y que solo en "un porcentaje bajísimo pueden tener efectos colaterales graves como anafilaxia".

Por otra parte, sobre este punto también se pronunció Luis Alberto "Ney" Castillo, médico pediatra y oncólogo, en un video que subió a su cuenta de Twitter. "Todas las vacunas que vengan al país son efectivas y seguras".

"Acá no hay división que valga, acá no hay pro yankis, comunistas, no hay partidos políticos, no hay religión, no hay Defensor, Peñarol, Nacional, acá somos todos iguales en esto. Acá es Uruguay contra el COVID-19. Somos los uruguayos a favor de la vida contra el COVID-19".

No hay que olvidar el tapabocas

Aunque la vacuna llegue y comience a aplicarse en algunos grupo de la sociedad, todos los expertos coinciden en que, de todas maneras, es necesario que se continúe con los cuidados de prevención que se vienen llevando adelante.

"Por ahora seguimos con tapabocas, distanciameniento social, evitar aglomeraciones, las cosas que ya sabemos y que en algún momento seguimos", expresó Castillo, quien además aseguró que en el momento en que la vacuna llegue se dará la que le corresponda según su grupo. 

"Las vacunas serán útiles pero demorarán en llegar a toda la población, así que la mascara facial, el distanciamiento físico y la higiene de manos aún son medidas necesarias", reafirmó el Institut Pasteur.

Llambí por su parte aseguró que ella, como médica intensivista, la aconseja "fuertemente".

"Como docente universitaria enseñaré que ese es el camino, basándome en ciencia. Como hija, hermana, amiga, ciudadana, te insto a que te vacunes, y que te saques las dudas con tu prestador de salud y en fuentes confiables. Como profesional de salud: #YoMeVacuno", finalizó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados