MENTIRAS DEL NUEVO VIRUS

Los mitos del coronavirus: ajo para prevenir, tomar alcohol, aguantar la respiración y más

La Organización Mundial de la Salud realizó una lista con los mitos más comunes con respecto al coronavirus y los desmintió uno a uno.

Coronavirus. Foto: AFP.
Coronavirus. Foto: AFP.

Remedios caseros, trucos y consejos de todo tipo se divulgan día a día como forma de prevención contra el coronavirus. Sin embargo todos estos mitos, o más bien mentiras, solo logran desinformar a las personas a las que les llegan los datos falsos. Para alertar a toda la población, la Organización Mundial de la Salud (OMS) realizó una recopilación de gran parte de esta información que circula y la desmintió.

Consumir alcohol para protegerse del virus

Para muchos parece obvio: si el alcohol sirve para mantener las superficies limpias y se recomienda para la prevención contra el coronavirus, lo mismo ocurrirá si se consume. Sin embargo, indicó la OMS, está demostrado que tomar alcohol no protege contra el coronavirus y, en cambio, podría resultar incluso peligroso para la persona.

"El consumo frecuente o excesivo de alcohol puede aumentar el riesgo de sufrir problemas de salud", agregó la organización.

Lo mismo va para los casos en los que se aconseja rociar el cuerpo con alcohol o con cloro, ya que en caso de tener e virus, este ya entró al cuerpo.

"Pulverizar estas sustancias puede dañar la ropa y las mucosas (es decir, los ojos, la boca, etc.). Tanto el alcohol como el cloro pueden servir para desinfectar las superficies, siempre que se sigan las recomendaciones pertinentes", señaló la OMS.

Exponerse a altas o bajas temperaturas previene la enfermedad

Ni el frío extremo ni el calor intenso son capaces de evitar el contagio de coronavirus. De hecho, la OMS indicó que está demostrado que exponerse al sol o a temperaturas superiores a los 25° C no ayuda a prevenir la enfermedad y que el virus se puede contraer por muy soleado o cálido que sea el clima. 

" Se han notificado casos de COVID-19 en países cálidos. Para protegerse, lávese las manos con frecuencia y a fondo y evite tocarse los ojos, la boca y la nariz", recomienda la organización.

Lo mismo ocurre en la punta contraria. Ni el frío ni la nieve son capaces de matar al nuevo coronavirus.

"La temperatura normal del cuerpo humano se mantiene en torno a 36,5° y 37°, con independencia de la temperatura exterior o de las condiciones meteorológicas. Por lo tanto, no hay razón para creer que el frío pueda matar el nuevo coronavirus o acabar con otras enfermedades", agregó.

Tampoco está demostrado que el coronavirus pueda transmitirse según la zona. Incluso, las pruebas científicas realizadas indican que el virus puede transmitirse en cualquier zona, tanto de clima cálido como húmedo. 

Aguantar la respiración sin toser

Si bien los síntomas más comunes del coronavirus son la tos seca y los problemas respiratorios, está demostrado que el hecho de poder contener la respiración durante diez segundo sin toser o sentir molestias no implica que la persona no esté contagiada.

"La mejor manera de saber si tiene el virus que produce la enfermedad de la COVID-19 es someterse a una prueba de laboratorio. No podrá salir de dudas llevando a cabo este ejercicio de respiración, que incluso podría resultar peligroso", resaltó la OMS.

El contagio es para siempre

Las personas que contraen coronavirus pueden recuperarse ni van a estar contagiadas durante toda su vida. De hecho la mayoría de las personas que contraen este virus pueden recuperarse y eliminarlo de su cuerpo.

La organización agrega que "si tiene tos, fiebre y dificultad para respirar, busque rápidamente atención médica, pero antes llame por teléfono a su centro de salud. La mayoría de los pacientes se recuperan gracias a los cuidados de apoyo".

Bañarse con agua caliente y secador de manos

Tal y como se mencionó, el calor no es un factor que sirva al momento de prevenir la infección por el nuevo virus. Esto también incluye a los baños con agua caliente, que no proporcionan ninguna protección. 

La OMS detalla que lo único que puede generar el agua muy caliente en la ducha son quemaduras en la piel.

Al respecto, la organización indicó que tampoco son efectivos los secadores de manos. En cambio indicó: "Para protegerse contra el nuevo coronavirus (2019-nCoV), lávese las manos frecuentemente con un gel hidroalcohólico o con agua y jabón. Una vez limpias, séqueselas bien con toallitas de papel o con un secador de aire caliente".

Picaduras de mosquito

La OMS fue enfática al afirmar que el nuevo coronavirus no puede transmitirse a través de las picaduras de los mosquitos. El COVID-19 es un virus respiratorio que se propaga a través de las llamadas gotículas respiratorias, que se generan una una persona tose, estornuda o escupe.

"Hasta la fecha no hay información ni pruebas que indiquen que el 2019-nCoV pueda transmitirse por medio de mosquitos. Para protegerse, evite el contacto cercano con cualquier persona que tenga fiebre y tos", agregó.

Luz ultravioleta

Usar luces ultravioletas como modo de prevención del contagio de coronavirus no es incentivado ni recomendado por la Organización Mundial de la Salud. Al respeco recordó que la radiación ultravioleta puede causar irritación en la piel

Solución salina

Limpiarse regularmente la nariz con una solución salina o hacer gárgaras con sal no es un método probado para indicar que esta práctica protege de la infección del nuevo coronavirus. 

"Aunque algunas pruebas indican que enjuagarse la nariz regularmente con solución salina puede acelerar la recuperación tras un resfriado común, no se ha demostrado que prevenga las infecciones respiratorias", aclara la OMS.

Comer ajo

En varias de las múltiples cadenas que se comparten día a día a través de WhatsApp se habla del ajo como un ingrediente aliado en la lucha contra el COVID-19. Sin embargo, aunque este alimento es saludable y puede tener algunas propiedades antimicrobianas, no hay hasta el momento pruebas certeras de que comerlo pueda ayudar en la prevención contra el virus.

Solo afecta a los adultos mayores

En reiteradas ocasiones se habló de que existe una edad de riesgo comprendida entre las personas mayores de 60 años. Sin embargo esto no implica que el coronavirus solo afecte a los de mayor edad, ya que los más jóvenes también pueden contagiarse.

"El nuevo coronavirus (2019-nCoV) puede infectar a personas de todas las edades, si bien se ha observado que las personas mayores y las que padecen algunas enfermedades (como el asma, la diabetes o las cardiopatías) tienen más probabilidades de enfermarse gravemente cuando adquieren la infección", aclaró la organización. La OMS aconseja a las personas de todas las edades que tomen medidas para protegerse del virus, por ejemplo, mediante una buena higiene de manos y respiratoria.

Antibióticos para el coronavirus

Los antibióticos son puntualmente eficaces contra las bacterias, que no son lo mismo que los virus. Es por esto que un antibiótico no ayuda en la prevención ni en el tratamiento contra el coronavirus.

"Sin embargo, si resulta usted infectado por este virus y le hospitalizan, es posible que le administren antibióticos para que no contraiga infecciones bacterianas", indicó la OMS.

Ya hay un medicamento para tratar el coronavirus

Por el momento no hay una vacuna desarrollada ni un medicamento recomendado específicamente para prevenir o tratar la infección por coronavirus.

"Sin embargo, es necesario atender adecuadamente a las personas infectadas por este virus para aliviar y tratar los síntomas y procurar medidas de apoyo optimizadas a los que presenten síntomas graves", indicó la organización.

De todas maneras, agregó, se están estudiando algunos tratamientos específicos que se probarán en ensayos clínicos. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados

/***** Chat Bot ******/