ONG ULTIMO RECURSO FUNCIONABA DESDE 1989

Línea de crisis para prevenir el suicidio cierra desde esta noche

El último convenio que tenían se cayó; no tienen recursos para continuar.

Crisis en la línea: por falta de recursos y financiamiento, la ONG dejará de prestar servicio a medianoche. Foto: Gerardo Perez
Crisis en la línea: por falta de recursos y financiamiento, la ONG dejará de prestar servicio a medianoche. Foto: Gerardo Perez

Después de casi tres décadas, la ONG Último Recurso, que se dedicaba a brindar asistencia a las personas que intentan quitarse la vida, dejará de funcionar a partir de la medianoche de este domingo. La línea de crisis estaba disponible las 24 horas del día y era el único servicio de este tipo en el país.

A través de un comunicado divulgado ayer, la ONG informó que la decisión se debió a que "ya no contaban con los convenios que hacían posible sostener el trabajo de las/los operadoras/es", lo que "hace imposible continuar con la tarea". Según explicó a El País la psiquiatra Silvia Peláez, quien hasta hoy se desempeña como directora de la organización, el último convenio que finaliza hoy, y no ha sido renovado, era con el Hospital Policial, que depende del Ministerio del Interior.

"Consistía en financiar el costo de las líneas de crisis, así como puestos centinela dos veces por semana para los policías que estaban en riesgo de suicidio, talleres formativos en todo el país para profesionales de la salud, comisarios y ejecutivos, para que pudieran captar las señales de riesgo de suicidio, y grupos de apoyo para las personas que habían perdido por suicidio a un colega o a un familiar", explicó Peláez.

Aclaró, sin embargo, que el cierre de las líneas de crisis "no es culpa del Ministerio", sino que se dio por "un cúmulo de cosas, que incluyó la caída de varios convenios", entre ellos el de la Intendencia de Montevideo.

"El convenio con la comuna era el que teníamos hacía más tiempo y el que cubría más asistencia: nos ayudaba a tener atención psicológica de lunes a viernes en la zona oeste de Montevideo, donde la tasa de suicidio es más alta. Pero en 2016 el convenio cayó", explicó Viviana Bula, una de las profesionales que se encarga de atender la línea de crisis.

Según dijo Peláez, después de doce años la IMM "argumentando que tenían otras prioridades y que ya nos habían ayudado durante muchos años, decide hablar con el Ministerio de Salud Pública para compartir los gastos, y no levantar el convenio completamente, dado que se trata de una población vulnerable". Pero según dice, el MSP se negó a colaborar. "Había dicho que iban a poner una línea, pero no lo han hecho —y eso que lo están prometiendo hace años— y tampoco han querido ayudarnos", se lamentó la psiquiatra.

Ayuda.

Actualmente la ONG Último Recurso contaba con 10 personas entre funcionarios y voluntarios, número al que habían llegado luego de reducir la planilla de empleados por falta de financiación. Ellos eran quienes se encargaban de atender las llamadas de petición de ayuda, entre 15 y 20 por día. Estaban disponibles las 24 horas del día: en su sede ubicada en 18 de Julio y Gaboto atendían de 19:00 a 23:00 horas y el resto de las horas era trabajo de guardia; las llamadas las atendían los empleados desde sus propios domicilios.

"Desde que se creó, la ONG no solo trajo una luz de esperanza y rescató vidas, sino que hizo un trabajo científico de entender las razones que llevan al suicidio. Lo que más dejamos es ese testimonio de que puede ser prevenible si se prepara a la gente correctamente, siempre teniendo en cuenta que quien se suicida o intenta hacerlo no quiere en realidad morir, sino dejar de vivir así, y es tarea del buen especialista descifrar qué nos quiere decir con eso", sostuvo la directora de la ONG.

La tasa de suicidios más alta del continente

Último Recurso fue fundada en 1989 por el hermano franciscano Pedro Frontini, junto con la psiquiatra Silvia Peláez. Desde que se creó el servicio solo tres consultantes decidieron terminar con su vida.

Uruguay es el país con la tasa de suicidios más alta de América Latina: en 2016 se registró un récord para esta década, cuando 709 personas se quitaron la vida según el MSP. El pico más alto hasta ese momento se había dado en el año 2002, con 692 casos. En 2015 el MSP declaró al suicidio como uno de los problemas "más críticos del país" y que está priorizado en los Objetivos Sanitarios Nacionales hacia el 2020. Sin embargo, la única línea de asistencia a potenciales suicidas que existía era la de la ONG que cierra hoy.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)