CORONAVIRUS

GACH recomienda retomar de manera gradual las consultas presenciales en salud

"Si bien la telemedicina ha sido una herramienta útil en pandemia y posiblemente quede como modalidad complementaria a la asistencia presencial, su uso tiene muchas limitantes", indican los expertos. 

Consulta médica. Foto: Shutterstock.
Consulta médica. Foto: Shutterstock.

Las consultas presenciales en la salud fueron una de las cosas que se vieron interrumpidas por la pandemia de COVID-19. Ahora, un informe del equipo de atención primaria del Área Planificación Salud, Asistencia y Prevención del Grupo Asesor Científico Honorario (GACH) sugiere, entre otros, "a los prestadores de salud públicos y privados reiniciar en forma progresiva las consultas presenciales, tanto por parte de los médicos y equipos de referencia como por parte de médicos de otras especialidades que hacen a la atención continua". El documento se enfoca en las enfermedades no transmisibles (ENT).

Las personas con estas patologías -como enfermedades cardiovasculares, cáncer, diabetes y enfermedades respiratorias crónicas- "son más susceptibles a la infección por SARS-CoV2, fundamentalmente debido al compromiso de su respuesta inmunológica, haciendo que la presencia del virus tenga una progresión más rápida, con mayores complicaciones respiratorias y compromiso vital", indica el trabajo. 

El documento recuerda que desde que comenzó la pandemia en Uruguay, en marzo de 2020, bajó la cantidad de consultas presenciales, lo que a su vez hizo caer los diagnósticos, los controles y los tratamientos para diferentes enfermedades.

En esta línea, se agrega que "si bien la telemedicina ha sido una herramienta útil en pandemia y posiblemente quede como modalidad complementaria a la asistencia presencial, su uso tiene muchas limitantes".

Los expertos marcan que ya hay datos a nivel nacional que "preocupan y que se deberían atender e intentar revertir, de forma de evitar consecuencias mayores a mediano y largo plazo". 

Por un lado, recuerda que "según un trabajo recientemente dado a conocer en la Semana Académica del Hospital de Clínicas 20206, con datos aportados por la Comisión Honoraria de Lucha contra el Cáncer y por el Instituto Nacional del Cáncer, en el año 2020 se observó una disminución muy significativa en los exámenes de tamizaje de cáncer, del 80%, 66% y 73% para PAP, mamografías y test de sangre oculta en las heces respectivamente, comparados con el año 2019". 

De acuerdo a información aportada por tres seguros privados, profundiza, el año pasado se realizaron 22% menos Papanicolaou (PAP) que en 2019. "Si se considera que la tasa de positividad estimada es de 5% de los estudios realizados, con los datos mencionados (público, privado y seguros privados), se estima que quedaron alrededor de 3.500 pacientes con positividad sin diagnóstico", indica el trabajo. 

"Esta falta de estudios diagnósticos y de control se tornan más críticas en los adultos mayores, población que presenta alta prevalencia de estas enfermedades crónicas, a la vez que tiene un mayor riesgo frente a la infección por COVID-19", se señala. 

Además de retomar las consultas presenciales, los expertos recomiendan "implementar una buena campaña de comunicación, de manera que inste a las personas a retomar las consultas presenciales a los efectos de la promoción en salud y prevención, diagnóstico, tratamiento y rehabilitación de las enfermedades crónicas". 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error