LA MARCHA DE LA PANDEMIA

Disminuye ocupación de CTI: primera semana de junio comenzó con 569 pacientes y terminó con 527

La primera semana de junio promedió un total de 43 pacientes ingresados por día, una modificación a la baja en comparación con la última semana de mayo que tuvo un promedio diario de 48 pacientes.

Los pacientes que ingresan por día son consecuencia de la cantidad de contagios en los días previos. Foto: AFP
Los pacientes que ingresan por día son consecuencia de la cantidad de contagios en los días previos. Foto: AFP

Todos los especialistas en inmunología y epidemiología están de acuerdo en una cosa: el primer efecto sustancial que tendrá la vacunación contra el COVID-19 en Uruguay se observará en las muertes y los ingresos a CTI. En segunda instancia se espera una baja en los contagios y casos diarios, pero para esto se demorará un poco más.

A partir de marzo de este año, la situación en cuidados intensivos empeoró de forma exponencial como consecuencia directa del aumento en la cantidad de positivos. Pese a que el récord de camas ocupadas por pacientes infectados con el nuevo virus ocurrió la semana pasada, específicamente el 2 de junio con 587 en total, desde esa fecha ha habido una baja acumulativa en la ocupación a un ritmo que, sostienen, es sorprendente.

“Hay una serie de cambios abruptos muy grandes en muy pocos días. Si bien es cierto que hay una bajada, es muy poco tiempo como para hacer una evaluación definitiva de eso o decir que es una disminución 100% clara. Además, si miramos el número de ingresos promedio, este es el mismo que en abril y mayo”, dijo a El País el presidente de la Sociedad Uruguaya de Medicina Intensiva (SUMI), Julio Pontet.

La primera semana de junio promedió un total de 43 pacientes ingresados a CTI por día, lo que significa una modificación a la baja en comparación con la última semana de mayo que tuvo un promedio diario de 48 pacientes diarios ingresando.

Sin embargo, como dice Pontet, hubo una semana de mayo con un promedio de 40 y otra en abril de 44, por lo tanto, es cierto que los números de ingresos por COVID-19 siguen siendo altos y no muy lejanos a los que habían hace algunos meses.

Pontet igualmente sostuvo que “no hay duda” de que la inmunización ya está haciendo efecto porque debería haber aún más casos en CTI con respecto a los positivos. “La mayor parte de las personas que hoy cursan la enfermedad lo hacen en formas leves a expensas de la vacuna o de no estar vacunados pero por ser más jóvenes”, explicó el vocero de SUMI.

Los pacientes que ingresan por día son consecuencia de la cantidad de contagios en los días previos. ¿Cómo funciona esto? Quienes pasan por CTI lo hacen aproximadamente entre siete y diez días después de enterarse que son positivos de COVID-19. La enfermedad comienza a agravarse de forma progresiva. En este sentido, Pontet dijo que el “desacople” de los ingresos y la ocupación a causa de la vacuna todavía no llegó, a pesar de que la tendencia de junio parecería indicar precisamente eso. Teniendo en cuenta que el 4 y 5 de junio hubo más de 4.000 casos diarios, el presidente de la SUMI advirtió que “es necesario esperar hasta que pase la primera quincena de junio” como para afirmar “que la vacuna tiene un efecto poblacional en los casos graves”.

¿Saturación?

Desde SUMI prefieren no referirse al concepto de saturación y si sigue existiendo, existió o existirá. En este sentido, Pontet dijo: “Conceptualmente todavía tenemos niveles de ocupación muy altos. El pasado domingo, por ejemplo, había 15 de las 54 unidades con más de 85% de ocupación total”.

Además, hoy en Uruguay la disponibilidad de camas en cuidados intensivos ocurre en mayor medida a causa de fallecimientos y no de pacientes que tienen el alta médica.

Así como los intensivistas calculan que el 1,5% del total de casos positivos suelen ingresar a CTI, la cantidad de fallecidos también es un dato predecible. “Más o menos sabemos que el promedio de estadía suelen ser 10 o 12 días después de ingresados, aunque también hay pacientes que permanecen internados por mucho tiempo. Si tuvimos un pico de ingresos a fines de mayo no me sorprendería que mañana o pasado fallezcan varios pacientes”, dijo Pontet y agregó que “son datos fríos y poco humanos, pero es la realidad”.

35% de CTI de ASSE solo para Covid

La Sociedad Uruguaya de Medicina Intensiva (SUMI) publicó este sábado los resultados de un censo realizado en las unidades de cuidados intensivos de la red de hospitales de la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE).

En total, se incluyó a 14 centros públicos con unidades de cuidados intensivos correspondientes a distintas zonas del país. Dentro de estos hay cinco que están dedicados de forma exclusiva a pacientes con COVID-19, esto equivale al 35%.

En todas las unidades ocurre que el porcentaje de ocupación de los pacientes cursando la enfermedad es, por lo menos, más de la mitad del total.

El censo de la SUMI también hace referencia a que los centros de cuidados intensivos de ASSE, en promedio, están actualmente ocupados en un 80% y casi un 60% es por pacientes portadores del COVID-19.

Además de las 14 unidades de ASSE, la SUMI reporta los datos de otros 54 centros. De estos, hasta el sábado pasado había 17 que tenían una ocupación mayor al 85% lo que significa un nivel rojo, según el colectivo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados