PANDEMIA

Consejos sobre el coronavirus: los guantes de látex, ¿reducen el riesgo de contagio?

"Usar guantes hace que la gente olvide de la higiene de manos", advirtió una infectóloga. Solo sirven si los usamos correctamente. Enterate qué hay que hacer.

tapabocas, barbijos, guantes,
Foto: Pixabay

¿Te sentirías más protegido con guantes puestos? Quizás te sorprenda saber que muchos profesionales de la salud opinan que usar guantes de látex para salir a hacer las compras, por ejemplo, no reduciría el riesgo de contagiarte del coronavirus COVID-19. Incluso podría ser contraproducente, porque nos daría una falsa sensación de seguridad.

"Usar guantes hace que la gente olvide de la higiene de manos. Con los mismos guantes van al súper, tocan el ascensor, se tocan la cara, tocan el celular que después usan sin desinfectar. Y muchas veces, al descartar los guantes, olvidan lavarse las manos", explicó Betiana Guidetto, médica infectóloga del sanatorio Anchorena San Martín de Buenos Aires.

Lo cierto es esto: usar guantes solo sirve si los utilizamos correctamente. Esto implica: 

1) Higienizarse las manos con alcohol en gel justo antes de colocarlos.

2) No tocar nuestras pertenencias o la cara.

3) Después de hacer las compras, retirarlos de forma adecuada (más abajo explicamos cómo), y descartarlos.

¿Es más seguro que lavarse las manos?

"No, es lo mismo. Si nos lavamos las manos correctamente antes y después, y durante el tiempo en el que estamos fuera de casa no nos tocamos la cara ni nuestras pertenencias, la protección sería igual", opinó la experta.

"Incluso, sin el riesgo agregado del mal uso de los guantes o de la sensación 'puedo tocar todo porque tengo los guantes' que muchos perciben. Por eso, para la población en general, muchas veces convendría no utilizarlos", advirtió.

Esto sería porque la gente no suele comprender que los guantes pueden transferir gérmenes a todas las superficies que tocan, ¡especialmente a la cara!

Cómo retirar los guantes

El descarte de los guantes suele ser problemático: quizás lo rompés por accidente, o te los retirás de forma que cancelen toda la protección que te proveyeron en un principio.

Los profesionales médicos los descartan de esta forma:

1) Con el pulgar e índice de una mano tomá el guante opuesto a la altura de la muñeca, asegurándote de no tocar la piel.

2) Retirá el guante dándolo vuelta, cuidando de no romperlo.

3) Sostené el guante que ya retiraste siempre con la mano enguantada. No lo toques con la mano libre.

4) Quitá el otro guante insertando tus dedos dentro del opuesto a la altura de la muñeca, retirándolo de forma envolvente, sin tocar el exterior del guante. El primer guante queda dentro del segundo guante.

5) Descartá los guantes en el momento, y lavate bien las manos. Si no tenés acceso a agua y jabón, usá alcohol en gel hasta que puedas acercarte a una canilla.

Los guantes descartables, ¿se pueden lavar y reutilizar?

Según la infectóloga, no es recomendable reutilizar los guantes descartables, ya que los productos limpiadores podrían interferir con el material, además de quedar húmedos y no perfectamente estériles.

Si vas a usar guantes de lana o de tela, podés lavarlos en el lavarropas o a mano después de cada uso, y es necesario que tomes las mismas precauciones que con los guantes descartables al utilizarlos y al quitarlos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados