LLAMADO DE EMERGENCIA

Las causas que forzaron las remociones en 16 hospitales

Los casos de ASSE en la investigadora y la Justicia explican la decisión.

Esta semana el directorio político de ASSE presentó los llamados a concurso de directores para 16 de 44 hospitales del país. Foto: A. Colmegna
Esta semana el directorio político de ASSE presentó los llamados a concurso de directores para 16 de 44 hospitales del país. Foto: A. Colmegna

Se desmarcó de su antecesora, Susana Muñiz; forzó la salida del gerente general Richard Millán y en menos de dos meses logró de forma muy elegante que las direcciones de los 16 hospitales que son investigados por una comisión parlamentaria y por la Justicia Penal vayan a concurso y no se eligieran más a dedo como se venía haciendo desde el surgimiento de la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE). Marcos Carámbula, el presidente del directorio del organismo, pisó fuerte en ASSE para poner paños fríos en medio de decenas de denuncias de la oposición por presuntas irregularidades en la gestión. La medida fue aplaudida por todos los partidos políticos y según se anunció, se resolvió en función del estudio de todas las auditorías. Los directores que pretendan participar de los concursos, deberán ahora renunciar a sus cargos para poder competir según sus méritos y antecedentes.

1 - Artigas.

Las autoridades del hospital departamental pagaron sueldos a funcionarios con dinero destinado a otros rubros, por ejemplo a Gastos Médicos y Odontológicos. La situación fue advertida por el Tribunal de Cuentas de la República (TCR) en mayo de 2017 en el marco de una investigación administrativa en el Hospital de Rivera por el mismo motivo. La actual dirección del centro de salud la ocupa Luz Marina González tras la salida de la exdirectora Cecilia Gómez quien renunció a su cargo por problemas con el sindicato.

2 - Bella Unión.

Es el buque insignia de la oposición. En 2011 tres funcionarios de ese centro hospitalario en Artigas crearon una empresa de ambulancias para venderle servicios; se trata de Federico Eguren que era el director del centro, Rodrigo Barcelona que trabajaba como pediatra en la emergencia y de Marcos García quien ocupó la dirección entre el 2013 y 2014. Actualmente los tres ocupan cargos de dirección de hospitales: Eguren en el Pereira Rossell, Barcelona en el Hospital Pediátrico y García en el Hospital de Salto. La auditoría Interna y de Gestión de ASSE, de octubre de 2014 en sus conclusiones advirtió por el gasto generado con la contratación de la empresa de ambulancias, estableciendo que el mismo estuvo viciado en su origen, por carecer la empresa de habilitación del MSP y presentar varios indicios de conflicto de intereses.

3 - Chuy.

A la luz de los trabajos de la comisión investigadora de ASSE en el Parlamento parece no haber elementos de peso para que la dirección participe del proceso de concurso. El cargo de directora actualmente es ocupada por Zulma Cavallo.

4 - Dolores.

En un caso similar al ocurrido en el Hospital de Bella Unión, exfuncionarios del centro crearon la empresa de ambulancias, Emergencia Móvil de Soriano (EMS) la que vendió servicios al centro de salud para el que trabajaban. Es que en el Hospital de Dolores, la exdirectora, Ana María Falótico, copropietaria de la empresa de ambulancias, firmó varias adjudicaciones de servicios que incluían gastos de contratación de esa firma, en la que increíblemente, su pareja también es socio.

5 - Durazno.

Lo llaman el hospital "fantasma" porque durante la semana faltan cirujanos, anestesistas, pediatras, y ginecólogos para asistir a los usuarios de Salud Pública en urgencias y emergencias. El Hospital de Durazno "es un centro fantasma": así lo califican quienes conocen lo que ocurre puertas adentro. En la denuncia a estudio de la investigadora de ASSE, se señala que el TCR observó el gasto del centro en el rubro de contratación de servicios de vigilancia.

6 - Maldonado.

Circulan en el centro de salud varias versiones encontradas sobre posibles actos de corrupción en relación al uso que se le dio a la sangre recolectada en el Hemocentro. El hospital fue noticia el verano pasado porque se detectó que había superpoblación de pacientes, largas esperas por atención y falta de enfermeros y médicos en la emergencia. Al conocerse la noticia sobre los llamados a concurso, su director Waldemar Correa explicó a FM Gente que nadie le solicitó la renuncia y que su alejamiento se debe a que en pocos días cumplirá 70 años, límite de edad para la función pública.

7 - Melo.

Luego de acceder a datos del Sistema Integrado de Información Financiera de ASSE, el diputado del Partido Nacional, Martín Lema, detectó que el centro de salud gastó más de 1,6 millones de pesos desde 2014 en la contratación de una agencia de publicidad. Este año, en el marco de la comisión investigadora que actúa en el Parlamento, el exdirector del Hospital de Cerro Largo, Andrés Rodríguez reconoció el gasto de $ 4.098.800 en publicidad entre los años 2015 y 2017.

8 - Mercedes.

El hospital de Mercedes es el lado B del de Dolores. En este caso también se confirmó un escenario similar al ya conocido en el Hospital de Bella Unión en Artigas. La exdirectora del Hospital de Mercedes, Patricia Laxaga admitió ante la comisión investigadora que firmó facturas para pagarle a su propia empresa de ambulancias. Sin embargo, al ser consultada por El País, la exjerarca indicó que al asumir como subdirectora, notificó a la dirección del centro de salud sobre su participación en la empresa EMS, la misma que prestó servicios en Dolores y la respuesta fue que de acceder al puesto, "debía excusarse" de firmar las órdenes de compra de servicios a la misma porque ocuparía un cargo como ordenador del gasto. Esa situación es inadmisible en la función pública, según lo dispuesto en el Texto Ordenado de Contabilidad y Administración Financiera (Tocaf).

9 - Pereira Rossell.

Es el único hospital de Montevideo en el que el directorio político de ASSE llamará a concurso para ocupar su dirección. Es que el actual director es Federico Eguren, uno de los tres socios de la empresa de ambulancias Siemm SRL que vendió servicios al Hospital de Bella Unión en Artigas para el que trabajaba, primero como director y más tarde como funcionario médico. Por otro lado, el Pereira es objeto de investigación por varias presuntas irregularidades como la evasión de procesos de licitación y el pago de sobrecostos para el traslado interno de pacientes.

10 - De la mujer.

Fue el caso más inesperado, inclusive sorprendió a funcionarios del propio hospital. Ocurre que su directora Mara Castro, es destacada en la interna de ASSE por su profesionalismo y buena capacidad de gestión.

11 - Hospital Pediátrico.

Al igual que ocurrió con Eguren en el Pereira, el director del Hospital Pediátrico, Rodrigo Barcelona deberá renunciar a su cargo por la contratación de su propia empresa de ambulancias en Bella Unión.

12 - Rivera.

Fue el caso que más repercusión política tuvo porque era el hospital considerado como un bastión comunista. Allí el cesado director y exdiputado de ese sector político, Andrés Toriani, se enfrentó duramente a parte del directorio de ASSE por pagar sueldos de más de 60 médicos con rubros destinados a gastos médicos, no destinados para ello. La acérrima defensa de su gestión por parte de la expresidenta del directorio, Susana Muñiz, hizo que el caso se volviera un emblema de la oposición política quien lo utilizó para denunciar varios casos más.

13 - Rocha.

La construcción de una sala de emergencias le costó a la dirección del Hospital de Rocha US$ 1 millón y medio, según denunció el diputado del Partido de la Gente, Daniel Peña. ¿Lo peor? La sala "se llueve". Según reveló el diputado, la exdirectora del hospital, María Julia Báez renunció a su cargo por una serie de discrepancias con las autoridades departamentales del MSP.

14 - Rosario.

El año pasado, el director del Hospital de Rosario debió renunciar a su cargo luego de que el TCR advirtiera que no podía vender servicios de ambulancias al mismo centro de salud que dirigía, actividad que se desarrolló durante tres años.

15 - Salto.

Allí se detectó que practicantes de la Facultad de Medicina de la UdelaR prescribían medicamentos a pacientes y faltantes de 2.453 medicamentos entre lo que figura en el registro propio de la unidad y el stock real disponible en la farmacia. La misma no está habilitada por el Ministerio de Salud Pública (MSP) ni por la Dirección Nacional de Bomberos. Pero más allá de estas situaciones irregulares, su director es Marcos García, el tercer socio de la empresa de ambulancias de Bella Unión que al igual que Eguren y Barcelona vendieron servicios al hospital para el que trabajaban.

16 - San José.

El TCR detectó al igual que en Bella Unión y en Soriano que funcionarios vendían servicios de ambulancias al centro, con una firma de la que eran socios.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)