PANDEMIA

Hospital de Clínicas: se detectó brote de COVID y sospechan que es de variante Delta

En total son 13 las personas que están contagiadas y que ya se encuentran aisladas. Además se esperan los resultados de 280 hisopados que se hicieron a pacientes, funcionarios y personal asistencial.

Hospital de Clínicas. Foto: Francisco Flores.
Hospital de Clínicas. Foto: Francisco Flores.

En los últimos días, un paciente positivo de COVID-19 internado en el Hospital de Clínicas contagió a 13 personas, según supo El País a través de fuentes del centro hospitalario. Entre los contagiados se encuentran otros pacientes y funcionarios del hospital.

Según constató este viernes el Ministerio de Salud Pública, "en uno de los casos se reporta de forma preliminar la variante Delta" y, debido a la rapidez del contagio y a la alta carga viral se entiende que "seguramente" el brote sea de esta variante, indicaron fuentes a El País.

El MSP agregó a través de su cuenta de Twitter que todas las personas están con "síntomas leves", aisladas y con "vigilancia de forma conjunta". 

El director del Hospital de Clínicas, Álvaro Villar, dijo este viernes en rueda de prensa que tienen "fuertes sospechas" de que el brote se inició por una paciente que ingresó al hospital, "que fue hisopada" y que "resultó positiva". Además indicó que ya hay tres casos confirmados de Delta.

Ahora se espera el resultado de 280 hisopados que se hicieron ayer jueves tanto a pacientes, como a funcionarios y al equipo asistencial, indicó el infectólogo Henry Albornoz en rueda de prensa.

Por su parte, Villar explicó que en los casos que "se determinó que eran diagnósticos positivos" fueron trasladados al Hospital Español. "Tenemos todo el piso ese con medidas de aislamiento", es decir, que no se permite el ingreso de acompañantes y se controló la circulación "inmediatamente", dijo. 

El director dijo también que "todos los pacientes" están con síntomas "relativamente leves", como dolor de cabeza, dolores musculares, algún caso con fiebre, pero no existen casos "con problemas respiratorios severos". Por último, agregó que se trata de personas que están todas vacunadas, por lo que suponen que "la gravedad de los casos" no se va a dar. 

A su vez, el ministro de Salud, Daniel Salinas, agregó que los individuos que resultaron positivos de COVID-19 "están todos en buen estado de salud". Además dijo en rueda de prensa recogida por Canal 5 que las personas afectadas incluyen al personal de salud como "algún médico, tisaneros, un par de practicantes de medicina" y también a "varios pacientes" del hospital. 

Brote debe ser un "llamado de atención", dijo Medina

"Tiene que ser un llamado de atención tener un brote a nivel hospitalario porque lo sabemos es que de alguna forma el virus entró al hospital. El paciente o funcionario viene de la comunidad", destacó el infectólogo Julio Medina en rueda de prensa desde el centro de salud universitario.

En esa línea, destacó: "A veces los brotes hospitalarios terminan siendo un termómetro de lo que empieza a ocurrir en la comunidad. Lo que pasa que en un hospital se magnifica, se logra de alguna manera identificar muchos más casos en un mismo lugar, y eso queda como muy explosivo, pero en realidad es un llamado de atención porque puede estar ocurriendo diseminación en la sociedad que no nos estamos dando cuenta todavía".

Hasta el momento, la variante Delta no circula de forma comunitaria en Uruguay, a pesar de que sí se han detectado casos. En todas las oportunidades se trató de personas que retornaron del exterior y resultaron positivas al ingreso, o luego de mantener contactos intrafamiliares.

Lo “llamativo”, para los médicos e infectólogos del lugar, según una de las fuentes consultadas, es “lo transmisible que ha sido el caso desde lo epidemiológico”. Esto tiene que ver con que a pesar de que un brote de siete personas no es demasiado grande, “tampoco es despreciable teniendo en cuenta que ocurrió dentro de un hospital”, según indicó la fuente.

Es “probable” que el brote se haya originado a partir de un caso de COVID infectado con la variante Delta, según indicaron fuentes médicas del Hospital de Clínicas. La sospecha surge a raíz de que el personal de salud que se contagió del paciente está vacunado con Pfizer y, durante el contacto con este utilizaron tapaboca. En este sentido, es sabido que la variante Delta es más transmisible que la forma original del virus y que la variante de Manaos que circula en Uruguay.

“Habiendo tenido una circulación de P1 hace no mucho tiempo, lo esperable es que los nuevos eventos de este tipo sean por otras variantes del virus y no es muy probable que siga habiendo olas de circulación de la misma variante que ya estuvo presente”, explicó la fuente.

Hasta el momento, la variante Delta no circula de forma comunitaria en Uruguay, a pesar de que sí se han detectado casos. En todas las oportunidades se trató de personas que retornaron del exterior y resultaron positivas al ingreso, o contactos intrafamiliares de estos.

La semana pasada el encargado del laboratorio de Genómica Microbiana del Instituto Pasteur, Gregorio Iraola, dijo que el riesgo de que circule la variante Delta es “cercano” y “más tarde o más temprano va a impactar en la dinámica epidemiológica” del país una vez que se vuelva predominante. “Estamos viviendo un experimento a nivel poblacional en tiempo real de ver qué sucede si se da una entrada masiva de Delta”, explicó.

Aunque hasta el momento no se confirmó que el brote en el Hospital de Clínicas sea a causa de la variante india, según supo El País, las muestras realizadas a los positivos se van a secuenciar en los próximos días en el propio laboratorio del Clínicas y no en el Instituto Pasteur, como se hace con los casos sospechosos de Delta.

En el último reporte realizado por el Grupo de Trabajo Interinstitucional (GTI) en Vigilancia de SARS-CoV-2, se comunicó que la variante fue detectada en más de 150 muestras de un total de 300 analizada. No se conoce la distribución de estos por departamento.

Apertura de fronteras.

El 1 de setiembre Uruguay abrió sus fronteras a extranjeros propietarios de inmuebles y, según lo anunciado por el presidente Lacalle Pou, el próximo 1 de noviembre las fronteras estarán abiertas para todos los extranjeros vacunados.

Los científicos no están seguros de cuán grave será el impacto epidemiológico de la medida, aunque admiten que es posible que aumenten los contagios y haya una mayor circulación de variantes de COVID-19. “Nosotros observamos la entrada de la variante Delta de forma masiva durante las vacaciones de julio. Ahora, cuando se abra todo totalmente, vamos a tener un efecto multiplicado seguramente”, explicó Iraola.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados