PANDEMIA

Alfombras sanitarias: para qué sirven, cómo se usan y cuánto cuestan

Además de la recomendación del distanciamiento social, el uso del tapaboca y la higienización constante de las manos, este elemento se suma a la lucha para tratar de prevenir el contagio del COVID-19.

Alfombra sanitaria. Foto: captura.
Alfombra sanitaria. Foto: captura.

En los protocolos que se están desarrollando para llevar adelante la "nueva normalidad" en medio la pandemia ocasionada por el coronavirus, hay un elemento recomendado de prevención y que hizo que las búsquedas en Google se dispararan: las alfombras sanitarias.

Las utilizan muchas de las empresas públicas que ya comenzaron a atender al público nuevamente, y las empresas privadas y comercios. También es una de las recomendaciones de la Asociación de Institutos de Educación Privada (AIEP) para el retorno a las aulas.

Además de la recomendación del distanciamiento social, la utilización del tapaboca y la higienización constante de las manos, las alfombras sanitarias, sanitizantes o desinfectantes se suman a la lucha para tratar de prevenir el contagio del COVID-19.

Si bien desde el equipo de salud del gobierno ya se instó en reiteradas oportunidades a que cada ciudadano que pueda cuando llegue a su casa se quite el calzado y lo desinfecte, las alfombras sanitarias llegan como una solución también para los lugares de tránsito.

¿Cómo funcionan?

Se trata de una alfombra sintética o de goma a la que se le pone el producto desinfectante, generalmente una mezcla de agua con hipoclorito de sodio.

Algunas tienen una bandeja por debajo y otras solamente hay que depositárselo encima.

Las personas cuando lleguen deberán pisar en ella, tratando de cubrir la mayor parte de la suela en la misma, para entrar en contacto con el desinfectante.

Se puede utilizar luego un felpudo tradicional si de la misma se desprende mucho líquido. Las alfombras son fácilmente lavables con un cepillo.

¿Para qué sirven?

Teniendo en cuenta que el coronavirus se puede contraer de una superficie, evitaría el riesgo de trasladar el virus de un lugar a otro en la suela del zapato. Para los que la utilicen en casa, también disminuiría la necesidad de desinfectar el calzado con el que llegan del exterior.

¿Cuánto cuestan?

Dependiendo de los tamaños, las características (con bandeja o sin ella y la construcción  de la misma), las mismas se consiguen desde $ 300 a $ 2.350 en ferreterías, comercios de alfombras y online.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados