MISIÓN DE NACIONES UNIDAS

Haití: cascos azules uruguayos nombrados en denuncias de embarazo y abuso infantil

Investigación encuestó a 2.500 habitantes de Haití y relevó 265 historias de primera mano sobre casos de prostitución, embarazo y abuso infantil.

Cascos azules en Haiti.
Foto: archivo El País.

Una investigación publicada por el medio académico The Conversation y replicada por The Washington Post, señala que mujeres y niñas en Haití quedaron embarazadas de cascos azules de la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas (Minustah) que luego retornaron a sus países. Y entre ellos, el país que más se menciona es Uruguay como origen de los militares.

El trabajo fue realizado por dos académicas estadounidenses: Sabina Lee, profesora de la Universidad de Birmingham, y Susana Bartels, científica de la Universidad de Queen en Ontario.

Para la investigación, ambas encuestaron a 2.500 haitianos sobre las experiencias de las mujeres y niñas residentes en las localidades donde se realizaron las misiones. De estos, 265 contaron historias de niños nacidos de cascos azules y niñas haitianas de hasta 11 años. 

El informe cita a una mujer que describe "una serie de mujeres de 12 y 13 años" que fueron embarazadas por el personal de Minustah, dejándolas "en la miseria con los bebés en sus manos". Otra mencionó: "Ellos pusieron unas pocas monedas en su mano para dejarles un bebé".

Las académicas recalcaron que para la investigación no se preguntó específicamente sobre las relaciones sexuales con las fuerzas de paz o acerca de los niños nacidos de esas relaciones, sino que el tema salió espontáneamente. Los entrevistados mencionaron esos problemas por su cuenta, según los investigadores.

El informe implica al personal de la ONU de 13 países, pero sostiene que entre las 265 historias relatadas la mayoría corresponde a personal de Uruguay. Casi tres casos de cada 10 corresponden a militares uruguayos: un 28,3%. Le sigue Brasil con un 21,9% de los casos y posteriormente figura un "no lo sé", Chile, Argentina, Nepal, Sri Lanka, Canadá, Jordania, Bolivia, Francia, Nigeria, Senegal. Además, aseguran que esos soldados fueron repatriados por sus países cuando se conocían los embarazos, dejando a las jóvenes madres sin asistencia. 

"Lamentablemente, hemos visto casos relacionados con el personal de mantenimiento de la paz de la Minustah en los últimos años, aunque las acusaciones generalmente han disminuido desde 2013", respondió el Departamento de Operaciones de Mantenimiento de Paz de la ONU a este informe.

Sienna Merope-Synge, abogada del Instituto de Justicia y Democracia en Haití con sede en Boston, Estados Unidos, dijo al Washington Post que "no debería ser una mujer la que debe emprender acciones legales en Uruguay o Nigeria; las Naciones Unidas deben garantizar que se pague la manutención de los hijos y luego puedan ir y recuperar ese dinero de cada país". "Es su cometido hacer eso, no que una mujer en Haití esté tratando de navegar una acción legal internacional muy compleja".

José Bayardi, ministro de Defensa, dijo a La Diaria que si bien no tenía información exacta acerca de la investigación "en muchos de los casos tengo entendido que se hicieron responsables".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados