PROPUESTA

Tenencia de perros de "razas potencialmente peligrosas" vuelve al Parlamento con nuevo proyecto de ley

La diputada Nibia Reisch presentó un proyecto que establece que se tendrán que mantener en "régimen de reclusión permanente" y que deberán esterilizarlos. 

Raza: el pitbull es una de las razas consideradas más peligrosas; ha participado en varios incidentes. Foto: Marcelo Bonjour
Perro de la raza pitbull. Foto: Marcelo Bonjour

La diputada colorada Nibia Reisch presentó un proyecto de ley (ver abajo) que propone la "cría, reproducción, comercialización, transferencia, adopción e importación de canes que pertenezcan" a 15 razas consideradas "potencialmente peligrosas".

Las razas que se enumeran en el proyecto son las siguientes: akita; amstaf; rottweiler; pitbull; mastín napolitano; tosa japonés; dogo argentino; dogo de burdeos; bullmastiff; american staffordshire terrier; staffordshire bull terrier; perro de presa mallorquín; presa canario; bullmastiff; bull terrier y
fila.

En el texto se establece que los propietarios actuales de los perros de las razas mencionadas deberán esterilizarlos. Además, los tendrán que mantener en "régimen de reclusión permanente, albergados en instalaciones seguras y resistentes, que contemplen las necesidades básicas de espacio y ambientación y que impidan su huida, restringiendo la circulación de los referidos canes, los cuales no podrán transitar en la vía pública ni en otros espacios públicos".

El proyecto también especifica cómo tendrá que ser ese lugar donde estén los animales. Entre otras cosas, dice que "deberá cumplir con los requisitos de seguridad para evitar su escapatoria o posible acceso a la vía pública a través de rejas o tejidos".

También habla de la creación de una sección de perros potencialmente peligrosos en el ya existente Registro Nacional de Animales de Compañía. Allí se inscribirán los perros de las razas a las que hace referencia el proyecto.

El proyecto de Reisch señala que los tenedores de los perros tendrán un carné que los autoriza para su tenencia. Asimismo, al momento del registro, "deberán llenar una declaración jurada en la que constará si el animal fue adiestrado, si cuenta con antecedentes de agresiones y acreditar que los referidos perros portan un microchip identificador implantado en forma subcutánea, que permita conocer los datos de cada animal así como su propietario, poseedor o tenedor".

El proyecto, que se presenta días después de la muerte de un niño de cinco años a causa del ataque de un perro pitbull, apunta a la "necesidad de adecuar" la "legislación a un problema que se viene incrementando en forma permanente".

Además, señala que la mayor parte de la víctimas "son niños, bebés y ancianos, que quedan con secuelas físicas y psicológicas de por vida. Y que hasta se ven obligadas a someterse a varias cirugías para poder minimizar las consecuencias de las mordeduras".

Nuevo intento de legislar sobre razas peligrosas

En su exposición de motivos Reisch señala que en 2010 ya un proyecto de ley abordaba este tema, y que en julio de 2014 tuvo media sanción por parte de la Cámara de Representantes con apoyo de todos los partidos políticos.

"La Comisión Nacional Honoraria de Bienestar Animal definirá por resolución fundada el carácter de peligroso de razas y cruzas caninas. Podrá determinar su prohibición total de importación, comercialización, transferencia, cría de razas caninas y felinas, así como establecer las condiciones que deben reunir los titulares tenedores de las mismas y las
zonas habilitadas para ello", decía el texto.

Además, en 2015, el entonces senador Pedro Bordaberry presentó otro proyecto de ley regulando la crianza de perros de razas peligrosas, que fue archivado al fin de la Legislatura.

Las cifras son muy elocuentes, agrega la diputada en el proyecto de ley: ya que en la última década se da entre 2.500 y 3.000 casos anuales de ataques de perros de diferentes razas en todo el país, (la mitad de ellos, aproximadamente, se registran en Montevideo) según los datos que maneja el Departamento de Zoonosis y Vectores del Ministerio de Salud Pública".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error