LA DEFINICIÓN

El tablero luego de las internas: la votación ordena las fórmulas de los diferentes partidos

Es clave a la hora de construir las alianzas para octubre próximo.

Los partidos definen hoy quiénes serán los candidatos que competirán en las elecciones nacionales de octubre. Foto: Fernando Ponzetto
Los partidos definen hoy quiénes serán los candidatos que competirán en las elecciones nacionales de octubre. Foto: Fernando Ponzetto

El “día D” para todos los partidos es el siguiente a las internas. No se trata solo de elegir a los candidatos, por las votaciones se cierran las fórmulas que competirán en octubre y las alianzas entre sectores para integrar el nuevo Parlamento.

En el Frente Amplio los números importan y mucho. Las encuestas dan como ganador al precandidato Daniel Martínez y el vicepresidente se definirá en función de los votos que obtenga. Si Carolina Cosse llega al 30% del electorado es posible que termine integrando la fórmula.

Cualquier decisión que se tome deberá ser consultada con el sector político que obtenga más apoyo en las urnas. “Los votos importan”, dijo el expresidente José Mujica al ser consultado por El País sobre la posibilidad de que Cosse sea la vicepresidenta si triunfa Martínez.

La coalición se fijó un plazo de entre una semana y 15 días para terminar de cerrar la fórmula de cara a octubre. Si se demora más, hay dirigentes que entienden que se podría perjudicar la imagen del FA que hizo una campaña de guante blanco para preservar la unidad interna.

Inmediatamente después de las elecciones comenzarán las negociaciones. Ya hay citada una reunión entre dirigentes de primera línea de los diferentes sectores para negociar el compañero de fórmula de Martínez. El encuentro tendrá lugar entre miércoles y jueves y participarán, al menos, cuatro sectores: el Partido Socialista, el Movimiento de Participación Popular (MPP), el astorismo y los comunistas. Formalmente la resolución sobre la fórmula se adoptará en un Plenario Nacional.

Pero no todo pasa por el presidente y el vice. La votación es determinante para las alianzas electorales que se tejen entre los diferentes grupos del FA para octubre. Todos decidieron esperar hasta las internas antes de adoptar una resolución formal.

El Partido Socialista, que para las internas se alió con el Frente Líber Seregni para apoyar a Daniel Martínez, todavía no decidió qué camino seguirá para las elecciones nacionales.

“Está todo para verse, luego de la interna analizaremos el tema en la dirección del partido”, dijo a El País el secretario general del Partido Socialista y diputado Gonzalo Civila. La definición “marco” que en principio hay es la del Congreso del año pasado: darle prioridad a los acuerdos departamentales y cualquier alianza debe implicar un pacto ético y una búsqueda de coincidencias programáticas.

“Es barajar y dar de nuevo” para la mayoría de los sectores. El Partido Comunista que presentó como precandidato a Óscar Andrade, y es un eslabón clave dentro de la interna, también debe resolver sus alianzas.

El primer paso será un Comité Central donde se evaluarán los resultados el próximo 6 de julio y luego otra instancia a fines de mes o en la primera semana de agosto. El secretario general del Partido Comunista Juan Castillo dijo a El País que “muchas” de las ocho listas que apoyaron a Andrade “pueden ser parte de un acuerdo político”. “Después de electo el candidato todos vamos a ir detrás del que resulte ganador y ahí es más fácil ponernos a discutir un acuerdo con algún otro sector que no acompañó a Andrade”, señaló.

Nacionalistas.

En las últimas tres elecciones nacionales, los blancos salieron a competir con una fórmula que resumía las dos grandes corrientes blancas: herrerismo y wilsonismo. La historia se hubiera repetido sin la llegada de Juan Sartori a la arena política, quien fue creciendo en su intención de voto y terminó por desacomodar al resto del partido.

Las encuestas ubican segundo a Sartori y en las pasadas tres elecciones la fórmula se conformó entre quien salió primero y segundo. De acuerdo a la Constitución, si no se obtiene mayoría absoluta de los votos (50% más un voto), o 40% con diez puntos por encima del segundo, el candidato presidencial será elegido por la Convención. Ese cuerpo (denominado oficialmente Órgano Deliberativo Nacional) se integra con los 500 convencionales que se eligen en estas internas.

El precandidato Luis Lacalle Pou sostiene que la Convención no puede modificar lo que la ciudadanía vote en cuanto a quién sea el candidato blanco para pelear en las elecciones naciones. “El que gana, gana”, aseguró en los últimos días.

Por otro lado, a la hora de pensar el vice Jorge Larrañaga expresó que será tarea de la Convención elegirlo, rompiendo con la tradición de las últimas elecciones donde el que salía en segundo lugar proponía el vice. “La fórmula en mi concepto se elige en la Convención del partido. Más allá de lo que me pueda gustar o no”, dijo a El País en una entrevista publicada el 10 de marzo.

El mismo criterio para la elección del vice es compartido por Lacalle Pou y el precandidato Enrique Antía. El líder de “Todos” dijo que espera que la fórmula blanca se logre “por consenso”.

Pero en los últimos meses esta discusión pasó a un segundo plano, ya que los diferentes sectores dedicaron más tiempo y concentración a sus campañas para lograr el mejor posicionamiento en la interna. Buscan evitar que Sartori se consolide en un segundo lugar como pronostican las encuestas o aun más: que llegue a ganar la contienda; algo no previsto actualmente en las mediciones de opinión pública.

Sartori es visto por otros dirigentes como una figura ajena a las tradiciones y valores blancos. Esto se vio de forma clara el domingo 16 de junio, en el Puerto de Montevideo, cuando los nacionalistas recordaron el regreso a Uruguay de su caudillo Wilson Ferreira Aldunate. A la hora de cantar el himno del partido, la “Marcha de tres Árboles”, el joven multimillonario no supo la letra, dejando en evidencia que su tradición blanca comenzó en noviembre de 2018 cuando llegó a Uruguay para iniciar su carrera política.

En el final del acto, el diputado Pablo Abdala se animó a decirle, cara a cara, lo que muchos blancos opinan y debaten fuera de micrófonos. "Lo saludo con respeto. Pero me da mucha lástima lo que está haciendo porque está comprometiendo la suerte del Partido Nacional”, le dijo el legislador. “Creo que estoy sumando mucho y trabajando mucho", le contestó Sartori. A lo que Abdala replicó: “No lo creo, no lo creo”.

En las últimas semanas, entre los dirigentes blancos, está la idea de buscar una fórmula donde no esté representado el sector de Sartori. Es altamente probable que la suma de todos los convencionales de Lacalle Pou, Larrañaga, Antía y el precandidato Carlos Iafigliola supere a los que logre obtener Sartori en esa Convención Nacional. Por lo cual, si hay acuerdo ente los cuatros comandos pueden definir el candidato y el vice. Los nacionalistas no se fijaron plazos, pero es probable que empiecen a trabajar en un acuerdo al día siguiente de las elecciones internas.

Pablo Mieres. Foto: Leonardo Mainé
El Partido Independiente apuesta a la unanimidad

Al otro día de las internas, el Partido Independiente se enfocará en su campaña electoral y la mira estará puesta en la fórmula presidencial que se presentará para las elecciones nacionales de octubre. La Junta Federal se reunirá el 13 de julio y la apuesta es a que ese día se proponga un nombre por unanimidad para la vice, el cual deberá ser luego refrendado por la Convención, según dijo a El País el senador Pablo Mieres. El candidato no quiso adelantar si la misma será paritaria.

Colorados aplazan definición de candidato a vice
El precandidato José Amorín Batlle también participará de la cumbre

La fórmula del Partido Colorado quedará conformada luego de conocerse los resultados de las elecciones internas, eso es al menos a lo que aspiran los precandidatos Julio María Sanguinetti y Ernesto Talvi luego de suspender a último momento y de “mutuo acuerdo” una reunión para definir el nombre del candidato a vicepresidente.

El encuentro que según informó El Observador iba a tener lugar el viernes próximo en la casa del expresidente, fue postergado para luego de las internas. Si bien en el entorno de Talvi indicaron a El País que fue el propio economista quien decidió bajarse de la reunión en virtud de los resultados de las últimas encuestas, el propio precandidato dijo a El País que la reunión se prefirió posponer hasta tener los resultados oficiales sobre la mesa.

En una primera instancia, al encuentro no había sido invitado el precandidato colorado José Amorín Batlle, sin embargo, el propio Talvi aseguró que ya le fue cursada la invitación para la reunión. Públicamente, tanto Sanguinetti como Talvi nunca descartaron completar la fórmula como candidato a vicepresidente en caso de no resultar victoriosos en la interna colorada.

Sanguinetti lo ha repetido en varias ocasiones: “Si tengo que ser el candidato a vice, seré”, señaló la semana pasada en una entrevista en VTV. “El que gana, gana; no hay un tema de especulaciones”, añadió. Por su parte, Talvi reiteró en varias oportunidades que es partidario de esperar los resultados, y que no necesariamente la fórmula debería quedar pronta esta jornada.

Los votos en el 2004

El Partido Nacional obtuvo 416.140 votos en junio del 2014. El ganador de la interna fue el senador Luis Lacalle Pou (Todos) quien obtuvo el 54% de los votos (226.194). En segundo lugar quedó posicionado el senador Jorge Larrañaga (Alianza Nacional) con 45% (189.500).

En junio de 2014, el Frente Amplio fue el segundo partido más votado con 299.260 votos en todo el país. El presidente Tabaré Vázquez triunfó con el 82% del respaldo del electorado de la coalición (246.607) y la senadora de Casa Grande Constanza Moreira consiguió el 18% de los sufragios (52.653).

El Partido Colorado consiguió 139.581 votos en las internas, el senador Pedro Bordaberry obtuvo 102.856 (74%) y José Amorín Batlle 36.228 (26%).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados