Fronteras

Sin registros de decenas de ingresos al país

Migraciones decidió en 2012 no revisar los barcos deportivos.

Bonomi deberá concurrir al Parlamento por las cárceles. Foto: Fernando Ponzetto
Foto: Fernando Ponzetto

"Esto no es serio", protestó el ministro del Interior Eduardo Bonomi poco antes de subir al ascensor para irse del Palacio Legislativo. El malestar del jerarca responde a que en la cartera piensan que en el Partido Nacional hay "operadores" —como los calificó un secretario de Bonomi— contra el gobierno.

Bonomi acudió ayer a la comisión de Seguridad y Convivencia del Senado, invitado por el nacionalista Javier García, para exponer sobre la denominada "ruta del dinero K", en alusión a los embarques de dinero que procedían de Argentina y terminaron presuntamente en Uruguay, de acuerdo con declaraciones de indagados argentinos "arrepentidos".

En la reunión, Bonomi sostuvo que entre 2003 y 2017 el empresario "K" arrepentido Ernesto Clarens ingresó al país en lancha por Carmelo 94 veces. Sin embargo, García le dijo que el ministerio no tenía registrados unos 60 ingresos de la misma persona, en varias ocasiones, por lapsos tan breves que apenas daban para cruzar el Río de la Plata en ambos sentidos, de acuerdo con los registros de salida y llegada desde y hacia el vecino país.

Además, le dijo que por una resolución fechada en 2012, cuya copia le mostró al ministro, se dispuso que en Carmelo —el puerto al que llegaba el empresario "K" arrepentido— no se atendiera a las embarcaciones deportivas, con lo cual no quedaron registros oficiales de la llegada y salida de Clarens.

Esa situación molestó tanto a Bonomi que al finalizar la reunión quiso que los medios de comunicación entrevistaran primero al senador García y luego a él para poder responder. Pero la realidad indica que siempre, por una cuestión de jerarquía, un ministro es quien primero habla con los medios y luego el legislador.

Bonomi se rehusó a hablar primero y se quedó en la comisión encerrado con legisladores del Frente después que terminó la reunión por casi una hora. Al ver que García no declaraba a los medios, se retiró ofuscado diciendo que lo ocurrido "no es serio".

En ese momento uno de sus secretarios acusó a los nacionalistas de tener "operadores" para perjudicar al gobierno.

García dijo luego que no era verdad que Clarens hubiera venido a Uruguay solamente 94 veces, como dijo el ministro. "El señor Clarens vino al país por lo menos 60 veces más y usted ni se enteró. Eso es grave", le dijo el senador a Bonomi.

Luego, le señaló al jerarca que "con usted los uruguayos estábamos regalados". "Ahora lo estamos mucho más de lo que yo pensaba", agregó.

Hoy jueves a las 19 horas, según informó radio Carve, habrá una conferencia de prensa de Bonomi y la directora de Migraciones.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)