RESPUESTA

Reclamos por violaciones a DD.HH. en dictadura siguen por "intereses políticos", dijo Manini

“Muchas veces la historia se escribe buscando arrimar agua para un molino, buscando sacar rédito político en el presente”, señaló.

Guido Manini Ríos. Foto: Darwin Borrelli
Guido Manini Ríos. Foto: Darwin Borrelli

El senador Guido Manini Ríos (Cabildo Abierto) dijo ayer que hay gente que “busca sacar rédito político” con los reclamos sobre las violaciones a los derechos humanos en la dictadura y comparó los hechos del pasado reciente con la batalla de Sauce en 1870, cuando se encontró la paz en menos de un año y medio.

“Muchas veces la historia se escribe buscando arrimar agua para un molino, buscando sacar rédito político en el presente. Mientras haya gente que quiera sacar un rédito político permanente, seguramente a ellos no les sirve que esto se termine, no les sirve el punto final. Les sirve que la fractura, la llaga, siga siempre abierta”, dijo Manini en una entrevista en el programa Entretiempos de Radio Sarandí.

“Entonces va a ser muy difícil que esto se termine. Esto se puede terminar el día que no haya intereses políticos del presente, que se vean beneficiados por reavivar el fuego de un pasado que fue triste y negativo”, afirmó. El líder de Cabildo Abierto dijo que debería existir “la grandeza de pensar que está primero el destino de los uruguayos”.

¿El enfrentamiento será eterno? “Esto ya lleva más tiempo del que debería llevar”, respondió y puso un ejemplo histórico: en diciembre de 1870, hace 150 años, se llevó a cabo la Batalla de Sauce. “En el Ejército del gobierno estaba al mando el ministro de guerra Gregorio Suárez, estaba el Estado presente. Al terminar la batalla manda a degollar a 400 prisioneros, entre ellos muchos heridos del ejército de Timoteo Aparicio. Dígame un acto más de terrorismo de Estado que ese”, indicó Manini Ríos.

Recordó que se firmó la paz de abril en menos de un año y medio, “y los orientales recomienzan el camino mirando hacia adelante”. “El Goyo Jeta”, como le decían a Suárez, “muere en su cama por 1880 sin que nadie pidiera apresarlo”, indicó. “En otras épocas los orientales tuvieron la grandeza de mirar hacia adelante anteponiendo lo que el país necesitaba a los odios (...) Y hablo de hechos en los que corrió mucha sangre”, comentó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados