PANDEMIA

En la primera quincena de enero se llevaron a cabo 1.388 operativos por aglomeraciones

Otra vez hubo desmanes en el Este del país por aglomeraciones. Desde fin de año, fueron detenidas un total de 12 personas.

Operativo de Prefectura en playas de Punta del Este. Foto: Ricardo Figueredo
Operativo de Prefectura en playas de Punta del Este. Foto: Ricardo Figueredo

Tras los operativos de la semana anterior realizados por Prefectura e Infantería de Marina para prevenir y disipar aglomeraciones en La Pedrera y Punta del Diablo, este último fin de semana hubo intervenciones similares en el departamento de Maldonado que culminaron con incidentes.

El cierre de la primera quincena de enero estuvo marcado por “desacatos” en la zona de la playa Mansa de Punta del Este y “observaciones por ruidos molestos”, según informó ayer la comuna fernandina.

El sábado se detectaron 39 aglomeraciones en la rambla de la península. “Una de ellas con disturbios, en la que hubo que intervenir con presencia de la Policía, al no respetar las recomendaciones de distanciamiento y uso de tapabocas a la que se exhortaba por parte del Cecoed”, indicó la intendencia.

“La respuesta fue la agresión a los móviles que concurrieron al lugar, con botellazos, insultos y piedras, por lo que se debieron realizar disparos con munición no letal para recuperar el orden. Además, hubo una persona detenida que no quiso acatar las medidas”, agregó la comuna.

Según informó a El País el director general de Secretaría del Ministerio del Interior, Luis Calabria, las detonaciones fueron “solamente estruendos”, por lo que no hubo -ni era posible que hubiera por esa causa- lesionados. El jerarca indicó que en la primera quincena hubo un total de 1.388 operativos para evitar aglomeraciones en todo el país y que 12 personas fueron detenidas quedando a disposición de la Fiscalía.

“No es que tiraron como primera reacción, fue consecuencia de agresiones”, destacó.

“La Policía está haciendo el mayor esfuerzo, cumpliendo la doble tarea de prevención del delito y a su vez el control sanitario. El grueso de la población también está haciendo su parte. Pero hay que hacer un esfuerzo más, queda la última loma, como dice el ministro Jorge Larrañaga. No hay que aflojar, porque es la vida de muchos compatriotas la que está en juego. Cuando la Policía disuelve aglomeraciones lo que hace es evitar daños, muertes. Se trata de evitar que del riesgo se pase al daño concreto, de darle menos chances al virus”, destacó Calabria.

El jerarca consideró que los operativos hasta ahora han sido “exitosos”, aunque aseguró que existe un monitoreo “día a día” y que de ser necesario, se harán ajustes. “Evidentemente hace falta un mayor esfuerzo por parte de la población, porque el problema está creciendo. Se precisa un poco más de compromiso de la ciudadanía, aunque nosotros sentimos que la gente está colaborando. Tampoco puede ser que porque haya unos pocos que no cumplen estemos cuestionando a la totalidad, porque no es la verdad. La gente se está cuidando y se está privando de muchas cosas. No se puede generalizar. Y el esfuerzo del Estado, está al máximo”, anotó.

El director general de Secretaría del Ministerio del Interior dijo que la primera quincena de enero sirvió para “aceitar las comunicaciones” entre las distintas instituciones que vienen participando de los operativos, en cuya primera línea se encuentran los efectivos de Prefectura Nacional Naval.

“Debo reconocer que ha funcionado mejor de lo esperado en muchos lugares. Y en otros habrá que aceitar y apretar un poco más”, concluyó.

Nuevos vallados

La Dirección de Gestión Ambiental de la Intendencia de Maldonado resolvió volver a precintar la Glorieta de la rambla de Punta del Este, así como el muelle La Pastora, para evitar nuevas aglomeraciones. Este tipo de medidas comenzaron a aplicarse el año pasado en distintos espacios públicos de nuestro principal balneario, previo a la Semana de Turismo.

La Intendencia de Maldonado había sido la primera -tras un pedido del Ministerio de Defensa- en clausurar las veredas de la rambla de Punta del Este y el paseo portuario. Luego lo hizo la de Montevideo, inhabilitando espacios como la pista de patinaje del Parque Rodó, los “juegos saludables” de la rambla y las bajadas a las playas.

El viernes de la semana pasada la situación fue diferente a la del fin de semana en Maldonado, sobre todo por las lluvias registradas. Las intervenciones fueron prácticamente nulas, a pesar de los operativos.

“Solamente se observó pequeñas concentraciones de quienes buscaron refugio de los chaparrones temporales y se les hizo notar que debían guardar distanciamiento”, informó la comuna.

ADEMÁS

Nuevos récords

Ayer murieron 13 personas en Uruguay por coronavirus, lo que establece un nuevo récord en materia de decesos. El anterior fue el 1° de enero, cuando hubo 12 muertes.

También hay 8.157 personas cursando la enfermedad, lo que establece otra marca en casos activos. Y 114 pacientes internados en el CTI, una cifra a la que nunca se había llegado.

Los fallecidos de ayer fueron 8 pacientes de Montevideo de 95, 88, 86, 83, 80, 64, 64 y 56 años; 3 pacientes de Canelones de 86, 79 y 63 años; uno de Soriano de 87 años y otro de Rivera de 84.

Ayer se registraron 710 casos nuevos, 406 de los cuales son de Montevideo, epicentro de la pandemia en el país.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados