Dilema diplomático

Presidente de Perú niega persecución a Alan García

Gobierno de Vizcarra prepara argumentos contra el asilo.

Opositores de Alan García rechazan que gobierno uruguayo le otorgue asilo. Foto: AFP
Opositores de Alan García rechazan que gobierno uruguayo le otorgue asilo. Foto: AFP

El presidente peruano Martín Vizcarra afirmó ayer que no hay una persecución política contra el exmandatario Alan García, y su gobierno prepara los argumentos formales para que Uruguay rechace el pedido de asilo solicitado por él, que es investigado por presunta corrupción.

Vizcarra publicó un tuit en su cuenta personal ayer en el que sostiene: "No existe persecución política en el Perú, y todos los peruanos debemos allanarnos a la justicia, sin excepciones. Reafirmo nuestro compromiso con el respeto irrestricto de la división de poderes, la Constitución y los tratados internacionales".

Además de negar la persecución política sobre García, en base a la cual este solicitó asilo a Uruguay, al hacer referencia respeto de los tratados internacionales Vizcarra parece dejar claro que aceptará la decisión de la administración Vázquez.

Si bien no hay un plazo establecido para que Uruguay tome una decisión, en la Cancillería aseguran que será en breve.

Pedido.

Vizcarra habló con Vázquez el domingo y le pidió "que pondere la opinión de Perú", antes de evaluar el pedido de García, la misma que le harán llegar a más tardar hoy.

También le recordó a Vázquez su participación en la última Cumbre de las Américas, realizada en abril en Lima con todos los gobernantes del continente, en la cual "tratamos el tema de la gobernabilidad y la corrupción, y suscribimos el acuerdo de Lima, donde nos comprometidos a luchar contra la corrupción, que no reconoce fronteras".

Por su parte, el expresidente peruano Ollanta Humala, que estuvo nueve meses en prisión preventiva por presuntos delitos de corrupción, publicó una carta abierta a Vázquez pidiéndole que no otorgue asilo a García afirmando que "no existe ni ha existido (...) ningún tipo de persecución política contra el exmandatario aprista", refiriéndose a García. Además sostiene que "es un golpe" para todos los peruanos que García "pretenda volver a evitar el rigor de la Justicia, amparándose en la hermandad internacional".

En tanto, ayer Rafael Vela, coordinador del equipo especial del caso Lava Jato —en el que es investigado García por presuntas coimas de la brasileña Odebrecht— descartó el rumor que señalaba que se estaba tramitando un pedido de prisión preventiva contra el exmandatario.

Por su parte, la legisladora oficialista y segunda vicepresidenta Mercedes Aráoz, quien fuera ministra en el último gobierno de García, opinó que "hay independencia de poderes, tanto así que varios políticos estamos siendo investigados" actualmente en Perú.

"Políticos de todos los colores. No hay una persecución contra alguien", añadió en alusión al argumento de García en su solicitud de asilo a Uruguay.

Alan García llegó a Perú el pasado jueves procedente de España, donde reside, para declarar ante la Fiscalía por la investigación abierta sobre los sobornos en la construcción de línea del metro de Lima por parte de Odebrecht.

Larga tradición de recibir a exiliados

Uruguay recibió a lo largo de su historia a muchos políticos latinoamericanos exiliados. Quien fuera presidente de Bolivia y figura clave de la política de ese país durante décadas, Hernán Siles Suazo, de hecho murió aquí y su hija Ana se quedó a vivir en Uruguay. También estuvo exiliado en Uruguay el político brasileño Leonel Brizola y João Goulart, expresidente norteño derrocado en 1964, vivió varios años en la década del 60 en Montevideo, en la zona de Parque Batlle.

El excanciller Didier Opertti recordó que el gobierno del expresidente Julio María Sanguinetti decidió concederle asilo en 1999 al exministro de Defensa paraguayo, José Segovia. Luego Segovia volvió a Paraguay donde fue encarcelado.

Uruguay recibió a muchos argentinos exiliados durante el primer gobierno de Juan Domingo Perón (1946-1955). De hecho, el entonces presidente Luis Batlle Berres no simpatizaba con el peronismo y simpatizaba con los opositores. Mucho más atrás en el tiempo, en Montevideo hubo una colonia de argentinos unitarios, opuestos al gobierno de Juan Manuel de Rosas, a mediados del siglo XIX. Luego llegaron muchos españoles republicanos tras su derrota en la guerra civil en su país. Hoy Uruguay, co-mo casi todos los países su-damericanos, recibe un importante flujo de venezolanos que huyen de la crisis y la represión en su país.

El caso en los medios peruanos.

El comercio. La bancada del APRA, el partido político de Alan García, hizo un llamado a la tranquilidad para dejar que Uruguay se pronuncie sobre el pedido de asilo del exmandatario peruano.

Perú21. El fiscal que investiga posibles hechos de corrupción durante el mandato de Alan García descartó el rumor sobre que se estaba tramitando un pedido de prisión preventiva en su contra.

La República. El vicencanciller uruguayo, Ariel Bergamino, dijo que el país tomará una decisión sobre el pedido de asilo de Alan García en un plazo prudencial.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)