Publicidad

"Diálogo nacional": plantean a Fernando Pereira dar primer paso en seguridad

El presidente del Frente Amplio está “de acuerdo” con el planteo de proponer un “diálogo nacional” contra el avance del narcotráfico.

Compartir esta noticia
Acto del Frente Amplio
Andres Lima y Mario Bergara plantean acuerdos nacionales contra el narcotráfico
Foto: Gianni Schiaffarino

La Mesa Política Nacional del Frente Amplio (FA) retomará su actividad el próximo lunes. Ese día el presidente de la coalición opositora, Fernando Pereira, tomará como primer desafío del año electoral la iniciativa de proponer un “diálogo nacional” contra el avance del narcotráfico.

El planteo se da luego de un pedido directo y público que hizo Convocatoria Seregnista Progresista, que respalda la precandidatura de Mario Bergara. “Estas iniciativas deben ser encaradas desde la Presidencia del Frente Amplio, y en este sentido depositamos en ti nuestra más absoluta confianza”, afirmó el grupo en una carta pública.

En diálogo con El País, Pereira aseguró estar “bastante de acuerdo” con el planteo. A partir de ahora, Pereira discutirá la propuesta en la interna frentista, para luego buscar tender puentes con los líderes de los otros partidos políticos.

“El país necesita urgentemente una estrategia integral, seria y eficaz, que cuente con la legitimidad y el respaldo de amplias mayorías, que combinen acciones inmediatas con programas de mediano y largo plazo”, advirtió Convocatoria en la misiva divulgada ayer.

Desde ese espacio se propone aplicar una estrategia integral de seguridad, que englobe aspectos de prevención, inteligencia, represión y rehabilitación, junto al combate al narcotráfico y el fortalecimiento de la lucha contra el lavado de activos.

Sería un “espacio de trabajo independiente”, que procure un acuerdo de carácter nacional y que deberá contar el respaldo explícito de todo el sistema político para actuar “con la más amplia libertad y sin restricciones previas”. Para ello, Convocatoria sugiere conformar “grupos de trabajo plurales”, integrados por actores políticos, sociales y académicos.

Cada grupo de trabajo estaría liderado por “coordinadores representativos”, con experiencia y conocimiento acreditado en la problemática, que lideren ese trabajo con amplio respaldo político. Deberá hacerse, según se indicó, apelando a especialistas sin reparar en su filiación o afinidad partidaria. La propuesta plantea considerar también el papel de iglesias, organizaciones no gubernamentales, clubes deportivos y sindicatos, apelando al trabajo directo que realizan y su rol de “barreras de contención” ante el avance de conductas delictivas y violentas.

Además de una necesaria “represión eficaz de la delincuencia”, se propone una revisión y racionalización de las penas, ante ciertas “inconsistencias”, debido a un “proceso aluvional” de cambios en los últimos años. La propuesta plantea abordar la penetración del narcotráfico en los barrios y la atención de la emergencia carcelaria. Estos grupos de trabajo tendrán que presentar, en los plazos establecidos, las iniciativas y planes que elaboren y que, eventualmente, requieran ser considerados y aprobados por los partidos políticos.

Propuestas de Lima

El precandidato frenteamplista Andrés Lima, por su parte, presentó una batería de nueve propuestas, con el objetivo, según explicó a El País, de abordar el problema de la seguridad pública desde diferentes perspectivas. Lima también propone una “mesa de diálogo nacional” con todos los partidos políticos, la Policía, organizaciones sociales, la academia y la comunidad internacional. La premisa es “tomar decisiones basadas en la evidencia”. Junto con un “combate frontal al narcotráfico”, con una fuerza especializada y el control de fronteras, Lima pide incrementar el número de policías desplegados en territorio y dotarlos de mayores recursos materiales y respaldo político. La propuesta del precandidato apuesta, a su vez, a la instalación de cámaras de videovigilancia en todo el país.

En este sentido, el intendente de Salto propone implementar programas de prevención del delito, centrándose en la educación, con más escuelas de tiempo completo y liceos de tiempo extendido con una especial apuesta al deporte y a la cultura. Con ello se busca disminuir el riesgo y generar mejores condiciones para que los jóvenes “no sean captados tan fácilmente” por el narcotráfico.

La propuesta del precandidato pasa también por mejorar el presupuesto del Poder Judicial y de la Fiscalía que, afirmó, “han ido asumiendo responsabilidades mayores que no se han correspondido con una asignación de recursos que les permita cumplir” estas tareas.

Por otra parte, Lima propone universalizar los programas de estudio y de trabajo en las cárceles, y que el peculio que generen los presos por esa vía sirva, en parte, para mantener al propio sistema de penitenciaría.

Un diálogo permanente

El programa del Frente Amplio propone habilitar, en caso de lograr el gobierno este año, un “diálogo permanente sobre políticas de seguridad pública. Se apunta a la participación de actores del sistema político, la academia y la sociedad civil, con la creación paralela de ámbitos locales de convivencia y seguridad, teniendo todo como eje la participación ciudadana. Una de las claves radica en una fuerte inversión de infraestructura urbana e integración en zonas vulnerables.

Además

Un “estado de violencia consolidado”

El planteo de Convocatoria advierte un “estado de violencia consolidado y creciente”, a partir de la reciente acumulación de homicidios en varias zonas del país, sobre todo, con base en ajustes de cuentas entre bandas y muertes asociadas a estos enfrentamientos. “El deterioro de la seguridad pública, el avance del narcotráfico y el debilitamiento de las condiciones de convivencia ciudadana son notorios”, se afirmó. Una realidad, se agrega, que afecta especialmente a los barrios populares, donde la inseguridad y el miedo alteran significativamente la integración y la vida en comunidad”.

El diagnóstico de Convocatoria indica que en este estado de situación es posible reconocer factores nacionales específicos y otros que, se sostuvo, responden a una realidad regional. “Las respuestas que hemos ensayado, desde el Estado, a través de sucesivos gobiernos y entidades públicas han sido insuficientes”, expresó el grupo. Además se indicó que es necesario “reconocer, ante todo y con humildad, que los esfuerzos realizados hasta el presente no han sido fructíferos”. “La dimensión y la complejidad de la problemática, se apunta, requiere una estrategia consensuada y sostenible”, se concluyó.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad