FRENTE AMPLIO

Malestar con Yamandú Orsi por no hacer campaña contra la LUC

El intendente de Canelones dijo que si bien firmó contra la LUC no tenía previsto hacer campaña. “No estoy participando, no tengo tiempo”, acotó

Yamandú Orsi. Foto: Archivo El País
Yamandú Orsi. Foto: Archivo El País

El intendente de Canelones, Yamandú Orsi, admitió que no tiene tiempo para militar contra la LUC y generó malestar de frenteamplistas, por lo que luego salió a aclarar que no está a favor de la iniciativa de Luis Lacalle Pou.

En declaraciones al programa Doble Click, de FM del Sol, Orsi dijo que si bien firmó contra la LUC no tenía previsto hacer campaña. “No estoy participando, no tengo tiempo”, acotó. Señaló que si sale a buscar firmas “es un irresponsable”, ya que debe dedicarse a la gestión.

Algunos militantes del FA en Twitter realizaron críticas contra Orsi y otros se solidarizaron con él. El hecho motivó que aclarara en un tuit que no hacer campaña “no significa que esté a favor de la LUC”. Además, el intendente alentó a los que juntan firmas: “Cuando la barra sale a militar no hay pandemia ni verano que la frene”.

A las críticas del Frente se sumó la de la senadora nacionalista Graciela Bianchi: "¡Que pena Yamandú! Eras la única persona en la que confiaba que podías revertir la radicalización del Frente Amplio, no obstante pertenecer al MPP; más aún, en algún momento pensé que podías transformarlo. Otra vez la fábula del escorpión y la rana", escribió.

Por otro lado, la jornada de recolección de firmas organizada por el Pit-Cnt, el Frente Amplio y organizaciones sociales tuvo un nivel de adhesión “muy fuerte”. Se armaron cientos de mesas, tanto de la central como de las otras organizaciones, y es posible pensar que “serán más de 100.000 firmas” las que se lograron, dijo a El País el presidente del Pit-Cnt Fernando Pereira.

Desde la central se están contabilizando firmas de Montevideo y se espera la llegada de las recolectadas en el interior. La tarea supone un “doble trabajo” porque se verifica que esté bien la huella dactilar de cada persona. “Alguna se devuelve porque no quedó bien”, explicó Pereira. En ese caso se la contacta para poder tomarla otra vez”, añadió.

Según Pereira, si se siguiera trabajando “a este ritmo” se alcanzarían las 700.000 firmas para intentar derogar la LUC, las cuales deben ser entregadas en el mes de julio.

El titular del Pit-Cnt criticó al oficialismo por decir que hay “una ley de excelencia”, pero no querer debatir sobre el fondo de la misma. “Si alguien sostiene que estamos ante una ley democrática y popular, y otros sostenemos que no es ni popular, ni justa y más bien es regresiva, hay una posición tan diferente que la sociedad debería tener derecho a conocer el contenido de la ley”, afirmó.

Pereira dijo que la LUC se aprobó “casi con el desconocimiento de la sociedad” y enfatizó que al negarse a debatir, se puede hablar de “una operación de silenciar a una parte de la sociedad”.

Pereira opinó que la “intención de silenciar” viene de parte del gobierno: “Obvio que si alguien dice voy a hacer una contracampaña y no la ves nunca más, o la está preparando por mucho tiempo o está generando las condiciones para que esta noticia no esté entre las primeras 10 de ningún día”.

Del lado del Pit-Cnt la campaña se financia con cuatro cuotas de $ 3 por cada afiliado a sindicatos, dijo Pereira. El total de cotizantes es de 220.000. Una segunda etapa requerirá más aportes, ya que se tendrá que costear publicidad donde integrantes de la cultura y la academia darán sus razones para derogar la LUC. “Hay gente decidida a dar la cara por esta iniciativa”, aseguró Pereira.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados