FESTEJOS

Lacalle celebró en Kibón: "El pueblo ya hizo el esfuerzo, ahora le toca a los gobernantes"

Luis Lacalle Pou festejó junto a la militancia la victoria obtenida en la segunda vuelta del pasado domingo. 

Este sábado, después de haber tenido que aplazar los festejos previstos para el viernes por tormenta, los militantes que apoyaron a la fórmula de Luis Lacalle Pou y Beatriz Argimón en el balotaje del pasado domingo se concentraron en la zona de Kibón para celebrar la victoria. 

El presidente electo llegó hasta ese punto de la rambla de Montevideo sobre las 11:30 horas del sábado. Antes de que Lacalle Pou subiera al escenario, los líderes de la llamada "coalición multicolor" que lidera el blanco -Guido Manini Ríos, Ernesto Talvi, Edgardo Novick y Pablo Mieres- salieron a escena. 

Beatriz Argimón junto a Luis Lacalle Pou este sábado. Foto: Marcelo Bonjour
Beatriz Argimón junto a Luis Lacalle Pou este sábado. Foto: Marcelo Bonjour

Minutos después fue el turno de la fórmula blanca. Primero subió Argimón, y tras ella Lacalle Pou junto a su esposa, Lorena Ponce de León. "El presidente electo de todos los uruguayos, Luis Lacalle Pou", lo presentó el maestro de ceremonias. 

"Presidente, presidente", gritaban los militantes hacia el escenario. Tras eso, se entonó el himno nacional. 

Luis Lacalle Pou junto a los miembros de la coalición. Foto: Gerardo Pérez
Luis Lacalle Pou junto a los miembros de la coalición. Foto: Gerardo Pérez

Argimón fue la primera en hablar. "La verdad lo que más quiero es agradecerles de corazón el que hayan hecho posible esta auténtica fiesta de la democracia y del Uruguay para todos", dijo. "Dijeron que querían una alternancia, hicieron posible que estos partidos políticos tengan una mayoría parlamentaria en el próximo Parlamento", agregó. 

"Como ustedes saben, hay mucho de responsabilidad y de herencia recibida de este país de alta cultura democrática, esa democracia que entre todos debemos cuidar todos los días", dijo. Argimón dijo "a los más jóvenes" que el objetivo era "dejarles un mejor país". "Saben que tenemos un gran equipo político, hay un grupo de alta idoneidad pero que además está dispuesto a hacerse cargo de esos cambios que el Uruguay del siglo XXI precisa", señaló. 

Festejos este sábado en la zona de Kibón. Foto: Gerardo Pérez
Festejos este sábado en la zona de Kibón. Foto: Gerardo Pérez

La vicepresidenta electa se dirigió luego a las mujeres. "Mi compromiso por el ejercicio auténtico de nuestros derechos seguirá firme como desde el primer día", afirmó, y agregó que luchará por una sociedad "donde no exista ninguna forma de discriminación". 

"Ustedes saben que vamos a tener un gran presidente", dijo Argimón antes de pasar la palabra a Lacalle Pou. 

El presidente electo comenzó a hablar cuando faltaban diez minutos para las 13 horas. "El 24 de noviembre por primera vez en la historia del país cinco partidos políticos entendieron el mensaje de la mayoría de la ciudadanía, después de años de tradiciones, de historias distintas, de encuentros y de desencuentros, primó la sabiduría, primó la humildad y ese sentido enorme de que teníamos que escuchar un clamor popular", dijo, y agregó que el 27 de octubre "había empezado a soplar el viento de la alternancia en Uruguay". 

"En la cruz de caminos siempre prima el Uruguay", comentó Lacalle Pou, quien dijo sentirse orgulloso de la dirigencia política uruguaya. "Lo construimos juntos", dijo acerca de la coalición que lidera. "Vamos a gobernar juntos en los próximos tiempos", dijo. "Decidieron que había que construir un futuro en común", comentó. 

El 24 de noviembre "había un resultado que no se podía dar vuelta nunca", dijo en relación al balotaje, "pero ¿saben qué? Loli insiste mucho con esto, por algo pasan las cosas". "Podíamos estar cuatro días en esta democracia sólida en paz esperando los resultados, no saben el orgullo que me hacen sentir, me inflaron el pecho en el mundo", dijo a los militantes. "Eso es lo que tenemos que cuidar", añadió. 

"La democracia nuestra se hace desde abajo, con la imagen más linda que vi en la campaña, sobre todo jóvenes de todos los partidos políticos cantando el himno juntos, eso no pasa en otros partidos del mundo", dijo. 

"No entendemos la política desde el odio y desde el miedo, desde la agravio y desde el insulto, y créanme que no me siento que tenga menos coraje que aquellos que insultan y agreden, a mi me gusta el coraje silencioso", aseguró. 

Lacalle Pou dijo el "domingo masticábamos el freno". "Ustedes son la razón de mi vida", agregó, pero "toda esa pasión es la que nos tiene que obligar a la paciencia". 

"Este proceso que está empezando a partir del 1° de marzo no puede ser cambiar una mitad del país por la otra, tenemos que unir a la sociedad", sostuvo. 

Luis Lacalle Pou junto a su esposa Lorena Ponce de León este sábado. Foto: Gerardo Pérez
Luis Lacalle Pou junto a su esposa Lorena Ponce de León este sábado. Foto: Gerardo Pérez

El gobierno que viene, dijo, "tiene que desandar el camino del enfrentamiento, sé que no es fácil, pero es necesario". "Vamos a ser un gobierno que ejerza la autoridad, justo y con sensibilidad social", aseveró, "porque a los más pobres hay que ayudarlos y no hacer gárgaras con la pobreza". "Eso ha sido históricamente el Estado nacional, siempre tuvo un claro tiente social, pero decir que en nuestro país que si ganan determinadas personas vamos a afectar la vida de los más vulnerables no es sano para la democracia", comentó. 

Lacalle Pou dijo que se abre un Uruguay "lleno de oportunidades". 

Lacalle Pou se sacó fotos con militantes en Kibón. Foto: Gerardo Pérez
Lacalle Pou se sacó fotos con militantes en Kibón. Foto: Gerardo Pérez

"Después de tantos años de bonanza no estamos en la situación económica que deberíamos estar. El pueblo ya hizo el esfuerzo, ahora le toca a los gobernantes", afirmó. 

El presidente electo también se refirió a las tensiones regionales: "Necesitamos una región fuerte con buenos gobiernos y que se lleven bien entre ellos, no importa el partido, no importa la ideología". En las relaciones exteriores, dijo, "no los vamos a hacer sentir vergüenza". "A los dictadores les vamos a decir dictadores, no le vamos a buscar la vuelta", agregó. 

"Se acabó el recreo", gritaban algunos de los militantes en una pausa que hizo Lacalle Pou en su discurso para pedir por un médico para una persona que se sintió mal. 

En relación a la seguridad pública, dijo: "No estoy dispuesto, y estoy seguro que ustedes tampoco, y me duele ese relato que dice que la sociedad en la que vivimos solo tiende a ser más violenta". "Tenemos que asumir el deber de que puedan vivir en una sociedad más pacífica", dijo sobre las generaciones más jóvenes. "Tiene que haber un mensaje: se le termina la impunidad a la delincuencia sea del tipo que sea", agregó. 

"Me niego a que a 20 minutos de acá el Estado haya dejado abandonados a miles de uruguayos, eso se tiene que terminar en este país", añadió. "Este presidente de la República va a estar al mando de la seguridad pública en los próximos cinco años", afirmó. 

"En este mundo moderno donde el conocimiento se duplica cada poco tiempo la educación se hace cada vez más necesaria", dijo Lacalle Pou. "Tenemos que volver para distribuir bien los recursos", señaló acerca de la educación pública. 

"Quiero tener un mensaje al país del trabajo", dijo en otro pasaje de su discurso. "Necesitamos que respeten nuestro esfuerzo, nuestro trabajo, y que el Estado no sea un peso", afirmó en relación a los pedidos durante la campaña del "interior profundo". 

"El festejo es muy corto, por lo menos en lo personal, y el esfuerzo va a ser muy grande", dijo, antes de pedirle a sus tres hijos que suban al escenario. "Es para que más o menos en la edad que tienen entiendan las ausencias, que en 22 años fueron muchas y que en estos cinco años seguramente sean más", explicó. 

"Quiero decirles para terminar que les dejo esa tarea, la tarea de unidad nacional, no hay un país que salga adelante solo con una mitad, tenemos el enorme desafío, todos aplaudamos al ciudadano frentista que nos vino a acompañar", dijo, y señaló a un sector donde había dos banderas del Frente Amplio. "Esta es la foto de la prensa internacional mañana, ¿saben? Y está bien que sea la foto", comentó. 

En ese lugar un hombre sostenía una pancarta que decía: "Felicitaciones, si les va bien a mi también. Suerte!". 

Militante del Frente Amplio este sábado en Kibón. Foto: Mateo Vázquez
Militante del Frente Amplio este sábado en Kibón. Foto: Mateo Vázquez

"Ya tuvimos la oportunidad de festejar, de agradecerles de corazón a todos y cada uno de ustedes", dijo, a lo que los militantes respondieron: "El pueblo unido jamás será vencido". 

El gobierno próximo "entiende las urgencias que tienen ustedes". "Van a tener un gobierno que hable mucho con ustedes, que no oculte nada, que les cuente hacia dónde vamos, que les genere incertidumbres", sostuvo. "Es el empleado más importante de todos ustedes", dijo en relación a cómo ve el cargo de presidente.

"No sé si puedo trasladar lo que siento", dijo. "Les quiero decir algo que es lo que quiero para cada uno de los uruguayos, me han hecho un hombre feliz" por dedicarse "a la tarea más importante, cuidar y proteger a mi país". "Espero estar a la altura de las circunstancias, espero estar bien asesorado, bien acompañado, espero ser un presidente que sepa admitir la crítica, ser un presidente que ande entre la gente los próximos cinco años, que es lo que me gusta, espero, como se hace en nuestro país, en cinco años volver a ser un ciudadano más, y encontrarme con ustedes en cada rincón del país,  y poder mirarlos a los ojos, seguramente más viejo, más cansado, con la profunda satisfacción de tener un país más próspero, más justo y más pacífico", remató.  ​

Luis Lacalle Pou se retiró del acto en medio de la multitud. Foto: Diego Ferreira
Luis Lacalle Pou se retiró del acto en medio de la multitud. Foto: Diego Ferreira
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)