LA SALUD PRESIDENCIAL

Infortunios personales de los presidentes que dejaron huella

Cada vez que un presidente, o su familia, padece una desgracia la sociedad en su conjunto lo vive con intensidad.

Óscar Gestido. Foto: Archivo El País
Gestido murió de un infarto pocos meses después de asumir la Presidencia, lo reemplazó Pacheco. Foto: Archivo El País

En las democracias los infortunios personales de los mandatarios son un asunto de Estado. Cada vez que un presidente, o su familia, padece una desgracia la sociedad en su conjunto lo vive con intensidad. En algunos casos se han producido hechos políticos trascendentes después de estas situaciones. En otros, pasaron a la historia como un momento amargo para alguien que tiene grandes responsabilidades.

El único magnicidio que registra la historia uruguaya es el de Juan Idiarte Borda. Ocurrió el 25 de agosto de 1897 mientras el presidente se dirigía a un Te Deum por la fecha patria en la catedral de Montevideo. Un tal Avelino Arredondo se acercó a la comitiva y preguntó quién era el presidente. Extrajo un revólver y le disparó en el pecho, según relató el escritor argentino Jorge Luis Borges.

La dos hijas de Idiarte Borda le advirtieron que los partidarios de Batlle y Ordóñez planificaban un atentado en su contra pero el presidente no hizo caso.

José Batlle y Ordóñez tuvo cuatro hijos. Sus dos hijas murieron siendo muy jóvenes. La primera, Amalia Ana nació en el año 1892 y murió en 1894, año en que nació su segunda hija a quien llamó Ana Amalia. Esta última enfermó de tuberculosis. Buscando mejores aires para cuidar la salud de Ana Amalia, la familia Batlle Pacheco se mudó a una casa quinta ubicada en Piedras Blancas.

El 6 de agosto de 1904 el presidente Batlle retornaba a su casa en un carruaje cuando una bomba estalló a pocos metros. El vehículo llevaba al presidente, la primera dama y sus hijos Lorenzo y Ana Amalia. Batlle confirmó que su familia no había sufrido heridas y ordenó al carrero, Ángel Martinelli, que se dirigiera a la seccional más próxima a dar cuenta.

José Batlle y Ordóñez: su hija murió mientras era presidente. Foto: Archivo El País
José Batlle y Ordóñez: su hija murió mientras era presidente. Foto: Archivo El País

Ana Amalia falleció en el año 1913 durante la segunda presidencia de Batlle y Ordóñez.

Dos décadas más atrás Martinelli, el carrero de Batlle, también conducía a un presidente, en este caso a Máximo Santos. Fue el 17 de agosto de 1886 cuando el primer mandatario bajó del carruaje frente al Teatro Cibils junto a su hija Teresita. Entre la muchedumbre apareció un hombre con un revólver. Se acercó al presidente y le disparó en el rostro. La sangre salpicó a la niña cuyo vestido, aún manchado, se puede ver en el Museo de la Presidencia.

El atacante fue identificado como Gregorio Ortiz, un teniente de las tropas de línea, y no pudo ser detenido porque se quitó la vida ante la custodia presidencial. Santos resultó herido en el rostro y a los tres meses renunció a su cargo aduciendo problemas de salud.

Juan Campisteguy fue presidente entre los años 1927 y 1931. Fue ministro de Batlle y Ordóñez y se alejó de su gobierno para volverse un feroz opositor. Tres meses antes de entregar el gobierno falleció su esposa, Aurelia Macció.

En el año 1931 asumió la presidencia Gabriel Terra. Dos años después dio un auto golpe y se volvió dictador. En respuesta a esto el expresidente Baltasar Brum se suicidó.

El 2 de junio del año 1935 recibió la visita del presidente brasileño Getulio Vargas. Ambos fueron a presenciar una carrera en el Hipódromo de Maroñas. Terra recibió un disparo por la espalda pero salvó su vida porque usaba un chaleco anti balas. El autor del ataque fue el blanco Bernardo García.

Tomás Berreta cimentó su liderazgo en el interior, en particular en Canelones. Fue parte de las huestes gubernistas en las guerras de 1897 y 1904, fue hecho prisionero por las tropas del general Aparicio Saravia y liberado por decisión del caudillo blanco. No hizo la escuela y aprendió a escribir en su casa. Siendo muy joven trabajó como tropero y agricultor. Tenía 71 años cuando resultó electo presidente en las elecciones del año 1946 en la fórmula que integró junto a Luis Batlle Berres.

Padecía cáncer de próstata y falleció cinco meses después de asumir la máxima magistratura. Batlle Berres asumió la presidencia y dio inicio a un liderazgo que se extendió por décadas.

El general y aviador Oscar Gestido labró su carrera política desde la presidencia de AFE, antes había logrado hacer crecer la empresa Pluna. Resultó electo presidente en las elecciones de noviembre de 1966. Falleció de un infarto a la edad de 66 años el 6 de diciembre de 1967. Su lugar fue ocupado por Jorge Pacheco Areco.

Durante el mes de septiembre del año 2002, en medio de la crisis financiera, falleció Matilde Ibáñez, la madre del entonces presidente Jorge Batlle.

En agosto del año 2012 falleció María Mujica Cordano, la única hermana del entonces presidente José Mujica. El primer mandatario resolvió que el velorio y el sepelio fueran sencillos “como el de una trabajadora cualquiera”.

El pasado 31 de julio falleció María Auxiliadora Delgado, la esposa del presidente Tabaré Vázquez. El martes 20 Vázquez anunció que padece un tumor.

1984: una campaña y muchos problemas.

El retorno a la democracia no fue fácil para los candidatos. La campaña electoral uruguaya del año 1984 fue una “sucesión de pequeños desastres”, según una crónica del periodista Martín Prieto para El País de Madrid.

Allí se destaca el repentino fallecimiento de Fernando Ollú, miembro destacado de la dirección blanca y estrecho colaborador de Wilson Ferreira. También se consigna que el candidato colorado Julio María Sanguinetti tuvo que ser operado de apendicitis.

Julio María Sanguinetti fue operado de apendicitis en plena campaña. Foto: Archivo El País
Julio María Sanguinetti fue operado de apendicitis en plena campaña. Foto: Archivo El País

El también colorado Jorge Pacheco Areco sufrió un pinzamiento discal y una infección subsiguiente. Además, el sindicalista José D’Elía que se presentó a la vicepresidencia por el Frente Amplio, sufrió una hepatitis.

Néstor Bolentini, candidato por Unión Patriótica, falleció ante los micrófonos de una radio al sufrir un derrame cerebral días antes de las elecciones. Los blancos Juan Carlos Payssé y Cristina Maeso tuvieron que suspender su campaña tras precipitarse contra un barranco durante una gira.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)