El último golpe a la dictadura

A 35 años del histórico acto del Obelisco recordá qué dijeron sus protagonistas ese día

Bajo la consigna “Por un Uruguay democrático sin exclusiones”, 130 personas, entre políticos, sindicalistas y empresarios opositores a la dictadura, ocuparon el 27 de noviembre de 1983 el estrado al pie del Obelisco a los Constituyentes de 1830. 

Foto: archivo El País
Foto: archivo El País
Foto: archivo El País
Foto: archivo El País
Acto del Obelisco. Foto: archivo El País
Foto: archivo El País
Foto: archivo El País

“Desde las primeras horas de la tarde distintas columnas humanas convergieron desde todos los puntos de Montevideo hacia el Parque Batlle, donde no cabía ni un alfiler más, poco antes de las 17 horas, en que dio comienzo el acto”. Así arrancaba la crónica de El País publicada el 28 de noviembre de 1983 en la que se describía lo que había sucedido el día anterior: una concentración multitudinaria en la zona del Obelisco a los Constituyentes, convocada por todos los partidos políticos.

Para entonces Uruguay vivía el tramo final de una dictadura que había comenzado con el golpe de Estado de 1973. El actor Alberto Candeau, el elegido para leer la proclama ese domingo de primavera, exigió desde el estrado la “eliminación inmediata y definitiva de todas las proscripciones que aún penden sobre ciudadanos y partidos” y exclamó su “fe en el diálogo como el mejor método para restaurar las instituciones democráticas en la República”.

Candeau brinda discurso en acto del Obelisco.
VEA EL VIDEO

Los dos grandes ausentes fueron el general Líber Seregni -el líder del Frente Amplio era uno de los presos políticos de la dictadura- y Wilson Ferreira Aldunate -el caudillo blanco continuaba su exilio en el exterior-. Lilí Lerena, esposa del primero, y Silvia Ferreira, hija del segundo, los representaron.

Acto del Obelisco. Foto: archivo El País
Acto del Obelisco. Foto: archivo El País

Este acto multitudinario -se calculó que entre 400.000 y 500.000 se acercaron hasta el Parque Batlle ese día, lo que lo convirtió en uno de los eventos de masas más grande en la historia del país- se dio en un momento de despertar político en Uruguay.

En 1980 los uruguayos ya habían rechazado en las urnas la propuesta de reforma constitucional propuesta por los militares. En 1982, en tanto, los sectores de los partidos políticos que habían hecho campaña por el NO en el plebiscito de dos años antes ganaron por varios cuerpos. 

Con ese telón de fondo, durante una de las reuniones que cada domingo celebraban un grupo de dirigentes blancos, colorados y de la Unión Cívica en la casa del historiador Juan Pivel Devoto, el líder colorado Jorge Batlle lanzó la idea de hacer un gran acto de masas un año antes de las elecciones programadas para el año 1984. Unos días antes del 27 de noviembre, los militares lo autorizaron.

Bajo la consigna “Por un Uruguay democrático sin exclusiones”, 130 personas, entre políticos, sindicalistas y empresarios opositores a la dictadura, ocuparon el estrado al pie del Obelisco a los Constituyentes de 1830 para escuchar la proclama leída por Candeu, que habían escrito el colorado Enrique Tarigo y el blanco Gonzalo Aguirre. Aquí se recuerda -especificando los cargos que tenían en aquel entonces- lo que algunos de los protagonistas de esa histórica jornada dijeron a El País hace 35 años.

Jorge Batlle
Batlle: durante años decían que él había sido el "infidente". Foto: archivo El País
Dirigente de Unidad y Reforma

"La impresión es que resulta imposible poder describirlo con palabras. Esto es como el plebiscito. Es un pueblo todo en la calle; pienso que el gobierno tomará en cuenta este hecho, para rápidamente crear las condiciones para que exista un país con una democracia sin exclusiones. Ese es el lema que persigue el acto de hoy".

Dardo Ortiz
Dardo Ortiz. Foto: archivo El País
Dirigente nacionalista

"Todavía estoy tan emocionado que me es difícil articular en palabras mi estado de espíritu."

"Creo que ha sido una demostración formidable. Se ha demostrado que cuando hay en juego causas nacionales el pueblo se une por encima de partidos y de sectores, de manera que hay que tener en cuenta esta unidad nacional para llevarla al próximo gobierno de la República."

"Esto puede considerarse un paso importante al futuro, en la medida que los gobernantes sepan reconocer que esta explosión de alegría y de voluntad popular no puede desconocerse."

Alberto Gallinal
Alberto Gallinal. Foto: archivo El País
Dirigente de sector Libertad y Servicio

"Espero que todo esto sirva, que sea una nueva experiencia para los gobernantes para comprender que hay una enorme mayoría que desea el cambio. El mismo se tendrá que realizar el año que viene. Ahora hay que facilitar los encuentros para llegar a los caminos más fluidos. Espero que todos actúen con corrección, que los políticos no se abusen en ningún caso de su actual superioridad."

"El público mantuvo una corrección ejemplar. Reaccionaron con entusiasmo, pero haciéndolo como correspondía, como se esperaba, no hubo un solo caso de agresión, tampoco desorden. El acto fue realmente estimulante y hermoso."

Carlos Julio Pereira
Carlos Julio Pereira. Foto: archivo El País
Dirigente del Movimiento de Rocha

"Este es el acto más grande que seguramente ha vivido el pueblo uruguayo. Es el acto más grande en número y más grande por la significación, porque esto es la ratificación plena de que volveremos rápidamente al reencuentro con las mejores tradiciones. Al reencuentro con el clima de tolerancia, de libertad, de paz asentada en el orden impuesto por el respeto a las normas jurídicas, que es la única forma de asegurar la pacificación social".

"Esto es el grito del Uruguay reafirmando sus mejores tradiciones, su fe en la democracia, reafirmando su destino libre y soberano".

Enrique Tarigo
Enrique Tarigo. Foto: archivo El País
Dirigente colorado

“Estoy muy contento con el acto, que ha sido una demostración multitudinaria. Yo diría que esto nos tiene que dejar una enseñanza a todos y a los gobernantes en primer lugar. Hay un reclamo generalizado de retorno inmediato a la democracia y no puede seguirse trabajando en ese reclamo con modificaciones constitucionales que el país no siente, que no quiere. El país quiere de una buena vez volver a regirse por la Constitución de la República y no enzarzarse en una discusión constitucional que no es oportuna, ni tiene sentido”.

“Creo que es un gran paso hacia el futuro en la medida en que todos sepamos sacar las consecuencias que se pueden extraer de este hecho”.

Humberto Ciganda
Humberto Ciganda. Foto: archivo El País
Presidente de la Junta Ejecutiva Nacional de la Unión Cívica

"Esto realmente ha colmado las aspiraciones más ambiciosas. El pueblo ha estado en forma masiva, rotunda. Ha reclamado entre otras cosas su adhesión y la ha formulado. Verdaderamente puedo mencionar que han hecho un magisterio, de lo que es un pueblo civilizado, que reclama solamente lo que le pertenece. Reclama la libertad, reclama un sistema de gobierno del que pueda participar y del que sea destinatario, ser el dueño de su elaboración". 

"El pueblo ha reclamado fuentes de trabajo, porque considera que el trabajo es la base de su desarrollo y su progreso, de su bienestar. Todo esto está inserto en lo más puro y lo más noble del corazón humano, por eso hoy me he reencontrado con mi querido Uruguay como hacía años que no lo veía". 

Julio Sanguinetti
Julio María Sanguinetti. Foto: archivo El País.
Secretario General del Partido Colorado

"El actor Alberto Candeau con esa voz grave y maravillosamente timbrada que desde niños hemos oído, le ha puesto su acento a esa proclama de los partidos, que ha rubricado este acto. El acto en sí, es no solo una demostración, es una decisión política, es una decisión irrenunciable. Es un fasto histórico indudable, que ha protagonizado nuestro pueblo. Al igual que el plebiscito del 80, similar a la elección interna del año pasado, el pueblo uruguayo hoy ha expresado y decidido que en el último domingo de noviembre del año que viene, se festejerá también como hoy". 

Amílcar Vasconcellos
Amílcar Vasconcellos. Foto: archivo El País
Dirigente del Partido Colorado

“Ha sido una estupenda demostración de la voluntad ciudadana del país y creo que nadie tiene el derecho de desoír el reclamo de vuelta a la vida institucional que esto significa”.

Justino Carrere Sapriza
Justino Carrere Sapriza. Foto: archivo El País
Dirigente de la Unión Colorada y Batllista, Doctrina y Acción

“Ha sido un acto importante numéricamente, porque traduce el deseo del pueblo uruguayo de acceder rápidamente en demanda de un clima de libertad”.

“El acto resultó correcto, ordenado y se caracterizó por premisas que en su mayoría compartimos, por su moderación y espíritu pacífico que exteriorizó la gente, sin agravios y sin violencia. Es importante también la aspiración manifiesta que resulta imprescindible la creación de fuentes de trabajo para sectores de trabajadores que en el Momento están impuestos en el seguro de paro, con el consiguiente perjuicio para sus familias”.

“Este acto debe ser observado muy atentamente como una expresión multitudinaria con objetivos que todos compartimos, es decir, que en un clima respetuoso el Uruguay se reincorpore a sus mejores tradiciones”.

Carlos Rodriguez Labruna
Carlos Rodriguez Labruna. Foto: archivo El País
Dirigente del Movimiento Rocha

“Pienso que es el acto más grande de la historia política del Uruguay, donde se reivindica la base fundamental de la conveniencia democrática, la libertad política, el pluralismo político, el levantamiento de las proscripciones de partidos políticos y ciudadanos y se demuestra además muy claramente la vocación el Uruguay, del pueblo uruguayo, de hacer un país en paz pero sin concesiones. Porque no se puede hacer una democracia limitado o recortada”.

“Pienso que además es un acto para los que están presentes acá, que representan a los que no están y que también son muy importantes. En alguna forma ellos se sienten representados en el día de hoy”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)