POLÉMICA POR DESTITUCIÓN DE JERARCAS

Gerentes cesados de ANII ganaban más que su presidente: el sueldo más alto era de $ 317.538

El gerente general percibía $ 317.538 y la gerenta de Operaciones $ 257.051. El presidente Flavio Caiafa tiene el sueldo topeado: $ 193.760.

Directorio de la ANII decidió llevar a cabo una reestructura, lo que implica el cese de algunos jerarcas con altos salarios. Foto: anii.gub.uy
Directorio de la ANII decidió llevar a cabo una reestructura, lo que implica el cese de algunos jerarcas con altos salarios. Foto: anii.gub.uy

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

El exgerente general de la Agencia Nacional de Investigación e Innovación (ANII), Ismael Piedra-Cueva, quien fue destituido días atrás, tenía el salario más alto dentro de la organización. Ganaba $ 317.538 mensuales, según documentos a los que accedió El País. El presidente de la ANII, en tanto, percibe un sueldo de $ 193.760 que está topeado.

En los últimos días también fue cesada la gerenta de Operaciones, Sara Goldberg -el segundo salario más alto dentro de la ANII-, quien recibía $ 257.051 por mes.

Las medidas responden a una modificación del organigrama e implican un ahorro anual de $ 10.000.000.

Todavía dentro de la organización se mantienen dos sueldos más altos que el del presidente: es el caso del gerente de Administración y Finanzas, que gana $ 257.051 y se mantendrá en el cargo, y de la adjunta a la gerencia general, que cobra $ 209.870. Aunque la reestructura de la ANII implica prescindir de este último rol -de hecho, la función de la adjunta depende directamente del gerente general que ya no está-, no se podrá cesar a la funcionaria que ocupa el cargo debido a que está en pase en comisión en el Senado.

Dos altos cargos de la ANII pasaron en 2020 a trabajar en comisión en el despacho del senador Mario Bergara. Se trata justamente de la adjunta a la gerencia general, María Laura Fernández, y la subsecretaria de directorio, María Estela Fernández (que gana $ 168.153) -que aunque comparten el apellido, no son parientes.

La subsecretaria de directorio dejó de desempeñar funciones para la oficina de Bergara en diciembre del año pasado, pero no volvió a la ANII pues pasó a cumplir idéntica función con la senadora Liliam Kechichian. Ella y Bergara pertenecen al mismo sector del Frente Amplio, Fuerza Renovadora.

El gerente general, la gerenta de Operaciones, el gerente de Administración, y la adjunta a la gerencia general (que juntos sumaban salarios por más de $ 1 millón mensuales), respondían al presidente y al resto del directorio de la ANII, o sea que eran de una jerarquía menor.

El salario del presidente de la ANII, cargo que es ocupado por Flavio Caiafa, es el único que está topeado dentro de la organización, pues así lo regula el artículo 20 de la ley 19.472 del Sistema Nacional de Competitividad. Allí se establece que su “remuneración equivale a la establecida para el cargo de director general de Secretaría”, lo que implica esos $ 193.760.

Además de Caiafa, el directorio de la ANII lo conforman un vicepresidente (Álvaro Pardo) y dos directores (Pablo Caputi y Hugo Donner). Los cargos de estos últimos tres son honorarios, y lo seguirán siendo pese a la reestructura.

El cambio del organigrama.

“El problema acá es que había más caciques que indios”, dijo a El País una fuente del gobierno. Y agregó: “No puede ser que haya tantos jefes para 70 funcionarios”.

El organigrama que funcionaba hasta ahora en la ANII implicaba que por debajo del directorio había: una secretaría ejecutiva, una vicesecretaría ejecutiva, una gerencia de Operaciones, una subgerencia de Operaciones, las coordinaciones de área y luego el resto de los funcionarios. Esto se redujo de esta manera: primero el directorio, luego los gerentes y después las coordinaciones.

En el caso de Piedra-Cueva, su función era comunicar las decisiones del Directorio a los distintos gerentes. “Ahora la comunicación se hace directamente. Tenemos que cuidar los dineros públicos. El cargo no era necesario”, sostienen desde la ANII.

Piedra-Cueva había comenzado a trabajar en enero de 2020 y desde la ANII reconocen que su rol fue determinante para introducir en sus tareas a las nuevas autoridades, que asumieron en abril. Aunque el exgerente general había entrado por concurso en noviembre de 2019, la ANII puede prescindir de él pues es una institución que se maneja por el derecho privado.

Diputados del FA piden explicaciones

Los diputados Gustavo Olmos (Fuerza Renovadora) y Sebastián Sabini (MPP) elevaron un pedido de informes para “conocer los fundamentos por los que la ANII está llevando a cabo una reestructura por vía administrativa”.

Olmos pertenece a Fuerza Renovadora, el mismo sector del Frente Amplio de los senadores Mario Bergara y Liliam Kechichian, quienes tienen en pase a comisión a funcionarios con altos cargos en la ANII.

El pedido de informes se elevó luego de que el exsecretario ejecutivo y gerente general de la agencia, Ismael Piedra-Cueva, resultara destituido de su cargo debido a una “reestructura” decidida por el directorio, según dijo a La diaria el presidente del organismo, Flavio Caiafa.

Los diputados frenteamplistas indicaron que Piedra-Cueva “había sido designado en ese cargo por el directorio, por unanimidad, en noviembre de 2019 tras un proceso competitivo como indica la ley”.

En el marco de la “reestructura” también fue desvinculada Sara Goldberg, quien se desempeñó durante más de 10 años como gerenta de Operaciones de la ANII, según informó El Observador.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados