PARLAMENTO

El FA baja aún más los generales y coroneles

Es una prioridad y votarán reforma militar antes de fin de año.

Los oficiales jóvenes verán complicadas sus posibilidades de ascenso en función de la reducción de las vacantes en los grados. Foto: Nicolás Pereyra
Los oficiales jóvenes verán complicadas sus posibilidades de ascenso en función de la reducción de las vacantes en los grados. Foto: Nicolás Pereyra

El Frente Amplio acordó con el partido Unidad Popular (UP) bajar aún más que lo que pidió el Poder Ejecutivo la cantidad de generales y coroneles, solo en el Ejército, en el marco de la reforma de la ley orgánica de las Fuerzas Armadas.

La comisión de Defensa de Diputados trató este martes el proyecto que irá a sala la semana que viene con dos informes, ambos votados negativamente.

Sin embargo, la diferencia se hará por el acuerdo entre el FA y UP para votar en general, es decir con 51 votos.

De acuerdo con el proyecto que se impondrá, los generales serán 12 en vez de los 16 actuales -el Ejecutivo propuso bajarlos a 13- y los coroneles pasarán de los 198 actuales a 130. El pedido del gobierno era disminuirlos a 145.

La UP propondrá una rebaja más importante aún de generales y coroneles, llevando las respectivas jerarquías a los números anteriores a la época de la dictadura. Por ejemplo, en ese entonces los coroneles rondaban los 100.

Pero la propuesta del FA tendrá el respaldo suficiente de los 50 diputados del oficialismo.

Esta reforma, que actualiza la ley de 1974, aprobada en plena dictadura, está bastante focalizada en el Ejército porque tanto en la Armada como en la Fuerza Aérea no se reduce el número de oficiales generales ni de los oficiales superiores.

Apenas hay un cambio: en la Armada aumentará un oficial general, pasando de seis a siete. Ese nuevo cupo será por primera vez para un oficial superior de la Prefectura Nacional Naval. Y en la Fuerza Aérea quedarán los seis que hoy revistan. El proyecto de ley saldrá rápidamente de Diputados y antes del cierre del período, a mediados de setiembre, se sancionará en el Senado, dijo a El País el diputado Jorge Pozzi, de la comisión de Defensa.

En momentos en que hay tirantez entre el gobierno y las Fuerzas Armadas por el funcionamiento de los tribunales de honor de los militares, el proyecto de reforma también dispone la eliminación de esos tribunales y su sustitución por nuevos órganos llamados tribunales de conducta y ética militar, pero con alcance bien diferente.

Ética

Una vez que se sancione la ley, los tribunales de honor que ya están en funcionamiento terminarán con su actividad, pero ya no se formarán otros sino que se dará paso a los nuevos organismos.

Los nuevos tribunales militares serán algo similar a los tribunales de ética médica, explicó el legislador.

En un plazo de 180 días desde que se sancione la ley, el Poder Ejecutivo deberá disponer su reglamentación.

Esta reforma es para el oficialismo la continuación de la reforma del servicio militar de retiros y pensiones.

Ocho años después de haber sido aprobada con amplio consenso político la ley marco de la Defensa Nacional, esta nueva reforma llegó al Parlamento el año pasado y saldrá este año.

Una de las claves conceptuales -y que en el proyecto se establece a texto expreso- es el fin de la llamada "Doctrina de la Seguridad Nacional".

La iniciativa echa por tierra el concepto de obediencia debida en el caso de los derechos humanos, que en la práctica no se aplicó más desde la época de la dictadura. El texto señala que ningún militar “debe cumplir órdenes manifiestamente contrarias a la Constitución y las leyes vigentes, o que impliquen la flagrante violación o ilegítima limitación de derechos humanos fundamentales”.

Gavazzo

El tema de los tribunales de honor en el Ejército es una herida abierta que parece no poder cicatrizar. Esta mañana en el plenario del Senado se discutirá un pedido del Poder Ejecutivo para pasar a retiro obligatorio a los generales en actividad Carlos Romano, Carlos Sequeira, Alejandro Salaberry y Gustavo Fajardo, a consecuencia de su actuación respecto a la confesión de José Gavazzo de que había hecho desaparecer el cuerpo del militante tupamaro Roberto Gomensoro.

El debate se produce 24 horas después que los cuatro generales enviaron al Senado un descargo escrito, asistidos por dos abogados, tal como publicó El País. Allí cuestionan el pedido del Poder Ejecutivo de pasarlos a retiro y defienden su actuación, diciendo que siguieron órdenes del excomandante en jefe Guido Manini Ríos.


Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)