PARLAMENTO

Eutanasia: dicen que ley podría estimular suicidios

Diputado blanco pide frenar mientras dure la pandemia del coronavirus el proyecto de ley que presentó el colorado Ope Pasquet.

La eutanasia es considerada homicidio. El diputado Ope Pasquet busca quitarle la responsabilidad penal al médico que la practica.
Foto: Archivo El País.

Desde el Partido Nacional se solicitó a la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados suspender -mientras dure la pandemia- el tratamiento del proyecto de ley de eutanasia que presentó el diputado colorado Ope Pasquet, al entender que puede estimular el suicidio.

La nota fue presentada el pasado miércoles por el diputado y presidente de la bancada del Partido Nacional Álvaro Dastugue a la Comisión de Salud, aunque oficialmente el resto de los legisladores blancos aún no fijó posición. Ahora, los diferentes integrantes de la comisión deben definir si hacen lugar a la solicitud.

En la misiva, a la que accedió El País, Dastugue, pastor evangélico, sostiene como argumentación que el aislamiento -adoptado como consecuencia del coronavirus- provocó “situaciones de gran depresión y ansiedad”.

En ese marco, sostuvo que “Uruguay se encuentra entre los peores países de la región en suicidio y depresión”, dado que cada 11 horas un uruguayo decide matarse, según datos del Observatorio Nacional sobre Violencia y Criminalidad del Ministerio del Interior. A eso se agrega que la línea de atención psicológica por la cuarentena atendió casi 4.000 llamados en tres semanas por estrés, angustia, ansiedad y depresión.

Según Dastugue, en este escenario, considerar en el Parlamento un proyecto sobre eutanasia es “totalmente inoportuno debido a que la mayor exposición del tema en la agenda pública, podría estimular el suicidio como opción para nuestra sociedad”, aseguró.

En su artículo uno, el proyecto habilita la eutanasia o el suicidio asistido a toda “persona mayor de 18 años, psíquicamente apta, enferma de una patología terminal, irreversible e incurable o afligida por sufrimientos insoportables”.

El médico deberá hablar con el solicitante "para cerciorarse de que conoce y comprende la situación". Luego de un primer encuentro deberán tener una segunda entrevista "para establecer si mantiene su voluntad" y se deberá dejar constancia por escrito de esto. Dastugue objeta la iniciativa, al entender que no define qué son “sufrimientos insoportables”. “Es un concepto absolutamente vago que puede abarcar situaciones de depresión o ansiedad como las que se están viviendo actualmente debido al aislamiento”, sentenció.

Posición de la iglesia.

Consultado por El País, el cardenal Daniel Sturla dijo que la semana próxima la Conferencia Episcopal fijará posición sobre la iniciativa. “Somos contrarios al proyecto en sí, la postura de la Iglesia siempre es la defensa de la vida desde la concepción hasta la muerte natural”, afirmó.

Sturla dijo que la Iglesia está en contra del “ensañamiento terapéutico” que prolongue la vida inútilmente en una situación límite, pero tampoco “hay que quitarla”. “Hay que mitigar el dolor, el sufrimiento hasta su muerte natural”, afirmó el cardenal Sturla.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados