FONDOS

Delgado tras críticas de Orsi: "Hay acusaciones que son falsas e inaceptables"

Para los ediles del departamento el fideicomiso, tal como estaba planteado, no era el correcto, así lo entendieron y así lo resolvieron", dijo el secretario de Presidencia.

Álvaro Delgado. Foto: Leonardo Mainé
Álvaro Delgado. Foto: Leonardo Mainé | archivo El País.

El secretario de Presidencia, Álvaro Delgado, hizo referencia a las críticas del intendente de Canelones, Yamandú Orsi, quien aseguró que hubo presiones por parte de Presidencia para que ediles blancos y colorados no votaran el fideicomiso de US$ 80 millones y expresó: "Hay acusaciones que son falsas e inaceptables".

"Es una información que obviamente no es correcta, él sabe que no es correcta", indicó Delgado en diálogo con el programa radial "Punto de encuentro" (Radio Universal) y agregó: "Hay acusaciones, porque más que afirmaciones son acusaciones, que son falsas e inaceptables".

El secretario de Presidencia expresó, en esa misma línea, que "la verdad es la verdad" y "este es un tema que debería ponerse en contexto: instrumentos hay varios. Para los ediles del departamento el fideicomiso, tal como estaba planteado, no era el correcto, así lo entendieron y así lo resolvieron", dijo. 

"Todo lo demás es un poco de liturgia, por eso está bueno que también esto se enmarque en una iniciativa que rescato de Yamandú Orsi, de nacionalizar el tema. Él mismo lo planteó, tuvimos varias instancias con él hablando de estos temas, lo intentó y no pudo en otros departamentos", dijo en relación a la iniciativa del intendente de incentivar a que se votaran los fideicomisos tanto de Rocha como de Río Negro, que no fueron aceptados por ediles frenteamplistas.

Delgado consideró que es necesario "desdramatizar" el tema y que ahora lo que se debe hacer es buscar nuevos instrumentos que sirvan para el mismo objetivo. Además, el jerarca aseguró que tiene buena relación con Orsi y que eso no cambiará ahora.

Por su parte, el intendente de Canelones aseguró en un video publicado ayer miércoles que el buen clima de convivencia política entre el gobierno nacional y departamental "se rompió". 

"Nuevamente ediles blancos y colorados estaban dispuestos a acompañarnos en una solicitud de financiación de futuras obras y desarrollo en cada rincón de nuestro departamento. La Presidencia de la República intervino directamente y presionó de manera inédita a los ediles para doblegar su voluntad", aseguró.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados