LA ENTREVISTA DEL DOMINGO

Carolina Cosse y la seguridad: "La realidad cambió más que la solución"

Escueta y cuidadosa a la hora de responder, la precandidata y exministra de Industria, Carolina Cosse, es la única mujer en la carrera presidencial.

Carolina Cosse, precandidata del Frente Amplio. Foto: Darwin Borrelli
Carolina Cosse, precandidata del Frente Amplio. Foto: Darwin Borrelli

En la gestión, Carolina Cosse no se identifica con Tabaré Vázquez y tampoco con José Mujica. Considera que el aumento de homicidios y rapiñas "es alarmante", pero es cautelosa para no cuestionar la gestión del ministro del Interior Eduardo Bonomi. De cara a un balotaje, dice que no se niega al debate pero hay que ver cómo se hace y con quién.

—¿Cuándo fue la primera vez que pisó un comité de base?

En el 84 fui con mis compañeros de Ingeniería al comité funcional.

—¿Es de ir al comité de base?

Sí, sí y pago mi cuota. Voy al de mi barrio, no me acuerdo el nombre. Creo que sigue siendo Ibiray. Ahora hace tiempo que no voy; igual pago la cuota.

Las encuestas marcan primero a Daniel Martínez en la interna del Frente ¿Cómo piensa revertir eso?

No llevo adelante la campaña basada en las encuestas. Las leo y las entiendo. Sé leerlas, interpreto lo que dicen con justeza. No me quedo con los títulos, pero no desarrollo mi campaña por las encuestas. Desarrollo una intensa actividad con la gente, y para la gente, y siento que me va muy bien.

¿Siente que va primera más allá de lo que digan las encuestas?

No sé dónde estoy, sé que estoy bien.

—¿Hay mujeres de otros partidos que la pueden votar por ser la única mujer?

Ya me pasaba antes de ser la única. Mujeres de otros partidos por lo menos me felicitan. Me dicen que siga.

—El expresidente José Mujica apareció poco en su campaña. ¿Le gustaría que estuviera más presente?

Pepe está mucho conmigo y en mi campaña. Lo que pasa es que no puede tener la misma actividad que tuvo en su campaña hace cinco años o hace 10 años. Pepe está donde tiene que estar y me siento muy apoyada por él.

Carolina Cosse dijo que José Mujica le "contagió ideología". Foto: Gerardo Pérez
Carolina Cosse dijo que José Mujica le "contagió ideología". Foto: Gerardo Pérez

—¿Si gana la Presidencia a quién se parecería más gestionando a Tabaré Vázquez o a Mujica?

A ninguno de los dos. (Risas).

—¿Con cuál se identifica más?

Con ninguno de los dos.

—¿Cómo sería gestionando?

Orientaría la gestión a proyectos, no a los dueños de los temas, a los temas que nos preocupan. Haría todo lo posible para agilitar la toma de decisiones (...) Utilizaría todas las ventajas que tenemos a favor de que el gobierno fuera más eficiente y comunicado con la gente.

¿Ahora no hay tanta comunicación?

Creo que los tres gobiernos del FA han sido muy buenos haciendo y han descuidado la comunicación. No la propaganda, la comunicación que es una herramienta fundamental. Creo que para eso en el próximo período, el Frente va a tener que estar al orden del día comunicando.

¿En qué se descuidó la comunicación?

En la educación. He trabajado en mis actividades mucho con la educación, en todos los niveles, y veo que se hacen cosas muy bien y no lo sabe nadie.

—El exdirector de Educación Juan Pedro Mir dijo que no se logró reformar el ADN en esa área. ¿Para usted se logró?

Creo por el conocimiento que tengo que hay muchos cambios muy buenos que se han logrado en educación y que si contáramos con más comunicación, podría ser más fácil el camino hacia la reforma del ADN, que en realidad es un proceso que no tiene fin.

¿Si le toca llegar a la Presidencia mantendrá el equipo económico en manos del astorismo?

Se ha hecho una excelente gestión en política macroeconómica y a eso hay que agregarle componentes nuevos de política anticíclica y veremos cuando llegue el momento de hablar de ese enriquecimiento de la gestión. La gestión que se ha hecho en materia económica es buena, pero hay que agregarle nuevos elementos.

Carolina Cosse, precandidata del Frente Amplio. Foto: Darwin Borrelli
Carolina Cosse, precandidata del Frente Amplio. Foto: Darwin Borrelli

—¿Se han usado las empresas públicas como trampolín electoral como dijo el ministro de Economía Danilo Astori?

En los gobiernos del FA, en lo que a mí respecta, he trabajado tanto, que no he estado para andar saltando ningún trampolín.

—¿No hubo un manejo electoral en Ancap?

En lo que me concierne a mí, cuando llegué a tomar el control de la situación de Ancap en el 2016 la verdad que nos pusimos a trabajar para cambiar lo que teníamos que cambiar y poner a Ancap en el rumbo de la transparencia y eficiencia.

¿Con qué panorama se encontró?

Muy complejo. Había determinadas cosas básicas en el manejo de una empresa que a mí me parecían que no estaban, como por ejemplo la disponibilidad de información de calidad.

—¿Faltó profesionalismo en Ancap?

Sí.

—Planteó medidas contracíclicas como receta para hacer crecer la economía. ¿De dónde sacará el dinero para financiar obra pública con el déficit actual?

La palabra receta no me gusta, porque lo que planteo es un camino. El camino que planteo es promover la obra pública, apalancando inversiones privadas para hacerlo. Utilizando instrumentos que ya tenemos, pero que tenemos que mejorar mucho y cambiar, como las PPP que demoran demasiado y seguramente tendríamos que juntar más de una para ofrecerlas como un paquete. Sería bueno que las PPP sean seguidas por un equipo y no solo por un ministerio.

—Dijo en ADM que hay que cuidar el déficit, pero "magia no se puede hacer". ¿No hay de dónde recortar el gasto?

Siempre hay de dónde recortar el gasto, lo que digo es que esa no puede ser nuestra única estrategia porque está condenada al fracaso. En tu casa si lo único que hacés es recortar llega un momento que no se puede recortar más. Siempre hay que recortar, siempre se puede buscar lugares para ahorrar y que el dinero rinda más. No me cabe duda.

¿Dónde hay posibilidad de recortar?

Hay que ver los casos muy específi- cos. Por ejemplo Ancap, el año pasado se propuso ahorrar US$ 25 millones, de manera estructural quiere decir que lo ahorra ese año y nunca más. Y lo logró (...) Este tipo de cosas se puede hacer. Otra forma es racionalizar, hay una gran cantidad de programas de atención a la infancia que me parecen primera prioridad, pero hay que ver si no se solapan. Si no hay que unirlos.

—¿En qué se falló en seguridad?

En que cambió diría yo. En que cambió la realidad.

El año 2018 cerró con un récord histórico de homicidios. Foto: Marcelo Bonjour
El año 2018 cerró con un récord histórico de homicidios. Foto: Marcelo Bonjour

¿No hay fallas?

En que cambió la realidad, yo diría eso. El delito cambió tanto, la realidad cambió tanto en una condición de degeneración del tejido social. Más que falla lo que yo diría es que es necesario en el próximo período de gobierno una fuerte tensión organizativa.

—¿Es decir, no ve fallas en seguridad?

No, no. ¡Momento! (Risas) Lo que creo es que hay una realidad que cambió más rápido que las soluciones que se han podido implementar. La palabra falla conlleva a un juicio de valor como que el tema era indiferente y si hay algo que el tema no ha sido es indiferente, por todo lo que se ha trabajado. Lo que sí creo es que faltan algunos escalones para acercarse al ritmo y a las condiciones de esta nueva forma de delito.

¿La gestión ha sido buena?

No me compete a mí analizar eso. Me compete entender el problema de seguridad y proponer cómo encararlo el próximo gobierno y es lo que estoy haciendo.

—Cuando decía falla me refería a la falta de resultados positivos. Los homicidios y las rapiñas aumentaron

Estoy de acuerdo con que los números son alarmantes. Entiendo que en vez de quedarme en la alarma tengo que razonar por qué está pasando esto y en función de eso elaborar una estrategia. Mi estrategia es la que digo: sistematizar la planificación, el entrenamiento permanente de las fuerzas y el trabajo integrado en el territorio. No pueden entrar solo policías al territorio, tienen que entrar equipos multidisciplinarios y no tiene que hacerse en un lugar, tiene que hacerse en todo el país.

—¿No se resuelve con más represión?

La represión tiene que tener un lugar, limitada por la Constitución y los derechos humanos y hay que ejercer la autoridad. Para mí la represión tiene un lugar, pero no es lo único.

—¿Hubieran sido los mismos resultados con Eduardo Bonomi que sin Bonomi?

Me parece que el problema es tan serio porque excede al ministerio, que limitarlo al nombre de una persona es minimizarlo. No lo voy a limitar a una persona.

¿Tiene un candidato a ministro del Interior?

No es hora de definir ministros.

Si gana la interna y llega al balotaje ¿está dispuesta a debatir con su compe- tidor?

No me niego a los debates. Hay que ver de qué, sobre qué, cómo. Hay que ver.

Carolina Cosse, precandidata del Frente Amplio. Foto: Darwin Borrelli
Carolina Cosse, precandidata del Frente Amplio. Foto: Darwin Borrelli

—No considera una dictadura al gobierno de Nicolás Maduro. ¿Se puede decir que es democrático cuando hay presos políticos?

Me hicieron esa pregunta cuando todavía era ministra. Cuando uno está en la responsabilidad tiene que ser cuidadoso con lo que dice, porque hay una acción de gobierno tendiente a ayudar de alguna forma (...) Creo que la situación de Venezuela es muy dolorosa, es crítica y lo que sí creo es que hay que pensar cuando uno va a decir las cosas en qué aporta lo que uno dice. Si me pongo a decir es una dictadura, o no es una dictadura, no estoy ayudando (...) Venezuela tiene que encontrar su solución y los otros países ofrecer ayuda, como hizo Uruguay.

¿Nicolás Maduro es un presidente legítimo?

No es un tema mío, no es un tema de Uruguay.

"Tengo amigos que viven en barrios privados"

— Se la criticó mucho por decir que el precandidato Luis Lacalle Pou vive en un barrio privado y por lo tanto está "fuera de la realidad"

—No dije eso, salía no me acuerdo de qué reunión. No me acuerdo qué pregunta me hicieron, frente a la pregunta que era bastante rara dije podés vivir en sociedad o en un barrio privado. A partir de ahí un montón de gente se sintió identificada, empezando por este muchacho: Lacalle Pou. Hicieron un mundo de esto, yo tengo amigos que viven en barrios privados. Si herí la sensibilidad, porque me consta que hay gente con mucho dinero que tiene sensibilidad social, me consta, si herí la sensibilidad de alguien con eso pido disculpas.

—Usted que fue ministra ¿sintió que fue injusto hacerlo renunciar al exministro Jorge Menéndez cuando estaba delicado de salud y cuando había alertado de la confesión de José Gavazzo a Presidencia?

—Creo que es un querido compañero, lamento la pérdida y la forma en que se fue con una enfermedad horrorosa. Es terrible. Ahora él era un ser político y era ministro y hay determinadas cosas que uno las acepta de entrada, de lo contrario no es ministro. Seguramente, por su madurez política él hasta comprendió el rol que le tocaba jugar en ese momento. Nunca lo sabremos o lo sabrá la gente más allegada a él. Yo desearía que sí, pero nadie fue feliz con eso. No creo que nadie haya sido feliz con eso.

—¿Como ministro toca a veces asumir la culpa en algo que no la tiene por un tema político?

—Es así, los ministros somos fusibles.

—¿Está dispuesta a ser vice en caso de que no ganara?

—Estoy 100% dedicada a esta campaña, ese proceso lo hará el Frente Amplio después, en el que también participaré. Veremos.

"Claro que sería candidata sin el Antel Arena"
Cosse, Vázquez, María Auxiliadora y Topolansky asistieron al evento. Foto: Fernando Ponzetto

—Señaló que Luis Lacalle Pou le recuerda la motosierra. Él le respondió diciendo que usted hizo una obra que le costó más del doble. ¿Por qué hubo diferencia de precio?

—Hay que verlo con perspectiva global, porque frente a una obra que es maravillosa y que pone a Uruguay en el futuro, hay que ver las cosas en perspectiva (...) Porque nadie dice que con el proyecto de fibra al hogar, le ahorramos al país unos US$ 450 millones. Así que acá no se trata de si la cifra fue más o menos. Lo que se trata es en qué marco se hizo y que se hizo con transparencia, que se informó al Parlamento y se hicieron todos los trámites ajustados a Derecho.

—¿No hubo un error de cálculo?

— No, porque cuando se anunció se estimó el cálculo de la obra civil y después el presidente de Antel fue informando al Parlamento.

—Pablo Mieres dijo que hubo "secretismo" con el Parlamento

—No, los informes a Mieres se le contestaron.

—Se la acusa de hacer campaña con el Antel Arena. ¿Si no existiera la obra sería candidata?

—Claro que sí. Mis credenciales tienen que ver con la reubicación de Antel, con el cambio de modelo; el proyecto más importante es el de fibra óptica al hogar. Mi actividad como ministra, mi compromiso con la sociedad, esas son mis credenciales.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados