Repercusiones de los incidentes

Bonomi dijo que detuvieron al artiguense porque es "homicida"

Interior divulgó los antecedentes de uno de los empujados por el ministro.

Momento en que se produjo el incidente entre Bonomi y los manifestantes. Foto: Telemundo
Momento en que se produjo el incidente entre Bonomi y los manifestantes. Foto: Telemundo

Un episodio que podía haber sido anecdótico se convirtió en el hecho de la semana. El gobierno viajó a Artigas para inaugurar la Ruta 30 y allí se movilizó un grupo de tres manifestantes tabacaleros. En su intento de mostrar una pancarta llevaron por delante al ministro del Interior, Eduardo Bonomi. El jerarca se molestó. Caminó unos pasos, se paró frente a la pancarta y retrocedió empujando a los manifestantes.

Esto ocurrió el lunes. Y de entrada el ministro argumentó que en ningún momento empujó ni agredió a nadie, sino que fue él quien se sintió empujado y agredido. Con el paso de las horas los videos de los canales de noticias mostraron con más claridad el episodio.

Su actitud fue criticada por la oposición política, y los frenteamplistas salieron a defender al jerarca del gobierno de Tabaré Vázquez. El malestar de los oficialistas radicaba en que los medios de comunicación habían dedicado más minutos al episodio entre Bonomi y los manifestantes, que al acto de la anhelada reparación de la Ruta 30.

A la versión de Bonomi, de que él no había empujado a nadie, se le agregaron mensajes divulgados por redes sociales señalando que uno de los manifestantes es dirigente blanco e integró listas de Alianza Nacional en la pasada elección.

Los manifestantes fueron detenidos por la seguridad de Bonomi y puestos a disposición de la comisaría de Artigas. Luego fueron puestos en libertad.

Ayer en la tarde el gobierno puso en conocimiento de la ciudadanía una nueva versión de por qué fueron detenidos los manifestantes. El Ministerio del Interior divulgó los antecedentes penales de uno de ellos: el hombre que en el video aparece con un gorro marrón.

Tiene cinco procesamientos y el último data de marzo de 2011 cuando fue a prisión por un "delito de homicidio agravado en reiteración real con un delito de lesiones graves".

Bonomi explicó ayer a los medios que sus custodias detuvieron a los hombres porque su seguridad sabía que había un homicida entre ellos, pero no tenían claro cuál de ellos era.

"La custodia asignada al Ministro del Interior, —en conocimiento de las amenazas sufridas por este y su familia en los últimos tiempos— detectó que uno de los involucrados en los hechos —Mario Rafael Barcelos Touron— poseía antecedentes penales de conducta violenta", señala el comunicado oficial del órgano de gobierno.

Antes el presidente del Pit-Cnt, Fernando Pereira, había criticado la actitud de Bonomi. Ayer ambos se encontraron en un acto público. Según una crónica de El Observador el dirigente sindical le volvió a reiterar cara a cara que se había equivocado.

"Pa mí te equivocaste", le dijo Pereira. "Prefiero ser tu amigo y decírtelo en la cara", agregó. "Un homicida podía sacarme un revólver", respondió Bonomi. "El que está al lado mío es un homicida y por ello lo detienen", agregó el ministro.

La actitud del gobierno no solo generó el inmediato malestar y críticas de la oposición política. También de propios frenteamplistas.

"Como respuesta a la desmedida repercusión política de los incidentes en Artigas, el comunicado del Ministerio del Interior es un auténtico desatino. La información que tiene el Estado no se puede usar para desacreditar a las personas, por más antecedentes que tengan", opinó Rafael Paternain, quien integra el grupo de Constanza Moreira.

"Fui empujado; perdí un poco el equilibrio"

El prosecretario de Presidencia, Juan Andrés Roballo, estaba cerca de Bonomi cuando ocurrió el episodio y también se sintió empujado en ese momento. "Estaba a no más de un metro de distancia. Fui empujado, quizás no de manera ex profeso, pero hasta perdí un poco el equilibrio porque se pusieron por debajo", relató ayer a los periodistas. La precandidata Carolina Cosse dio una versión similar. Y si bien los manifestantes fueron sacados a la fuerza por la guardia de seguridad, la ministra de Industria dijo a los medios de comunicación que ellos se fueron cuando las cámaras dejaron de enfocarlos. La jerarca adujo que buscaban impacto en los medios. Una versión distinta planteó la vicepresidenta, Lucía Topolansky quien acusó a los medios de prensa de estar politizados.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)