¡Arranca la campaña!

Astori entregó los últimos pesos y pidió "mejorar mucho" el gasto

Gobierno reconoce que las cuentas fiscales de Uruguay continúan estando “tensionadas”.

Danilo Astori quiere ser candidato a la presidencia por el FA. Aun no tomó la decisión. Foto: Marcelo Bonjour.
Astori quiere ser candidato a la presidencia por el Frente Amplio. Foto: M. Bonjour

Se acabó la repartida de plata. El gobierno entregó ayer el proyecto de ley de Rendición de Cuentas al Parlamento y así el equipo del presidente Tabaré Vázquez cierra la discusión en cuanto al incremento del gasto. Ahora, si los parlamentarios logran acuerdos podrán redistribuir recursos, pero dentro de los parámetros y con la plata ya asignada por el Poder Ejecutivo.

Es que la Constitución establece que en el año electoral no se puede otorgar incrementos presupuestales. Por eso quienes tenían expectativa de recibir más presupuesto, si no lo obtienen en el debate dentro del Parlamento, tendrán que esperar al próximo gobierno.

El ministro de Economía, Danilo Astori, dijo ayer a la prensa que se entregó una propuesta con el fin de "equilibrar las restricciones fiscales que tiene el país". En otras palabras: no se dio más dinero para evitar incrementar el déficit, e incrementar aún más la diferencia entre la plata que se gasta y la que entra al Estado.

A pesar de eso destacó que sí se cumple con seguir dándole más recursos a las aéreas claves definidas por el gobierno frenteamplista y declaró que cumplen con la tan repetida promesa del presupuesto para la educación.

Sin embargo sí reconoció que aún queda mucho por mejorar en el país, y por eso opinó que es tiempo que en el sistema político se comience a estudiar la idea de definir metas y resultados a cambio de asignaciones presupuestales.

En el debe.

Astori dijo que "el proyecto siempre se puede mejorar. Esta no es la excepción. En el debe puede haber quedado el hecho que todos deseamos seguir avanzando", dijo pero volvió a ratificar que el límite de la plata que se puede repartir está en las cuentas fiscales del país, que ya están complicadas. "Tensionadas", fue la palabra que el gobierno eligió para plasmar en el texto.

Así fue que uno de los temas que está en el debe es el de mejorar el gasto. El ministro dijo que ante dificultades para tener más plata para repartir, la clave pasa por sacarle más rendimiento a la plata que se reparte.

En ese sentido Astori admitió que hay aéreas que han recibido mucho presupuesto que no se correspondió con los resultados obtenidos. "Tenemos en el debe un problema importante en calidad del gasto que ente todos tenemos que mejorar", declaró el jefe del equipo económico.

La educación es el área clave para el gobierno en esta instancia. Del total de dinero que se distribuye en esta oportunidad, el 80% es para la educación. Este número por sí solo puede sorprender.

Sin embargo la plata no alcanzará para cumplir con la primera promesa que Tabaré Vázquez pronunció arriba de un estrado en la campaña electoral: "Vamos a dar el 6% del presupuesto para la educación", dijo desatando los aplausos en aquel enero del 2014.

Sin embargo el actual mandatario sabía que corría con un as bajo la manga. Por un lado tenía la promesa verbal. Y por otro el programa del Frente Amplio. Y al mismo tiempo recorrió el país diciendo que cumpliría a "rajatabla" lo que decía aquel libro.

Es que en la página 70 del programa de gobierno que triunfó en las elecciones dice lo siguiente: "se puede exigir presupuestalmente ir hacia el 6% del PIB".

Promesa cumplida.

Astori dijo que eso se cumplió. "Con esta Rendición de Cuentas seguimos tendiendo hacia el 6% y yo considero que estamos cumpliendo la meta, pero no llegamos al seis por ciento", dijo.

El jerarca recordó que el tercer gobierno del Frente arrancó con un presupuesto educativo del 4,8% y con este incremento se llega al 5,15%.

En el texto presentado a la vicepresidenta, Lucía Topolansky, se destaca el esfuerzo en la cantidad de recursos destinados a la educación. Asimismo el gobierno frenteamplista vuelve a comparar la situación con los anteriores gobiernos de blancos y colorados.

"Los recursos públicos invertidos en educación han crecido notoriamente mostrando la prioridad que ha tenido esta área en las últimas tres administraciones. En 2005 los recursos públicos destinados a la educación representaban tan solo 3,2% del PIB; mientras que esta cifra alcanzó el 5% del PIB en 2017, lo que implica un incremento de 165% en términos reales", dice el mensaje del Poder Ejecutivo al Parlamento.

En la hora.

La semana estuvo cargada de noticias poco alentadoras para el oficialismo. El fuerte incremento en los números de rapiñas, un motín violento en la cárcel más grande del país, el dato de la suba del déficit fiscal a 4% del PIB y un paro general nacional de los trabajadores.

A eso se le sumaba el fin del plazo constitucional para entrar la rendición de cuentas, que si bien otorga dinero para la educación, la salud y la seguridad, no es suficiente frente a lo exigido por los gremios de trabajadores.

La euforia mundialista —con el buen momento de la selección uruguaya— no fue lo suficientemente grande como para darle un respiro en la presión desde la oposición al gobierno.

El Ejecutivo decidió tomarse todo el plazo constitucional para entregar el proyecto de ley, y lo hizo justo minutos antes del inicio del partido entre Argentina y Francia, y pocas horas previo al encuentro entre Uruguay y Portugal.

El subsecretario de Economía, Pablo Ferreri, publicó en su cuenta de Twitter una foto del proyecto terminado el viernes a las seis de la tarde. Incluso Astori admitió en la rueda de prensa del sábado que los documentos estaban prontos para entregarlos el viernes en la tarde. "Estamos en el plazo reglamentario para hacer la presentación y por suerte terminamos tranquilamente el trabajo en el día de ayer", dijo el ministro.

Ahora comienza el debate en el Parlamento.

El PIB crecerá 3,3% en 2019 y 3% un año después
Ministerio de Economía y Finanzas. Foto: Archivo

El proyecto de ley habilita una suba del gasto de $ 4.700 millones.

El mensaje financiero que acompaña el proyecto de Rendición de Cuentas contiene una serie de estimaciones sobre el desempeño económico del país para los próximos dos años. Allí se indica que se espera un crecimiento del PIB de 3,3% para 2019 y de 3% para 2020, que el precio del dólar crecerá 9,7% el año que viene y 6,9% el siguiente.

Para la inflación se espera una evolución de 5,9% en 2019 y de 5% en 2020. También se establece que los salarios tendrá un crecimiento promedio real anual de 1,8% el año que viene y de 2% en 2020.

En cuanto al proyecto de ley en sí, este prevé un incremento de unos $ 4.700 millones, de los que $ 1.700 millones son gastos comprometidos, a los que se agregan unos $ 3.000 millones destinados a educación, salud, vivienda y seguridad.

Las cooperativas de vivienda, el acuerdo salarial con los judiciales, los pagos por disponibilidad de las obras por participación público-privada que comenzarán en 2020 y el pago por nocturnidad en el Ministerio del Interior, integran los rubros incrementales comprometidos.

Por otra parte, los rubros educación, salud, vivienda y seguridad pública, es decir, las prioridades definidas a principio de año, contarán con $ 3.000 millones de recursos adicionales. Se completa con un refuerzo a las retribuciones de los funcionarios de los grados más bajos del Ministerio de Defensa.

Los contenidos de la rendición

Acuerdos con y sin Mercosur
En el "complejo contexto internacional", la Rendición de cuentas enfatiza en la necesidad de avanzar en mejorar el acceso a los mercados internacionales mediante acuerdos comerciales, tanto bilaterales, como del Mercosur, con otros países o bloques. Argumentan que la relevancia de este tipo de acuerdos radica en que mejoran la competitividad de los bienes y servicios uruguayos. Mientras tanto, sigue sin votarse en el Parlamento el Tratado de Libre Comercio con Chile, que ya tiene el aval del Frente Amplio.

Retención de haberes por licencia
Las licencias por enfermedad que superen los 60 días en un período de 12 meses o los 90 días en un período de 24 meses, deberán ser comunicadas a la unidad ejecutora a los efectos de realizar Juntas Médicas. Si el interesado no comparece a la segunda citación que le practiquen las Juntas Médicas de ASSE, el Poder Ejecutivo dispondrá la retención de sus haberes hasta un 50%. Si no se determina la imposibilidad permanente, el funcionario debe retomar funciones. Si no lo hace (en un año) se procederá a su destitución.

Llamadas al 911 con localización
Las operadoras de telecomunicaciones, en las llamadas efectuadas a la emergencia 911 desde los servicios de telefonía móvil, deberán proporcionar al Ministerio del Interior, la localización geográfica del dispositivo al momento, con la mayor precisión posible. Por otro lado, solo podrá decretarse como medida de protección una custodia personal, siempre que la persona se encuentre comprendida en el sistema nacional de atención y protección integral a víctimas y testigos de delitos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)