ELECCIONES 2019

Alberto Fernández dijo que "es óptima" la relación personal con Luis Lacalle Pou

"Cuando visité a Martínez dije expresamente que si ganara Lacalle la relación sería tan buena como si ganara Martínez", afirmó.

Alberto Fernández, candidato a la presidencia en Argentina. Foto: EFE
Alberto Fernández, candidato a la presidencia en Argentina. Foto: EFE

A pesar de su "cercanía ideológica" con Daniel MartínezAlberto Fernández, presidente electo de Argentina,  subrayó su "excelente vínculo personal" con Luis Lacalle Pou, que anoche se encaminaba a convertirse en el nuevo presidente luego de 15 años de gestión del Frente Amplio.

"Soy muy amigo de la familia Lacalle. Conozco a Luis por mi amistad con el Cuqui y Julita [sus padres]. La relación personal es óptima. Cuando visité a Martínez dije expresamente que si ganara Lacalle la relación sería tan buena como si ganara Martínez", afirmó a LA NACIÓN el presidente electo argentino cuando se imponía la tendencia en favor del candidato del Partido Nacional.

"Con los Lacalle nos hemos encontrado más de una vez en Uruguay y España", agregó Fernández, más allá de la preferencia del Frente de Todos por Martínez, con quien esperaba contar en su intención de conformar un "polo progresista" que también incluyera al mexicano Andrés Manuel López Obrador.

"El escenario es de derrota, pero esperemos", comentaba un colaborador de Fernández durante la tarde de ayer, aunque destacó: "El vínculo con Lacalle será bueno. Más allá de su posición ideológica, Luis es una persona sensata y nuestros países se necesitan. Ni Alberto, ni Lacalle ni [Sebastián] Piñera son un problema para vincularse. El único que es problemático es [Jair] Bolsonaro", sostuvo un dirigente cercano al presidente electo.

Durante el kirchnerismo, las relaciones entre la Argentina y Uruguay estuvieron influidas de manera directa por el conflicto en torno a la instalación de la pastera Botnia en Fray Bentos y la protesta de los vecinos de Gualeguaychú.

La relación se tensó durante el gobierno de Néstor Kirchner y el propio presidente Tabaré Vázquez reconoció una mejoría en la relación bilateral, que comenzó a reconstruirse con un encuentro con Macri en el Palacio Anchorena, recién en febrero de 2016.

De todos modos, las afinidades entre el Frente Amplio y el kirchnerismo era notorias, tanto que el jefe de los equipos técnicos de Fernández, Nicolás Trotta, llegó ayer a Montevideo para reunirse con el expresidente José "Pepe" Mujica, con quien trabaja en la redacción de un libro.

Conformismo

Con otro resultado el 27 de octubre, el ánimo en la Casa Rosada hubiera sido distinto. Pero días antes de abandonar el gobierno, el presidente Mauricio Macri y su equipo de gestión reaccionaron con medida satisfacción al triunfo del Partido Nacional.

"Lacalle Pou ha sido varias veces candidato: es un dirigente con experiencia. Se trata del fin de un largo período, pero siempre con estabilidad y, más allá del cambio de políticas, habrá una transición ordenada", destacó a LA NACION una alta fuente de la Casa Rosada cuando los sondeos ya otorgaban, de manera extraoficial, el triunfo a Lacalle.

Desde Balcarce 50 recordaron que Macri y Lacalle Pou tuvieron varios encuentros durante los últimos cuatro años y que el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y su secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo, mantuvieron un contacto fluido con el próximo mandatario.

El canciller Jorge Faurie, que siguió las novedades del día electoral a través del embajador argentino en Montevideo, Mario Barletta, estuvo detrás del comunicado de felicitación oficial a Lacalle Pou, que se redactaba al cierre de esta edición.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error