Tiempos violentos

Maleante que amenazó a Leal, acusado de asesinato

Hoy lo formalizarán por un homicidio y tráfico de armas.

Palomares: las tareas de demolición alcanzaron a unas 40 viviendas, entre ellas las de Los Chingas. Foto: Fernando Ponzetto
Palomares: las tareas de demolición alcanzaron a unas 40 viviendas, entre ellas las de Los Chingas. Foto: Fernando Ponzetto

El invierno del año 2018 quedará grabado a fuego en la memoria del director de Convivencia y Seguridad Ciudadana del Ministerio del Interior, Gustavo Leal.

Sociólogo de profesión, el funcionario lideró el proceso de reurbanización de Los Palomares del Casavalle por el que se demolieron 40 viviendas irregulares. Muchas de ellas estaban en manos de la banda "Los Chingas", que se ocupaba de expulsar a sus moradores a punta de pistola.

En la mañana de ayer, detuvieron a un sujeto que hizo saber su intención de matar a Leal. Se trata de uno de los más violentos integrantes de Los Chingas. El dato generó gran preocupación en el Ministerio del Interior y las máximas autoridades, entre ellas el presidente Tabaré Vázquez, debido a la peligrosidad de la amenaza.

La información fue divulgada ayer por VTV horas después de la detención del sujeto.

Una de las demoliciones más notorias fue la que afectó a "Moni", la jefa de Los Chingas. Tenía tres apartamentos en su poder con jacuzzi, ducha escocesa, y otros artículos caros.

La mujer de 39 años de edad cayó presa por "usurpación" a mediados de agosto. La banda había desalojado a varios vecinos de Casavalle y Cerro Norte en el correr del año pasado. Luego, alquilaban estas viviendas se calcula que tomaron posesión de unas 140- a otras personas.

En los pasillos de la Jefatura, donde se hace el fichaje judicial, la mujer se cruzó con Jairo Sosa Sosa, su hijo de 22 años. El joven entró en prisión el 16 de diciembre del año 2017 porque fue detenido portando un sub fusil M1 y una importante cantidad de cartuchos "encamisados", diseñados para romper chalecos anti balas.

Sosa fue apresado en el marco de una investigación que lo tiene como sospechoso del homicidio de un vecino de puerta de 23 años de edad, ocurrido el pasado 21 de agosto y de las amenazas contra Leal, según indicó a El País el fiscal del caso, Juan Gómez.

El jerarca, especializado en Homicidios, agregó que fue en este contexto que se conoció que Sosa habría amenazado varias veces de muerte a Leal. "(Sosa) habría manifestado que se la iban a dar a Leal", dijo Gómez.

Familia.

Jairo Sosa fue detenido ayer mientras dormía. A su lado tenía una pistola Glock 9 milímetros "con poder de fuego ampliado", según explicó Gómez. En su legajo figuran tres antecedentes penales.

El pasado 7 de abril tuvo un altercado con su abuelo, Waldemar Ross Techera, padre de su madre. Discutieron sobre el futuro de Los Chingas.

Mientras el abuelo, un hombre con siete antecedentes penales y años de experiencia carcelaria, era partidario de bajar el perfil de la banda familiar, el nieto era de la idea de ampliar los horizontes y aplicó la frase "si somos, que se note".

Jairo resolvió el intercambio a los tiros. Tomó su pistola y la descargó sobre el cuerpo de su abuelo. El crimen se produjo ante la mirada de su abuela, que lo señaló como autor del hecho ante la Justicia y dos de sus tías, una de ellas está presa por extorsión.

Fue atrapado por la Policía y, tras ser declarado inimputable, fue enviado al hospital psiquiátrico Vilardebó. Permaneció un mes en ese lugar y volvió a las calles, según fuentes policiales.

Esta tarde la Fiscalía de Homicidios lo formalizará por homicidio y tráfico de armas. Las amenazas contra Leal serán tratadas por otro fiscal.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º