Publicidad

Sebastián Marset no se arrepiente y envía mensaje: "Yo no voy a entregarme nunca; búsquenme nomás"

El programa de Canal 4 emitió la segunda parte de la entrevista con el narcotraficante donde habló de sus negocios, su familia, la fe y el fútbol.

Compartir esta noticia
Sebastián Marset
Sebastián Marset
Foto: Santo y Seña (Canal 4).

Redacción El País
Sebastián Marset, el narcotraficante uruguayo más buscado, dio una entrevista al programa de televisión Santo y Seña (Canal 4), cuya segunda parte se difundió este domingo. "Yo no voy a entregarme nunca; búsquenme nomás", fue su mensaje final en la exclusiva nota.

En la segunda parte de esta entrevista el narcotraficante negó haber amenazado de muerte a la fiscal Mónica Ferrero en 2020. "Me catalogan de muchas cosas, pero no tiene por qué ir el negocio de la mano de matar o poner bombas", aseguró.

Vinculación con homicidio de su socio en 2018

En 2018, a Sebastián Marset se le indagó como presunto autor de su amigo de la infancia y posible socio, Alfredo Rondán.

Consultado por la periodista Patricia Martín por las irregularidades de la causa, como que se perdiera su declaración ante la fiscal Darviña Viera.
“Confío en la Justicia de Uruguay. No había prueba de que participé del homicidio y correspondía que fuera sobreseído”, aseguró Marset.

“Tu declaración era en tu defensa”, repreguntó Martín y Marset lo confirmó.

Vinculación con Mutio

En la entrevista, Marset también fue consultado por su vinculación con el empresario Martín Mutio, condenado a 15 años de prisión tras la incautación de 4,5 toneladas de cocaína en el puerto alemán de Hamburgo.

"No. Desconozco todo ese caso, no conozco a Mutio, tengo cero vinculación", aseguró.

El lado religioso de Sebastián Marset

"Me crié en Piedras Blancas. Viví una infancia buena, mis padres se separaron pero dentro de todo tuve una buena madre, la tengo hasta el día de hoy gracias a Dios, y un buen padre", contó el narcotraficante sobre su infancia en la entrevista que ofreció a la periodista Patricia Martín.

"Estudié hasta tercero de liceo, siempre fui buen alumno, fui abanderado, buenas notas", detalló y aseguró que su materia favorita era Matemáticas.

Consultado por si tiene miedo a algo, no lo dudó: "Temor y respeto a Dios. Miedo a nada".

"Soy de mucha fe. Aunque me pasaron cosas duras siempre fue Dios sacándome de un lugar y poniéndome en otro".

Su amor por el fútbol

“Me gusta mucho el fútbol”; “Nunca estuve metido en un equipo de fútbol por lavar dinero, lo mio es pasión por el fútbol”, aseguró el narcotraficante.

Consultado por el porqué de usar el número 23 en su camiseta, detalló que el número 23 es por San Jorge. “Es mi número”, afirmó.

La familia

“Para mí está Dios (señala arriba) y mi familia (al mismo nivel). Después todo el resto. Muero por mis hijos, por mi mujer, por mi familia. Hoy por hoy no puedo estar cerca de mi madre y mi padre, a veces uno necesita un abrazo, un te amo. Mis hijos y mi mujer son mis compañeros de vida. Soy un buen padre. No alcohol, no joda; algún churrasco con amigos, algún asado. Pero más bien paso el tiempo con mi familia, si salgo a las 18 o 19 horas ya estoy en casa", aseguró Marset en la entrevista.

También aseguró que extraña cosas de Uruguay: "Se extraña el país de uno. Se extraña el dulce de leche, un asado con la familia".

"Mis hijos lo viven normal. Para mí normal es que ellos vayan al colegio y tengan fútbol o natación, pero con la situación en la que estamos no están pudiendo ir al colegio pero papá y mamá les enseñan en casa", lamentó el narcotraficante y dijo que sueña con "el momento de vivir una vida normal".

Sin arrepentimiento por el pasado

"Tengo un pensamiento del pasado, no se puede cambiar. Si pudiera cambiar el pasado, cambiaría muchas cosas pero lo que pasó es lo que tenía que pasar. Me queda mucho por vivir para cumplir todas mis metas", prosiguió.

"Arrepentirme no me arrepiento de nada. Si pudiera volver el tiempo atrás sabiendo el futuro capaz que no hubiera tomado este camino pero arrepentirme no me arrepiento de nada", remarcó.

Además, envió un mensaje a la Justicia de Paraguay: "Someterme a la Justicia de Paraguay no lo voy a hacer".

Hacia el final del programa, se emitió un nuevo audio enviado este mismo domingo por Sebastián Marset enviando un mensaje claro a la Justicia uruguaya.

"Nunca hablé de entregarme, eso no está en negociación. Solo hablé de mi hermano, mi mujer y mi cuñado. Tampoco era negociación sino que fueran justos, pero parece que la política en todos los países hace lo que quiere, y está bastante en complot contra mí", expresó.

"La mafia, esa mafia de la política no es justa. Búsquenme nomás, yo no me voy a entregar nunca. Tampoco me siento acorralado como dicen. Me río nada más. Nadie quiere decir la verdad de esa operación a Ultranza, que es una payasada. Ya lo haré saber. Le piden 22 años de pena a mi mujer, están mal de la cabeza", prosiguió.

"Ahora quiero terminar el año tranquilo, con mi familia. Pero el próximo año sabrán si soy ángel o demonio. La mafia de la política es la peor, la más traicionera. Pero les dejo claro que no les tengo ni un poquito de miedo", dijo Marset.

"Ah… Se me olvidaba algo. Pedirle disculpas a Paraguay. Salieron a volar mis helicópteros el día que vino la periodista y el abogado y no les pedí permiso. La próxima les aviso antes", sentenció.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

Sebastián Marset

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad