INVESTIGACIÓN

Detienen a joven por caso de policía asesinado

Tiene 18 años y fue encarcelado después de un allanamiento.

Fontes tenía 39 años, integraba la dirección de la Escuela Nacional de Policía y también era parte de la banda de música.
Fontes tenía 39 años, integraba la dirección de la Escuela Nacional de Policía y también era parte de la banda de música.

La Policía detuvo a uno de los sospechosos del asesinato de John Fontes, ocurrido el 28 de enero, cuando el efectivo de la misma fuerza iba en su bicicleta y fue víctima de una rapiña. El sospechoso de 18 años fue detenido tras una allanamiento realizado en la zona de Villa Española. Fontes había salido a realizar deporte en el barrio Pérez Castellano como lo hacía habitualmente cuando fue víctima de una rapiña y recibió un balazo en la axila. Al momento del homicidio, el policía estaba desarmado.

Otro de los sospechosos del crimen está “plenamente identificado”, según informaron fuentes policiales. Las grabaciones de las cámaras de seguridad privadas y del Ministerio del Interior fueron fundamentales para la identificación.

Por este caso ya habían sido detenidas tres personas, entre ellas el dueño de la moto que utilizaron los homicidas y otros dos delincuentes que resultaron condenados por otros delitos.

Los restos de la víctima fueron enviados a Trinidad, Flores, por pedido de sus familiares. Allí se realizó el sepelio y estuvieron presentes cientos de personas. Fontes tenía 39 años, integraba la dirección de la Escuela Nacional de Policía y también era parte de la banda de música. Era hijo de un comisario retirado y vivía solo en una casa de la calle Robinson, en el barrio Pérez Castellano. Ese caso fue el primer crimen ocurrido contra un uniformado en 2019.

El hecho

Sobre la hora 14:00 salió a andar en bicicleta. Cerca de las 17:00 estaba en la calle Bruselas, casi Serrato, volviendo a su casa. Allí fue interceptado por dos hombres que venían en una moto de alta cilindrada. Le llevaron una mochila y la bicicleta. No se resistió pero igual le dispararon a quemarropa.

Tras el ataque, los delincuentes huyeron a toda velocidad hacia la calle Robinson. El agente policial se sintió herido y salió caminando rumbo a la calle Robinson. Dobló y cuando estaba en la mitad de la cuadra, casi enfrente a su casa, se desplomó. Un vecino que dijo tener conocimientos de enfermería y estaba en la vereda, fue el primero en auxiliarlo.

Los dos primeros efectivos policiales que llegaron al lugar procedieron a su traslado hacia el Hospital Policial en su patrullero, pero pese a los esfuerzos médicos, el hombre falleció en el Hospital a causa de la gravedad de la herida.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)