HINCHA 

Cómo fue la detención del sospechoso de matar a menor de 17, según fiscal

El indagado, de 28 años y un antecedente penal, estaba en Rivera y se cree que pretendía fugarse del país.

Patrullero de la Policía durante un operativo. Foto: Estefanía Leal
Patrullero de la Policía durante un operativo. Foto: Estefanía Leal

El dato que tenía la Policía era que el presunto asesino del joven de 17 años que murió de un disparo en La Unión días atrás podía estar en Brasil, pero las autoridades lo detuvieron finalmente en la ciudad de Rivera, donde se encontraba con otro hincha de Nacional, contó a El País la fiscal del caso, Mirta Morales.

“Se hizo un muy buen trabajo entre los equipos de la Policía y la Fiscalía, y en el que tuvimos que ser muy pacientes y reservados” con la información, contó Morales, a cargo hasta ayer de esta investigación, pues ahora comienza la licencia y continuará al frente de la causa la fiscal de Homicidios Adriana Edelman.

El desafío de los últimos días era capturar al delincuente —de 28 años y con al menos un antecedente penal— antes de que se jugara el primer clásico de verano este sábado, una prioridad que era casi absoluta en el Ministerio del Interior porque siempre se entendió que la detención del supuesto implicado descomprimiría la tensión entre ambas barrabravas.

Por eso se hicieron varios allanamientos en Montevideo esta semana, sin suerte, hasta que finalmente, a través de “testimonios”, llegó el dato a la Fiscalía de que podía encontrarse en la frontera con Brasil, con la intención de irse del país.

Fue detenido a primera hora de esta mañana, tras un allanamiento a dos viviendas de la capital departamental, y ahora será trasladado a Montevideo para que declare y sea luego imputado por este hecho.

Lo que se sabe es que “en los hechos formaba parte de la barra” de Nacional, señaló Morales.

“No me queda ninguna duda”, añadió la fiscal, y agregó que él se consideraba “muy amigo de Washi”, en relación a Washington Simón, el otro hincha de Nacional fallecido el 10 de enero tras un tiroteo cuatro días antes en la avenida 8 de Octubre. Esta persona era, además, uno de los condenados por el homicidio de Hernán Fiorito, parcial aurinegro que murió tras un ataque a tiros en 2016 a manos de hinchas de Nacional.

“Él se consideraba muy amigo y estaba muy mal el día de la muerte”, dijo Morales. Fue ese día, el lunes 10 de enero, en que se dio la muerte del adolescente de 17 años al ser atacado mientras se trasladaba en bicicleta vistiendo una camiseta de Peñarol.

De acuerdo a la principal hipótesis de la investigación, el autor y un acompañante que iba con él en una moto salieron del Casmu de 8 de Octubre, en donde se encontraba Simón herido de muerte, con la intención de tomar represalias.

Sobre este otro caso no ha habido hasta ahora ningún detenido, aunque la Policía sigue trabajando.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error