CRIMINALES CONSUMADOS

Del "cuento del tío" al engaño por internet: así estafan los delincuentes a sus víctimas

Los delincuentes utilizan un “menú” variado de engaños para así vulnerar a las víctimas. Muchas veces deben realizar un trabajo de inteligencia.

laptop
Ofrecía productos, pedía un giro con la plata y luego bloqueaba a sus “clientes”. Foto: Shutterstock

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Se hacen pasar por familiares, llaman por teléfono, ofrecen electrodomésticos baratos y piden adelantos, utilizan las redes sociales. Los delincuentes utilizan un “menú” variado de engaños para así vulnerar a las víctimas. Muchas veces deben realizar un trabajo de inteligencia para obtener datos y perfiles que luego utilizan para llevar adelante la estafa.

Ayer la Fiscalía de Flagrancia de 5° Turno, a cargo del fiscal Diego Pérez, logró que se acusara a un hombre por reiterados delitos de estafa. El delincuente había accedido al teléfono de un hombre de 88 años. Lo llamó, se presentó como su nieto y le dijo que su padre (hijo de la víctima) le pidió retirar plata del banco porque se iba a venir a un corralito. Entonces le marcó los pasos a seguir: el hombre debía sacar la plata del banco y un “contador” se iba a presentar en su casa para retirar ese dinero. En este caso retiró $ 75.000. Pero esta vez “el cuento del tío” falló. El estafador le dio un plazo de 24 horas a la víctima y se volvió a comunicar. Lo que el delincuente no sabía es que la víctima se iba a comunicar con su hijo y así enterarse de que había sido engañado. Ahí empezó la estrategia. Cuando el delincuente se volvió a comunicar , ya había un operativo policial pronto para detenerlo. Investigadores de la Zona Operacional II de Montevideo lo esperaron. La víctima hizo pasar a al hall del edificio al delincuente y todo quedó registrado por las cámaras.

El fiscal Pérez logró ayer la imputación de esa persona que, mientras continúa la investigación, deberá permanecer 90 días en prisión preventiva como medida cautelar.

“En este caso estuvo la pronta respuesta policial y hubo también una reacción de las víctimas muy buena”, explicó el fiscal Pérez a El País.

En ese sentido hizo hincapié en la importancia en que las personas estén atentas, así como sus familiares y que las víctimas intenten verificar con el familiar que invocan los estafadores o con algún otro sobre la veracidad del relato. “Antes que nada deben llamar a la Policía o corroborar con otro familiar. Se debe desconfiar”, recomienda Pérez. Pero el “cuento del tío” no es el único engaño que utilizan los delincuentes. Esta misma Fiscalía logró imputar el 26 de junio a un hombre que estafó a 33 personas a través de distintas redes sociales. Las fiscales Serrana Fernández y María José González Lijo lograron identificarlo y fue detenido por investigadores policiales de la Zona Operacional IV de Montevideo.

El hombre publicaba y ofrecía championes, playstation y televisores a través de distintas plataformas. Una vez que la persona se comunicaba para realiza la compra, el hombre les pedía que giraran el dinero por una red de cobranza para entregarles el producto. Pero la plata llegaba y el producto comprado no. El delincuente retiraba el dinero y luego bloqueaba los números de “sus clientes”. Las maniobras de este hombre, según se desprende de la investigación fiscal, se dieron entre el 2 de agosto de 2018 hasta el 22 de junio de 2020. Los montos de dinero que cobró oscilaron entre los $ 1.000 y los $ 9.000. Luego de un juicio abreviado, llevado a cabo el pasado 26 de junio, el delincuente fue condenado por un delito continuado de estafa y deberá permanecer en prisión efectiva por 18 meses.

Bajo esta misma modalidad, el pasado 11 de junio en Toledo (Canelones) también fue a prisión un hombre que ofrecía productos, cobraba el dinero y luego bloqueaba a los compradores. El fiscal Pérez explicó que esta tipo de estafas “son modalidades recurrentes” de los delincuentes y que “cae mucha gente” en estos engaños. Desde el 1° de noviembre de 2017 a la fecha, se registraron más de 2.650 denuncias solo por el “cuento del tío”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados