OPERATIVO

Capturan en Brasil a criminal uruguayo fugado; integraría banda que tiene en vilo a la frontera

Se determinó el lugar donde estaba refugiado y se montó un operativo. Finalmente fue capturado por Interpol. Ahora se encuentra recluido en una cárcel de Santana do Livramento y será extraditado.

Investigadores supieron del paradero del delincuente y lograron ubicarlo. Foto: Fernando Ponzetto
Investigadores supieron del paradero del delincuente y lograron ubicarlo. Foto: Fernando Ponzetto

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Había llegado con otras tres personas, en auto, a una casa ubicada en el barrio Lavalleja. Se bajó del vehículo con sus acompañantes y todos entraron a la vivienda. Después vinieron las amenazas, los disparos que dieron muerte a la mascota que estaba en el lugar, y el incendio.

Los delincuentes rociaron las paredes del lugar, mientras la mujer que estaba adentro pedía que no hicieran nada. Las súplicas no importaron y la casa comenzó a arder.

Ese 29 de marzo de 2020 la Policía de Rivera llegó de inmediato. La mujer les dijo a los policías que cuatro delincuentes armados con escopetas y revólveres irrumpieron en su casa, donde también estaban sus dos hijos menores de edad, y le dijeron: “Íbamos a volver”.

Luego contó que los criminales agarraron botellas con nafta y empezaron a rociar las paredes de la casa. La mujer y sus hijos, dijo, lograron huir por el patio del lugar. Ahí fue cuando los delincuentes encendieron el combustible y, antes de escapar en el auto que estaba estacionado, dispararon tres veces contra el perro de la familia.

Tras una serie de allanamientos, la Policía de Rivera logró detener uno de los sospechosos. El detenido negó su participación en el hecho y fue conducido a la Fiscalía. La fiscal Alejandra Domínguez formalizó la investigación penal contra el hombre y pidió que fuera enviado a prisión preventiva a la espera del juicio oral, por ser presunto autor de un delito de incendio y tenencia de estupefacientes para no consumo. La sede judicial, en cambio, determinó la prisión domiciliaria por un lapso de 120 días.

Según indicaron a El País fuentes cercanas a la investigación, los delincuentes habían ido a la casa de la mujer para matar a alguien allegado a la familia, pero no lo habían encontrado. De hecho, un mes antes del incendio esa misma casa había sido atacada de 60 balazos. Era cuestión de tiempo: el homicidio del hombre que la banda tenía en la mira finalmente ocurrió tres meses después, en junio.

Los investigadores señalan que los delincuentes pertenecen a “Os Manos”, un grupo criminal que opera en la frontera y que se disputa el territorio para la venta de droga con otras bandas. Por el crimen del hombre en junio hay otra persona formalizada. El delincuente fue enviado a prisión preventiva por un delito de homicidio muy especialmente agravado.

Fuga de criminal.

El delincuente formalizado por incendiar la casa de una familia en el barrio Lavalleja, y señalado como integrante de la banda criminal, se fugó de la domiciliaria en mayo.

La fiscal había apelado la medida cautelar dispuesta por la Justicia, y un Tribunal de Apelaciones había resuelto revocarla. La fuga ocurrió cuando se enteró de que sería trasladado a la cárcel Cerro Carancho.

En uno de los controles semanales que la Policía hacía para constatar que el hombre estuviera cumpliendo con la medida, no se lo encontró. La mujer que vivía junto al imputado les dijo a los efectivos que el hombre había salido hacía unos tres días y no había regresado.

A partir de ese momento se emitió un pedido de captura nacional e internacional para dar con su paradero. La jefatura de Policía de Rivera se comunicó con Interpol y se activó la alerta roja.

La Dirección de Investigaciones realizó un trabajo de inteligencia y reunió información que indicaba que el hombre había huido a la ciudad Santana do Livramento (Brasil). En comunicación con Interpol se determinó el lugar donde estaba refugiado y se montó un operativo. Finalmente fue capturado del lado norteño la semana pasada.

Ahora se encuentra recluido en una cárcel de Santana do Livramento y será extraditado a Uruguay para ser investigado pon el ataque a una casa con el fin de asesinar a una persona.

“Os manos”, una “facción” peligrosa de Brasil

El delincuente que fue capturado por Interpol, luego de la investigación de la Policía de Rivera, es integrante de “Os Manos”. Esta banda, surgida a fines de 2018, opera en Brasil y en Uruguay. Tienen sicarios y logística para comercializar la droga tanto en suelo norteño como en uruguayo. Según indicaron fuentes policiales a El País, este criminal había sido baleado en 2018 por un integrante de la banda contraria, “Bala na Cara”. El principal líder, agregaron los informantes, es un uruguayo apodado “Cachorrinho” que está recluido en Brasil.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados